miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa El sacerdote Hugo Pernini: "Nada me vincula con un ilícito"

El sacerdote Hugo Pernini: «Nada me vincula con un ilícito»

El sacerdote Hugo Pernini es uno de los 25 integrantes de la lista que se incluyó en un oficio del Juzgado Federal y que causó revuelo en la provincia luego de su filtración debido a que está integrada, entre otras personas, por el diputado provincial por el PJ Espartaco Marín y los comisarios de la Policía pampeana Luis Blanco y Marcelo Calderón. El oficio es parte de una investigación por venta de drogas y lavado de activos que lleva adelante la Superintendencia de Drogas Peligrosas y la División de Lavado de Activos del Narcotráfico.
Luego de que se conociera que está siendo investigado, el sacerdote que presta sus servicios dentro las cárceles del Servicio Penitenciario Federal y está a cargo de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús y de la capilla María Auxiliadora de Ataliva Roca, opinó que la causa «no va a tomar vuelo, porque no hay nada» y aseveró que «se trata de una investigación precaria» que se lleva adelante con un «alto grado de irresponsabilidad».
En una entrevista con LA ARENA, Pernini aseguró ayer que hubo una utilización «abusiva» de la situación por parte de los medios de comunicación, incluso hasta «malintencionada». De todas maneras, aseguró que «siempre me sentí aliviado, porque sé de mis actos», aunque precisó que «faltó el respeto por la persona».
-¿Cómo tomó la noticia?
-Me enteré que estaba en esta lista de 25 personas y me sorprendió, pero no me asusté en ningún momento. Me entero ayer (por el lunes) alrededor de las 14, cuando venía de la Unidad, porque no me había enterado, nadie me había dicho nada. Cuando llego, un amigo me avisa y realmente me quedé conmovido. Lo primero que hice fue recabar un poco de información y buscarme un letrado. Inmediatamente después, me puse a disposición del Juzgado y de la Fiscalía.
-¿Se acercó al Juzgado?
-Se acercó ayer mi abogada, porque no quería que se amontonaran los medios de comunicación, no quería la publicidad hasta que yo no supiera fehacientemente de qué se trataba. Cuando ella sale, habiendo leído la causa, descubre que en la causa no hay absolutamente nada, que se trata de una investigación precaria, con mucha irresponsabilidad. Porque ciertamente es un listado en el que podrían haber aparecido un montón de personas. De hecho, lo bueno es que en la misma causa no hay nada que me vincule con ningún ilícito ni con personas habituadas a cometer delitos. Esto me deja tranquilo. Sí me duele, en primer lugar, por la Iglesia, porque a veces hay un uso abusivo de los medios y no tienen en cuenta que esto divide, separa y mancha mucho a la Iglesia. Eso es lo que más me ha dolido.
-¿Por qué cree usted que aparece en la lista junto a un diputado, comisarios y personas que han tenido condenas?
-La verdad que eso no lo puedo responder. Lo que me dijo la letrada es que en esta lista podría haber aparecido cualquiera. También se habló que esa lista llegó a la Municipalidad sin saber de dónde salió. Por eso digo que está llevado a cabo con un alto grado de irresponsabilidad.
-¿Conoce a los otros integrantes de la lista?
– Sí conozco al diputado Espartaco Marín y al comisario Luis Blanco, pero por los medios. Nunca he tenido trato personal, ni siquiera llamados telefónicos. Por eso considero que en esa lista podría haber aparecido absolutamente cualquiera.
-Usted hablaba de irresponsabilidad en la causa…
-Sí, yo creo que aquí hay algo que falta, que es el respeto por la persona. Se pedía una investigación sobre si teníamos alguna actividad comercial, nada que ver. No tengo nada en lo referido a algún comercio o alguna posesión, porque no podemos tener esas posesiones nosotros. Más allá de eso, me fastidiaba salir vinculado a una lista y cuando analizás la causa no hay nada, que no estás vinculado a un ilícito y que no has cometido ningún delito. Y ahora salís en los medios con una condena social tremenda.
-Que su nombre haya circulado, ¿cree que fue malintencionado?
-Yo creo que sí. No solamente hay un uso abusivo de los medios de comunicación, sino que a veces es malintencionada. Yo no sé si se querría inflar lo que hay, no le encuentro la razón.
-¿Cuál cree que es el objetivo de esto? ¿Ensuciar a su figura? ¿A la Iglesia?
-Trato de no juzgar a la personas, porque de fondo no me toca juzgarlas. Hay muchas personas que no tienen el criterio para discernir las noticias que reciben. Con esto no quiero decir que son ignorantes, sino que se prenden sin pensar la realidad y te juzgan sin conocerte.
Yo no he participado nunca de un ilícito ni he cometido ningún delito como para que se me trate de la forma en que se me trató. No me duele por mí, porque esto yo lo sé, es un tiempo donde de algún modo se intenta también manosear a la Iglesia. No puedo decir cual fue el porqué, pero sí creo que hay un uso abusivo y malintencionado.
-¿Cómo se siente ahora?
-Siempre me sentí aliviado, porque sé de mis actos. No tengo, en ese sentido, un problema. Sí me hice problema por la gente que me aprecia, por mi familia. Por estas cosas que ponen al otro mal y no tienen la entereza y la fe que uno tiene.
-¿Qué información tiene sobre los avances de la causa?
-Creo que esto no va a tomar vuelo, precisamente porque no hay nada. Se trata de una investigación donde se pregunta si esas personas tienen alguna actividad comercial. Aparezco yo entre esas figuras, cuando actividad comercial no ejerzo más que las compras necesarias y suficientes para vivir.
-¿Cómo ha sido la recepción de la gente cercana?
-La gente me ha apoyado absolutamente. Uno tiene que ser delicado, cuando uno tiene un problema de esta índole tiene que informarle a sus superiores, en este caso al Obispo y a los directivos de la Unidad. La respuesta fue de acompañamiento, respondiendo a mi persona, porque uno tiene una conducta.

Fiscal federal con «licencia académica»
Luego de los rumores que circularon ayer, el fiscal federal Leonel Gómez Barbella salió a aclarar que no se tomó vacaciones. Según comunicó a LA ARENA, el fiscal decidió hacer uso de una «licencia académica» debido a que se encuentra participando de un seminario de formación organizado por Migraciones y el Ministerio de Seguridad de la Nación.
Gómez Barbella acaparó la atención, junto al Juzgado Federal de Santa Rosa, tras la filtración de un oficio judicial donde se incluyen 25 personas investigadas en una supuesta organización de tráfico de drogas y lavado de activos, entre las que se encuentran el diputado justicialista Espartaco Marín, los comisarios Luis Blanco y Marcelo Calderón, el sacerdote Hernán Pernini y personalidades ligadas a la compra y venta de vehículos, empresarios de la noche, individuos con causas y condenas por venta y tenencia de estupefacientes, policías y tres personas de nacionalidad paraguaya.