Elogios en Rosario al “normalizador” Pedro Pisandelli

PASAJES A DISCAPACITADOS

El delegado local de la CNRT, Pedro Luis Pisandelli, fue enviado a la ciudad de Rosario, donde el Ministerio de Transporte de la Nación le encomendó regularizar la situación del organismo de control. A pocos días de asentado allí, el funcionario cobró protagonismo al involucrarse directamente en un conflicto suscitado entre una familia con un niño con discapacidad y una empresa de ómnibus que ponía trabas a la entrega de los pasajes para que el pequeño pudiera viajar con su madre a un encuentro médico en Santiago del Estero.
El caso lo hizo público la usuaria de Facebook Wada Fernández, madre del pequeño, quien grabó con su celular dos videos en los que se podía ver a Pisandelli discutiendo, primero, con la encargada de la boletería de la Terminal de Omnibus, y luego, telefónicamente, con uno de los responsables de la empresa de transporte de pasajeros. La gestión del funcionario logró que la compañía entregara los pasajes sin demoras, de acuerdo a lo que establecen las regulaciones actuales.

“En su lugar”.
“Siempre veo escraches en Facebook pero esta vez es una mención de honor a este hombre que ama su trabajo, cumple con la ley y se dispuso a ayudarnos”, escribió la mujer refiriéndose al interventor de la CNRT Rosario.
“Fuimos a retirar pasajes ya reservados para viajar al encuentro que hacemos anualmente con las familias del síndrome Cri Du Chat y una de las empresas nos negó los pasajes diciéndonos cualquier barbaridad todo porque los retirábamos bajo el concepto de discapacidad y ahí empiezan las excusas. Mi marido no conforme con algo tan aberrante fue a consultar a la oficina de transporte (CNRT) como es posible un hecho tan injusto. Avalando que teníamos razón y derechos, no conforme este hombre nos acompañó a dicha boletería y puso a la empresa en su lugar para que cumpla con lo que nos corresponde”, relató Fernández.
La mujer forma parte de un grupo de familias con miembros que padecen el particular síndrome, las cuales se reúnen anualmente para compartir experiencias y escuchar a profesionales que trabajan con la enfermedad -también conocida como el Sindrome del Maullido del Gato-, por esa razón, su perfil de Facebook es seguido por muchas personas cercanas a la problemática de la discapacidad, que sufren las arbitrariedades de algunas de las empresas de transporte que les dificultan el acceso a los pases libres. Por esa razón, su posteo tuvo una fuerte repercusión.

Trabas a la ley.
Pisandelli explicó a LA ARENA que está como delegado en Rosario desde el viernes 3 de agosto. “Me pidieron que venga a trabajar en la estructuración, en el cronograma de trabajo y el ordenamiento de la delegación. No había delegado, así que me puse a disposición y acá estamos”, dijo a través del teléfono desde la ciudad de Rosario.
El pampeano afirmó que lo más difícil de reordenar fue el trabajo respecto a las 50 boleterías de la terminal, para que cumplan al 100% la demanda de los pases de discapacidad, es decir, la obligación que las empresas de transporte de pasajeros tienen de dejar viajar gratis a las personas con discapacidad, junto con un acompañante.
“Empecé a trabajar con las personas, acompañando a cada uno de los usuarios que venían con el pase de discapacidad. Muchas empresas ponen trabas, lo cual generó muchos reclamos, así que empecé a hacer un trabajo minucioso, ayudando a los ciudadanos a aprender a usar un aparato digital que está en la delegación, que tira un código y con ese se presentan en la boletería y te dan el boleto”, dijo.

Gratificante.
“Esto tuvo buena repercusión en la gente, porque la tarea del delegado no es para sentarse en un escritorio sino para estar predispuesto para la sociedad. A mí me gusta esto, amo mi trabajo y lo hago con mucha pasión”, explicó.
“Nos tocó resolver el problema de Ramiro (el niño con Cri Du Chat). Yo trato de estar al servicio y si una persona viene con un problema así, trato de intervenir. Por lo visto me filmaron, vieron el accionar que tuvimos y hubo una valoración muy positiva. Fue muy gratificante”, concluyó.
Respecto a su trabajo como delegado de la CNRT en La Pampa afirmó que lo sigue realizando en simultáneo con el que lleva adelante en Rosario. De hecho, ayer tenía previsto regresar a Santa Rosa por unos días para luego viajar nuevamente a la ciudad santafesina. “La idea es que en tres meses pueda acomodar todo en Rosario”, dijo.