Inicio La Pampa El quinto día sin colectivos y sin solución

El quinto día sin colectivos y sin solución

HOY SE REUNEN CON LAS AUTORIDADES PARA DESTRABAR EL CONFLICTO

Desde la comuna esperan llegar a un acuerdo con la empresa para que cumpla con el contrato y que se siga prestando el servicio en el marco de la emergencia.
En la previa a la reunión con las autoridades de Autobuses Santa Fe, desde la Municipalidad de Santa Rosa anticiparon que aplicarán sanciones a la empresa por la suspensión del servicio. Así lo confirmó el director de Control e Inspecciones de Servicios Públicos, Pablo Pera Ibarguren, quien manifestó que poseen «herramientas administrativas para evitar ese incumplimiento a través de sanciones económicas».
El funcionario municipal estuvo presente en el acto por el Día de la Independencia y, en diálogo con la prensa, se refirió a la crisis que atraviesa el servicio de transporte en la ciudad desde el pasado sábado, cuando la empresa Autobuses Santa Fe decidió suspender el servicio ante las pérdidas económicas ocasionadas por la quita de subsidios.
En ese marco, Pera Ibarguren explicó que «en el pliego licitatorio están establecidas todas las sanciones por la interrupción del servicio. Nosotros desde la Municipalidad, como autoridad de aplicación, estamos realizando las actas de constatación de que el servicio no se está prestando, eso va a seguir el carril administrativo correspondiente».
A su vez, indicó que la comuna realizó el pasado viernes, cuando la empresa ya había notificado que unilateralmente iba a interrumpir el servicio a partir de las 0 horas del sábado, «una presentación en la Justicia de una medida autosatisfactiva» para que «la Justicia que notifique a la empresa que debe garantizar la prestación del servicio y que evite retirar unidades que actualmente se encuentran en el predio». La medida «tuvo un rechazo por parte del juzgado interviniente y actualmente, se encuentra apelada por la municipalidad».

Sanciones.
El funcionario comunal advirtió que «si hay una actitud de la empresa de no querer cumplir, nosotros como Municipalidad tenemos herramientas administrativas para evitar ese incumplimiento a través de sanciones económicas».
En ese sentido, explicó que «tomar el servicio también es una posibilidad por parte de la Municipalidad, pero para todo eso se necesita la intervención de distintos actores, como la Administración municipal y el Poder Judicial», que puede tomar «distintas medidas judiciales para hacer cumplir lo que la empresa debe cumplir por pliego y por contrato».
En relación a la chance de que el Municipio se haga cargo del servicio, Pera Ibarguren sostuvo que «uno de los artículos del pliego licitatorio establece esa posibilidad». Sin embargo, afirmó que pretenden «llegar a un acuerdo y no a esa instancia, porque materializar ese artículo del pliego licitatorio implica unas cuestiones administrativas y financieras a evaluar».
«Es una de las posibilidades pero el principal objetivo de la Municipalidad es poder llegar a un acuerdo con la empresa, para que se siga prestando el servicio en el marco de la emergencia como se viene prestando hasta ahora», remarcó.

Reunión.
Altolaguirre también manifestó que habrá sanciones para la empresa y afirmó que «se le va a aplicar todo lo que corresponde». Por otra parte, se refirió a la reunión que mantendrán hoy con las autoridades de Autobuses Santa Fe y explicó que el objetivo principal «es tratar de llegar a un acuerdo, la voluntad de diálogo con la empresa siempre estuvo. Incluso, para intentar evitar el levantamiento del servicio desde el sábado se le ofreció adelantarle el subsidio del mes, para esperar hasta el miércoles y no generar estos inconvenientes a los vecinos, pero no aceptaron porque no tenía poder de decisión la gente de Santa Rosa».

Alternativas.
Tras la suspensión del servicio, Altolaguirre explicó que se barajan «distintas alternativas» para solucionar el conflicto. En las últimas horas, el Centro Empleados de Comercio reveló que estaba interesado en hacerse cargo de la prestación a través de su mutual, Amusim.
Al respecto, Altolaguirre remarcó que «es una alternativa muy viable para la prestación del servicio» y comentó que ya ha mantenido conversaciones con el secretario General del gremio, Carlos Nemesio, y su adjunto, Rodrigo Genoni. El intendente reveló que también se reunió con su sucesor, Luciano di Nápoli, para manifestarle «la situación que estábamos viviendo con Autobuses Santa Fe, porque también está la posibilidad de llamar a una nueva concesión del servicio o municipalizar, cooperativizar, pero esto lleva un proceso». Sin embargo, precisó que «lo que se pretende es que la empresa cumpla el contrato».

«Mucho más caro»
El intendente Altolaguirre volvió a responsabilizar al Gobierno provincial por la crisis en el transporte que vive la ciudad y recordó que se le ha enviado notas «desde el Concejo Deliberante y desde el Ejecutivo municipal al gobernador (Carlos Verna) pidiéndole por el subsidio para el transporte, particularmente para el gasoil».
A su vez, resaltó que «esta medida que tomó Autobuses Santa Fe, no está perjudicando a los estudiantes por el inicio del receso escolar» y afirmó que «en caso de que el servicio se caiga, el transporte tiene que ser garantizado por el gobierno provincial cien por ciento».
«Porque es obligación del gobierno provincial garantizar que los chicos puedan educarse. Hoy la Provincia tiene en la ciudad unas empresas que llevan los chicos de los barrios a las escuelas, pero en caso de que esta medida hubiera sido en plena época escolar, tendría que ver la Provincia lo que le costaría esa salida del servicio», agregó.
En ese sentido, destacó que «el Municipio está haciendo una inversión importante en el boleto estudiantil gratuito», pero insistió en que el gobierno provincial «debería garantizar y aportar para contribuir a solucionar este problema».
«Si no hay subsidio para Autobuses Santa Fe, se va a tener que hacer cargo del transporte escolar que le va a salir mucho más caro», concluyó.