Inicio La Pampa El "sheriff" que censura a LA ARENA

El «sheriff» que censura a LA ARENA

El oficial Darío Martínez se encuentra a cargo de la comisaría departamental de Eduardo Castex, y continúa -como lo realizó en varias oportunidades- censurando al corresponsal de LA ARENA en Eduardo Castex, y faltando el respeto a los lectores de este diario que así no pueden acceder a información de interés público. Martínez está a cargo de la subcomisaría de Monte Nievas, pero reemplaza al comisario de la departamental castense cada vez que éste se toma licencia.
La censura del oficial Martínez a LA ARENA es habitual, en cada oportunidad que el subcomisario Marcelo Cortes, jefe de la comisaría departamental, se toma licencia. Las molestias de Martínez se originaron cuando se negó a brindar información sobre un choque ocurrido en la ruta provincial 102, y este diario lo tituló: «El sheriff de Monte Nievas».
La actitud tendría respaldo en sus superiores, porque lo realiza habitualmente, ante cada requerimiento de esta corresponsalía. Y actúa como «patrón de estancia», pese a que cobra su
salario de los impuestos que pagan todos los pampeanos, quienes además tienen derecho a tener acceso a la información en igualdad de condiciones.
La Jefatura de Policía de La Pampa pretende dar una imagen de institución democrática, pero aún quedan algunos resabios de autoritarismo entre algunos integrantes, propios de épocas oscuras de nuestro país.

Choque.
Extraoficialmente, se puso establecer que el martes un automovilista chocó un carro estacionado sobre la calle Alfredo Palacios, entre calles 25 de Mayo y Sarmiento. El automovilista -de apellido Ros- se habría encandilado e impactó contra el carro, pero el propietario estaba delante y sufrió un golpe que habría provocado la derivación al Hospital
Gobernador Centeno de General Pico.

Robo y retenciones.
Durante la madrugada de ayer un menor de edad robó una motocicleta del patio de una casa y sustrajo una guitarra del interior de un automóvil. Los elementos habrían sido entregados a la policía por la madre del menor, quien acumularía ya varios hechos policiales. El joven -de 17 años- habría sido demorado, y los propietarios habrían reconocido los elementos de su propiedad.
Durante la madrugada del martes, se realizaron operativos de tránsito. En el Puesto Caminero un automovilista arrojó resultado positivo en el control de alcoholemia; y en la zona urbana se retuvieron dos vehículos porque los conductores estaban en estado de ebriedad.