Inicio La Pampa Distinguieron a los padres de Justina

Distinguieron a los padres de Justina

UN AÑO DE LA SANCION DE LA LEY

El senador nacional por La Pampa, Juan Carlos Marino (UCR-Cambiemos), entregó la Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento a Ezequiel Lo Cane y Paola Stello, padres de Justina Lo Cane, con el objetivo de reconocer y agradecer su trabajo como impulsores de la ley de transplante de órganos sancionada en 2018.
La ceremonia se realizó el jueves en el Salón Eva Perón y contó con la presencia del presidente de Incucai, Alberto Maceira, reconocidos especialista y familiares de personas trasplantadas.
Hasta ahora, la ley permitió que miles de personas puedan recibir a tiempo el trasplante que esperaban. Según el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante en el último año los trasplantes de órganos aumentaron un 32 por ciento.
«Esta es una historia que nace hace un año y medio después de un desenlace que nadie quiere como lo es la muerte de un hijo, y a partir de ahí, estos enormes padres quisieron transformar ese dolor y ese luto en lo que le pidió Justina antes de irse: ‘hagan por los demás lo que puedan’ y ese fue su legado», dijo Marino.
«Las miles de vidas que se han salvado desde la sanción de la ley demuestran que ellos cumplieron con ese cometido», siguió. «Por eso, queremos agradecerles su esfuerzo y continuar trabajando en la concientización respecto de la donación», completó.
La Ley 27.447 fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados y dispone que «toda persona capaz mayor de 18 años» es posible donante de órganos o tejidos, salvo que haya dejado constancia expresa de lo contrario. Antes de hacer una ablación, los médicos deberán corroborar si el donante, en vida, informó su negativa, algo que se puede hacer a través del Incucai, el Renaper, los Registros Civiles, los Organismos Provinciales de Ablación e Implante, el Correo Oficial, o el perfil digital de Mi Argentina.

«Un trabajo hermoso».
Al recibir la premiación, Ezequiel Lo Cane manifestó que «hoy quiero en este reconocimiento que nos hacen reconocer también a tantos que nos han ayudado y al equipo que hemos conformado».
Destacó que «queríamos aportar nuestro granito de arena a que haya una ley que abarcara a todos, que le diera la oportunidad de vivir y una mejor calidad de vida a las personas que esperaban un trasplante o que estaban trasplantadas. Fue un trabajo hermoso».
«La ley le da oportunidad de vivir a las personas que esperaban un transplante», afirmaron los padres de Justina.
Paola Stello aseguró que «es un premio que sin dudas es de Justina para toda una sociedad y de Justina en representación de todos aquellos que no lo pudieron lograr, esos ángeles y angelitos, para todos aquellos que están y estuvieron en la lucha». «En ayudar a todos los que podamos, Justina tuvo esa enorme palabra que la representa y es la empatía», concluyó.

Crecimiento.
A un año de la aprobación de la ley, los resultados comenzaron a notarse. En lo que va de 2019 se realizaron 356 procesos de donación de órganos que permitieron que 736 pacientes en lista de espera reciban un trasplante, 201 trasplantes más que los realizados en igual período de 2018. También se concretaron 610 trasplantes de córneas, según las estadísticas Incucai.
El aumento en la cantidad de donantes permitió que cada vez más personas accedan a un trasplante, pasando de un promedio de 3,6 trasplantes diarios realizados en 2018 a cinco trasplantes diarios concretados este año. Esto supone una vida más que se salva por día gracias a la donación.