Inicio La Pampa Eludió control policial y tuvieron que perseguirlo

Eludió control policial y tuvieron que perseguirlo

SENASA DECOMISO 300 KILOS DE CARNE

(La Adela) – El jueves a la tarde personal de Senasa, apoyados por la policía rionegrina, persiguieron y demoraron a un vecino de Río Colorado que intentaba contrabandear unos 300 kilogramos de carne con hueso. La carne tenía rótulos del frigorífico que hay en inmediaciones de La Adela y sospechan que la mercadería cárnica estaba destinada a un supermercado del yerno de unos de los dueños de la firma matarife, que fue intendente de esa ciudad rionegrina.
El medio digital Noti Río señaló que la situación se registró en la tarde del jueves, minutos después de las 19, momento en que un Chevrolet Aveo de color gris, patente JMS 095, ingresó desde La Pampa a Río Negro circulando por la ruta nacional 22, a la altura del puente sobre el río Colorado el conductor observó que se encontraba activo el control policial sobre la cinta asfáltica, unos doscientos metros más adelante, intentó darse a la fuga por calles alternativas que están metros antes al ingresar al Camping Municipal de Río Colorado. Los agentes vieron sospechosa la maniobra y pidieron apoyo al personal del Puesto Caminero, quienes lo persiguieron e interceptaron ya en zona urbana de dicha ciudad rionegrina.
Allí procedieron al control policial y sanitario. En esa acción procedieron al secuestro de 140 kilos de carnes rojas bovinas con hueso y 185 kilos de carnes rojas porcinas con hueso. El medio afirma, apoyado en fotografías y documentación labrada, que los rótulos claramente identificaban al frigorífico de procedencia, mientras que a mano figuraba el nombre de un supermercadista que es yerno de uno de los dueños de la firma matarife, que fue intendente de Río Colorado entre 2011 y 2015. La publicación afirma que el comercio de Río Colorado, donde suponen iba la carne, está a unos 600 metros del puesto de la caminera, y por calles alternativas fácilmente se pueden evitar los controles del puesto de Senasa.
El acta de infracción señala que la carne era transportada en un auto particular que no cuenta con las habilitaciones que exige Senasa. Tras las actas de constatación, todos los productos, que tienen el ingreso prohibido a la región patagónica protegida libre de aftosa sin vacunación, fueron incinerados.