Inicio La Pampa "El sistema provincial no sufrió daños"

«El sistema provincial no sufrió daños»

EL TITULAR DE APE ESPERA INFORMACION OFICIAL SOBRE EL APAGON

Las vaguedades con que las autoridades nacionales se refieren al gran apagón del domingo impiden conocer exactamente cuáles fueron las causas; y aunque se dice que no es probable que vuelva a ocurrir, en la Administración Provincial de Energía creen que es algo que no se puede garantizar.
Gonzalo Marcos, titular de la APE, intentó poner «un poco de claridad. Sabemos a medias qué pasó, dónde se originó la falla, y qué líneas estuvieron involucradas hasta el colapso total, provocando un black out como se dice en la jerga», sostuvo.

Fuera de servicio.
Admitió que aún no tienen «un informe oficial para saber a ciencia cierta qué paso», pero lo cierto es que «el domingo a las 7.06 de la mañana se encontraba por mantenimiento programado fuera de servicio una línea que trae energía desde Yacyretá, y la central hidroeléctrica de Salto Grande hacia la provincia de Buenos Aires, que es la línea de 500 kv Colonia Elías-Nueva Campana. A raíz de ese mantenimiento preventivo se estaba haciendo la transmisión por una línea paralela, que es Colonia Elías-Belgrano, que a esa hora también tuvo una falla. Es decir que simultáneamente otra línea también de 500 kv relacionada también salió de servicio; y nos quedamos sin tres líneas porque también salió de Servicio Colonia Elías-Mercedes». Explicó que todo eso «desestabilizó el funcionamiento de Yacyretá y Salto Grande, con lo que fueron 3.700 megas que salieron de servicio».

Pocas explicaciones.
La afirmación de autoridades de Energía de la Nación de que el sentido de que un suceso así no volvería a ocurrir fue estimada como «apresurada» y sin seguridad acerca de lo que podría venir.
Agregó Marcos que no hay explicaciones para «que por esas fallas que podrían ser esperables se desencadene toda la desconexión en forma automática y en cadena». Mencionó que producido el evento se debieron haber enviado señales para que otras centrales «realicen el aporte» para reemplazar a aquéllas.

Respuesta adecuada.
Sobre el comportamiento del sistema provincial dijo que tuvo una respuesta adecuada, que el sistema interconectado no sufrió daños, aunque no pudo asegurar que los usuarios pudieran haber tenido o no problemas. «Podría decir que aquí se trabajó bien», aportó el titular de la APE.
Sobre lo ocurrido señaló que «la información cayó en cuentagotas», y que del colapso se enteraron en primera instancia -de cómo habría ocurrido- por una página de Cammesa, «pero nadie de Nación dio aviso o explicó qué estaba pasando».

Como el ritmo cardíaco.
«Lo cierto es que hubo una gran falla, y extrañamente hubo tres grandes líneas fuera de servicio que «desestabilizaron las centrales hidroeléctricas». Amplió sobre la situación indicando que «el sistema eléctrico tiene como un ritmo cardíaco, una frecuencia sincrónica: todos los aparatos están preparados para trabajar en esa frecuencia, y cuando hay una perturbación de importancia, esa frecuencia puede subir o bajar». En el caso del domingo especuló con que por una desconexión «esa frecuencia baja, por lo que los generadores deberían trabajar en un límite más bajo. Quizá salieron de servicio antes y contribuyeron a agravar el problema», razonó.
Lamentó no tener más que información elemental: «esperamos información oficial», dijo. «Es aventurado decir algunas cosas. A horas de la falla no sabemos qué pasó, nos dicen que hay que esperar, y aseguran que no va a volver a pasar. Parecería una afirmación apresurada, pero ojalá tengan razón».

«Falsa información»
La Subsecretaría de Protección Ciudadana del Ministerio de Seguridad, informó que un texto que circulaba por redes sociales, e indicaba la posibilidad de un nuevo corte para ayer, era totalmente falso.
Desde el Sinagir (Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil), se comunicó que ese mensaje sobre posibles cortes de luz falta a la verdad, ya que el Ministerio de Planificación no existe y desde la Secretaría de Energía no se ha recibido ninguna comunicación formal que así lo indique.
El comunicado señala que «es intención del Ministerio de Seguridad llevar tranquilidad a la comunidad y desmentir la falsa información que circula».

«Un 20% de lo que sería en enero»
El presidente de la Fepamco, Carlos Santarossa, sostuvo ayer que aunque el apagón fue un «hecho grave, algunos deben estar contentos que sucedió como una prueba de ensayo». En diálogo con Radio Noticias, añadió que el daño ocasionado por el corte de energía eléctrica en casi todo el país «debe haber representado un 20 por ciento de lo que sucedería si se repitiera en otro momento, por ejemplo en enero a las 2 de la tarde».

«Es temerario lo que pasó»
En la Fepamco se analizaba lo ocurrido el último domingo con el colapso energético que afectó a todo el país. No hay estimaciones acerca de las pérdidas que sufrieron particulares en nuestra provincia.
La localidad de Catriló fue la última en volver a restablecer el servicio de energía eléctrica en nuestra provincia, ya que recién alrededor de las 22 volvió la luz. Cabe señalar que en Santa Rosa, y en otras localidades se pudo contar con energía pasadas las 18.30, y que la demora en aquella población fue en razón de que reciben energía que viene desde Mauricio Mayer.
El presidente de la CPE Santa Rosa, Alfredo Carrascal, en diálogo con LA ARENA, expresó que lo sucedido causó «un fuerte impacto por lo imprevisto», y que además dio lugar a las más variadas especulaciones».

¿Y los tarifazos?
Señaló que fue «una jornada movidita», y que «la guardia que está dispuesta en la CPE trabajó a destajo» ante una circunstancia «totalmente inesperada». Sostuvo que no hay registros de semejante colapso que -argumentó- «causa indignación porque se justificaban (desde el Gobierno nacional) los aumentos desmedidos para inversiones que iban a garantizar el servicio de energía».
Apuntó que cuando se manejaba el sistema de subsidios «nunca ocurrió algo parecido».

Pérdidas sin cuantificar.
Sobre pérdidas dijo que no es posible evaluarlas, pero estimó que fueron importantes para los particulares, muchos de los cuales estaban preparados «para eventos por el Día del Padre; que tenían sus heladeras cargadas para eso», y dijo que debe haber sido un problema para comerciantes propietarios de carnicerías, heladerías o de lácteos, aunque más o menos parecido debe haber sucedido en cada domicilio particular. «Lo cierto es que no hemos podido dimensionar las pérdidas de la gente», señaló, a la vez que recordó que no hace tanto el Gobierno nacional sí hizo referencia a las pérdidas que supuestamente habría provocado un paro de actividades de los trabajadores. «Ahora no hubo estimación alguna sobre pérdidas», completó.

Centros de salud, bien.
Carrascal manifestó que ante la emergencia «hubo que salir corriendo a atender a electrodependientes que suman unos 50», aunque varios tienen equipos autónomos a batería. Destacó que en ese sentido «los centros de salud funcionaron muy bien con sus propios generadores de energía», por lo que muchos pacientes en aquella situación concurrieron allí para tener «mayor tranquilidad» frente a lo inesperado.

«Esto es temerario».
Por otra parte el dirigente cooperativo, al responder si se iban a poder conocer las verdaderas causas del colapso, explicó que «las expectativas se diluyen cuando los dueños de las transportadoras son funcionarios. Todo esto es temerario, porque esta misma gente es la que decía que se iba a mejorar la producción de energía con aumentos de tarifas».
Finalmente señaló que si bien «el sistema debería funcionar bien, quedó una sensación de temor».
En Santa Rosa la energía se recuperó a las 18.30 del domingo, y después sucedió lo mismo en las otras localidades interconectadas, y la última fue Catriló que se sumó alrededor de las 22: se tardó un poco más porque la distribución depende de una conexión con Mauricio Mayer, y en ese momento se estaban realizando maniobras para conectar a General Pico.