El PJ decide el armado de un gran frente electoral

EL CONGRESO DEJARA A VERNA LA DECISION DE DESDOBLAR O NO LAS ELECCIONES

Con la mira puesta en las elecciones generales del año próximo, esta tarde se desarrollará en Quemú Quemú un nuevo Congreso del Partido Justicialista pampeano. La separación entre las elecciones provinciales y nacionales del año próximo es uno de los temas destacados del encuentro. El otro, la posición a tomar ante las alianzas electorales. La postura es avanzar en ese sentido siempre y cuando se haga bajo el paraguas del Partido Justicialista, y nada de rótulo alternativos. Se espera que prime un clima de unidad entre los sectores internos y un fuerte mensaje de posicionamiento político ante al gobierno nacional.
El Congreso Provincial del PJ se realizará hoy a partir de las 14 en Quemú Quemú, donde se espera la presencia de unos 500 congresales. Será encabezado por el gobernador Carlos Verna y el presidente del PJ pampeano Rubén Marín, entre otras autoridades partidarias.
Los temas son dos, principalmente. El desdoblamiento de las elecciones de 2019, por el que se emitiría el apoyo a una idea que ronda en la Casa de Gobierno en ese sentido, y la renovación de las autoridades del justicialismo, algo que se postergaría y se brindaría al Consejo Provincial del PJ la facultad para fijar la fecha de las elecciones partidarias.
El gobernador Verna será el anteúltimo orador de la tarde. Hará un informe sobre la situación institucional de la provincia. Cerrará la reunión el presidente del partido, Rubén Marín, que hará la lectura política del momento.

Desdoblamiento.
La idea de desdoblar las elecciones de 2019 -provinciales en una fecha, y nacionales en otra-, “sería una forma de asegurar el federalismo en el país”, sostuvo hace un mes Rubén Marín, luego de presidir la reunión del Consejo del PJ en la que se le puso fecha a ese congreso.
En aquella oportunidad, al ser consultado por el tema del desdoblamiento, Marín afirmó: “No sé si lo definirá el Congreso del partido o se dará facultad para que el gobernador determine qué se hará con el tema. Hay un consenso genérico para avanzar en ese sentido; y además pienso que sería una forma de asegurar el federalismo, por encima de cualquier especulación electoral que se pretenda hacer”.

Frente electoral.
Otra definición que abordaran los congresales peronistas será la postura del partido ante las eventuales alianzas rumbo a 2019. El clima previo indica un viento a favor en ese sentido pero con una condición innegociable: que sea bajo el paraguas de Partido Justicialista, nada de otras denominaciones.
Varias fuerzas políticas del arco “panperonista” ya han manifestado su voluntad de acercarse al PJ para lograr la suma de votos que permita enfrentar a la coalición Cambiemos. La salida del ex ministro de Gobierno, Juan Carlos Tierno, del cargo facilitó las negociaciones y abrió aún más la puerta a esta posibilidad.
Otros sectores, en cambio, expresaron su enojo con el gobernador Carlos Verna por haber convencido a los diputados Ariel Rauschenberger y Melina Delú a votar a favor de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Dijeron que esos votos marcaron un antes y un después en su relación con la dirigencia peronista actual.

Más mujeres.
Otra cuestión que seguramente se aprobará será la modificación de la Carta Orgánica del partido para que haya paridad de género. La iniciativa fue presentada por militantes de Compromiso Peronista y plantea una equivalencia del 50 por ciento entre mujeres y varones en cargos partidarios y en las elecciones. Lo que se hará en realidad será adaptar la norma interna del partido a la legislación nacional que desde fines del año pasado dispone la igualdad de presencia en los cargos partidarios.
“Es algo que se viene, será un día antes o algo después, porque no se puede ir contra la corriente. Además porque las nuevas generaciones imponen sus propias reglas de juego, y está bien. Y en todo esto también, obviamente, tendrá su influencia la rama femenina”, sostuvo Marín la reunión del Consejo de principios de julio.
También se analizará la reforma del sistema electoral para que las minorías tengan mayor representación, en función de que el partido contenga a todas las expresiones.