Inicio La Pampa "El PJ perdió en diez comunas del sur"

«El PJ perdió en diez comunas del sur»

ABEL SABAROTS ASEGURO QUE EL GOBIERNO PROVINCIAL DESCUIDO A LOS MUNICIPIOS SUREÑOS

Hijo de la familia que alumbró la empresa de transporte El Zorzal, el radical Abel Sabarots se prepara para su desafío político más importante: asumir la intendencia de su ciudad, General Acha, y devolverla a la senda que años atrás había trazado el fallecido intendente Roberto Zamora, al que consideró un visionario. El legislador provincial aseguró que no será posible ese logro sin los aportes de los gobiernos provincial y nacional.
Invitado en el programa La Parte y el Todo, que se emitió por CPEtv, Sabarots dijo que fue fundamental para consolidar el triunfo de Cambiemos por sobre la Unión Vecinal Achense y el PJ la decisión de no realizar internas locales y trabajar en un armado conjunto entre la UCR, el PRO y el resto de los partidos que conformaron el frente.
«El 20 de diciembre cerramos listas con todos los espacios de General Acha, con el PRO, peronistas, independientes… Yo encabezaba la lista y empezamos a trabajar en ese momento, con instituciones, a reunirnos, fue un trabajo en equipo que se consolidó con el tiempo. En febrero, en las internas provinciales, cada uno trabajó para su precandidato a gobernador, pero eso no afectó en nada el armado local», explicó.

-En Santa Rosa hace años que no se reelige un intendente, ¿cómo es la situación en General Acha?
-Parecida. Por eso la campaña fue localizada, pensada en las propuestas para la ciudad, porque estaba claro que el contexto nacional no nos ayudaba.

-El provincial tampoco.
-Empezó mal y terminó de la misma manera, obviamente que los procesos internos dejan heridas y esto ocurrió. Igualmente, hubo múltiples factores que contribuyeron al resultado del domingo 19 en la provincia pero, en el caso de Acha, no tener un proceso interno local ayudó mucho en obtener este logro.

-¿Cuál fue el error o el defecto de la Unión Vecinal Achense que terminó tercera?
-En esta última etapa, si bien las cuentas del municipio están ordenadas, creo que hubo falta de gestión. También un claro enfrentamiento del Departamento Ejecutivo con el Concejo Deliberante, la gente palpa esto de la confrontación permanente y la descalificación. Nosotros nunca entramos en este juego. Incluso en los últimos días se pasaron algunos límites en la política, como el de la descalificación personal.

-El achense siempre está buscando a un «Vasco» Zamora. ¿Eso te coloca una vara alta como intendente?
-Zamora fue un visionario. Fijate que habló del Parque Eólico y los molinos de la Cosega 20 años antes. El tenía un claro objetivo trazado: potenciar el turismo para General Acha. Claramente dejó marcas en la ciudad y lamentablemente pasó lo que pasó a los seis o siete meses de su gestión (NdR: falleció tras sufrir un siniestro vial). Yo era asesor del Concejo Deliberante en ese momento, la verdad trabajé muy cómodo con él, pero se truncó esa posibilidad. La Junta Vecinal hizo una gestión ordenada pero los municipios dependen mucho del gobierno provincial y Acha no es la excepción.

-¿Les faltó apoyo de la provincia?
-Nosotros marcamos en la campaña la necesidad de que se mire también al sur. Cuando uno analiza finamente la elección, puede ver que el partido del gobierno provincial perdió las elecciones en diez municipios del sur provincial. Este no es un dato menor. Es una discusión que también tenemos que dar, respecto de la mayor equidad en la distribución de los recursos provinciales.

-Verna cuando asumió hace cuatro años dijo que la Provincia tiene una deuda con Santa Rosa. Me da la sensación de que Acha también necesita infraestructura. ¿Cuáles son los problemas que se deben resolver con el apoyo de la provincia?
-Acha no es ajena a la falta de trabajo. La obra pública es importante y en la última asignación de viviendas nuestra ciudad no estuvo porque superaba los 10 mil habitantes. Es necesario en el caso de Acha la inversión de obra pública provincial y nacional, tanto en lo que es el ingreso, las colectoras, un nuevo ingreso para el transporte pesado, la ampliación de la pista del aeródromo, el apoyo a los emprendedores más chicos… Acha tuvo dos hechos importantes: el cierre del frigorífico con 127 empleados y la zozobra por el posible traslado de la delegación de la Gendarmería Nacional. La ampliación del aeródromo pondría fin a la posibilidad de que la Gendarmería, que son 400 familias, se vaya. También hablamos de la necesidad que tiene Acha en la asignación de recursos para pavimento. Verna anunció pavimento para General Pico, para Santa Rosa, pero en Acha, no. Más allá que como achenses necesitamos poner en marcha la planta de asfalto, que se compró hace tres años y nunca funcionó, se hicieron solo tres cuadras de asfalto. Se hizo una buena obra, que es el Promeba, pero necesitamos el entoscamiento de las calles de la ciudad. Es difícil afrontar obras de magnitud sin el apoyo de la provincia de la Pampa.

-¿Cómo es tu diálogo con Sergio Ziliotto?
-Es muy buena. Lo conozco a Sergio porque en algún momento fui representante de la empresa de transporte de mis padres, El Zorzal, y trabajamos en la ley 987. Sergio en ese momento era el director de Transporte de la provincia y el ministro de Obras y Servicios Públicos era el actual gobernador Carlos Verna. Así que tengo un diálogo fluido, lo saludé el día martes posterior a la elección. Creo que va a ser una relación institucional como corresponde, entre el tercer municipio de la provincia y el gobernador. No tengo dudas de que en los temas que vamos a poner en agenda vamos a trabajar en forma conjunta.

«Fuerte autocrítica».
Sabarots dijo que la mala elección provincial no se puede achacar a Daniel Kroneberger, el diputado nacional y candidato a gobernador del Frente Cambiemos, sino al desorden en el proceso que llevó a la elección del precandidato radical y a la necesidad de abandonar las coaliciones electorales y privilegiar los frentes políticos.
«Nos debemos una fuerte autocrítica en el seno del partido, dejar de tener coaliciones electorales y hacer coaliciones políticas, con mayor sustentabilidad en el tiempo y generando confianza para adentro y también hacia afuera», dijo.
Sabarots abogó por retomar el programa progresista que su partido tenía con el Frepam. En ese sentido, se mostró partidario de volver a sumar esfuerzos con partidos como el Socialista y el GEN, además del macrismo. «Siempre lo hemos propiciado y la vieja discusión de Gualeguaychú discutía sobre eso, si ampliar la base u orientarla hacia un solo lado. Hoy se vuelve a rediscutir, tres años y medio después, cuál es el frente que se va a propiciar».
Respecto al rol de la UCR en la coalición Cambiemos en el ámbito nacional, aseguró que el partido radical debe tener mayor incidencia y ser una parte fuerte del frente. «No podemos ser convidados de piedra del gobierno nacional y enterarnos por los diarios de las decisiones clave. Yo lo dije siempre, no es de ahora. El radicalismo de La Pampa ha sido crítico del gobierno nacional, con el tema de la Corte Suprema, las Asignaciones Familiares o el incremento tarifario».