El sueño de Valentín se hace realidad

JUVENIL PIQUENSE FUE CONVOCADO POR PRIMERA VEZ A LA SELECCION DE BASQUET

“Mi sueño sería jugar en la selección”, fue la frase de Valentín que inspiró la portada del suplemento 1+1 del miércoles 2 de mayo de este año. En la foto, el pibe piquense picaba la pelota en su silla de ruedas durante uno de los partidos de básquet del equipo pampeano en el marco de los Juegos Para Epade que se disputaron en Santa Rosa.
Cuatro meses después el sueño comenzó a hacerse realidad, porque el talentoso juvenil fue convocado a la preselección argentina juvenil de la especialidad que realizó una concentración en Santa Fe. Y ya forma parte de un proyecto de formación de cara al futuro.
Valentín Gómez tiene 14 años y es una de las grandes promesas del deporte adaptado de La Pampa. Nacido en General Pico, un problema en la médula lo obligó a moverse en una silla de ruedas desde los seis años.
Primero en Cultural Argentino y después en Sportivo Independiente, Valentín encontró en el deporte la manera de canalizar sus energías y desarrollar su talento como basquetbolista. La conformación del representativo pampeano de básquet adaptado le dio la posibilidad de mostrarse en diferentes competencias, y sus condiciones llenaron los ojos de los seleccionadores nacionales.
El fin de semana, el juvenil tuvo su estreno con la pilcha albiceleste, al participar de una concentración que la preselección argentina juvenil de básquet sobre silla de ruedas hizo en el club Cilsa, en Santa Fe.

Realidad.
“Fue una mezcla de felicidad y emoción”, reconoció ayer Valentín al referirse a su convocatoria el equipo nacional y a sus primeras prácticas con los mejores juveniles del país.
El piquense señaló que el llamado se dio durante el reciente Mundial de la especialidad que se llevó a cabo en Alemania, desde donde integrantes del cuerpo técnico encabezado por Mauro Varela, Lucas Barolín y Juan Domínguez se comunicaron con su familia para manifestar el interés de contarlo en los seleccionados.
En ese sentido, el base dijo que las charlas se dieron a través de su padre y de Romina Iglesias, una de las responsables del programa de Deporte Adaptado de La Pampa (junto a Juan Cruz Colombier y Esteban Olivares), que estuvo en Alemania como parte del cuerpo técnico del seleccionado femenino.
“Fueron tres días de concentración, en los que hicimos lo que ellos llaman tecnificaciones”, explicó Gómez con respecto a los entrenamientos con el seleccionado, que se basaron en trabajos tácticos, prácticos y teóricos. “El nivel es muy bueno”, destacó el pampeano, que fue uno de los más jóvenes de una lista con jugadores de entre 14 y 21 años.
“Me dijeron que estaba bien y que tengo que mejorar principalmente en la parte táctica”, explicó Valentín, que entrena generalmente solo con su profe en General Pico (a veces también con los basquetbolistas convencionales de su club) y que le falta la competencia necesaria para crecer, porque sólo juega cuando el equipo pampeano afronta diferentes torneos.
Ese roce llegará de aquí en adelante con la selección nacional, porque Valentín pasará a formar parte de un proyecto de formación con vistas a 2020, año en que la selección argentina deberá afrontar los Juegos Sudamericanos. “Me habían convocado para otra concentración del 19 al 21 de octubre, pero están los Juegos Evita y no puedo ir. Igualmente, a mí y a otro chico de mi edad nos comunicaron que quieren prepararnos para 2020. La verdad que sí, es el sueño que se hace realidad”, cerró Valentín.

Las chicas también.
Las pampeanas Virginia Navarro y Merlina Berría también participaron de una nueva concentración con la selección argentina juvenil de básquet femenino sobre silla de ruedas. Los entrenamientos se realizaron en el club Cedima de La Matanza, en Buenos Aires. Junto a Navarro (de Toay) y Berría (de General Pico) estuvo la entrenadora santarroseña Romina Iglesias, que forma parte del staff técnico del equipo nacional que encabeza el técnico Carlos Cardarelli.