Empezó el juicio por Lula

PIDEN PRISION EFECTIVA

Brian Litardo, el único acusado por la muerte de María Elena “Lula” Magariños, declaró en la audiencia debate que se llevó a cabo ayer en el Centro Judicial de Santa Rosa. El joven, de 20 años, enfrenta cargos por “Homicidio culposo doblemente agravado por la conducción negligente, imprudente y antirreglamentaria de un vehículo con motor” luego de que el pasado 25 de octubre embistiera a la mujer, cuando circulaba con su motocicleta en contramano por la calle Corona Martínez, casi Schmidt, en el barrio Río Atuel.
Magariños falleció días después del siniestro, en momentos que se encontraba internada en el hospital Gobernador Centeno de General Pico. El muchacho se hizo cargo de la versión que lo colocó a él como un conductor imprudente por manejar en contramano; también indicó que carecía de documentos. Sin embargo se escudó en que la víctima había cruzado por la mitad de la calle y que había salido entre dos vehículos. Esto último fue desestimado por un perito de Criminalística.
En el debate presidido por el juez Andrés Anibal Olié, participaron familiares de la víctima, sus hijos e hijas; amigos; integrantes de la Fundación Estrellas Amarillas y su esposo, Oscar “Quique” Mario, quién actúa como querellante.
Hubo ronda de testigos, uno de ellos integrante de la Policía Científica (Criminalística), quienes contaron detalles del siniestro fatal; y posteriormente la fiscal María Cecilia Martiní, que encabezó la investigación, solicitó al juez que imponga una pena de “tres años y tres meses de prisión de efectivo cumplimiento” para Litardo.
El defensor, Martín García Ongaro, puso como atenuante que la víctima cruzó por la mitad de la calle. El próximo viernes, a las 12.30, será la lectura de la sentencia.

Nervioso.
Litardo llegó y se sentó junto a su abogado defensor, Martín García Ongaro. Se colocó en el banquillo de los acusados y, en medio de la tensión, dudó cuando Olié le consultó si había comprendido los cargos por los cuales estaba acusado, y si iba a declarar. En ese momento expresó atravesar por una situación de nervios, dijo “no sé” y por ello el juez le concedió un cuarto intermedio que duró no más de diez minutos para que dialogue con su abogado. Posteriormente el acusado se inclinó por brindar testimonio y manifestó que al momento de los hechos “no tenía carné, no tenía nada; doblé, y al doblar, al meterme en contramano, tuve el accidente. Traté de evitarlo, frené lo más que pude, no llegué porque me salió de repente de entre medio de dos autos. Impacté, traté de doblar y choqué con el cuerpo y la señora cayó desplomada en el piso. A partir de ahí me quedé, estuve ahí y acá estoy, haciéndome cargo de lo que hice”.
Luego de que se supiera sobre el deceso de “Lula”, el chico dijo: “esto me trajo muchas complicaciones”. Y añadió: “pude haber sido encandilado por una camioneta que venía de frente”. Sin embargo momentos más tarde declaró como testigo un perito de Criminalística que contradijo su versión y aseguró que “no había autos estacionados”, por lo que Magariños estaba cruzando normalmente. También indicó que “la iluminación era casi nula y que el control de alcoholemia al cual fue sometido Litardo dio negativo”.

“Quiero que vaya preso”.
Oscar “Quique” Mario, esposo de “Lula”, dialogó con Radio Noticias antes que comience el juicio. El periodista y ufólogo manifestó su conformidad por la celeridad en la cual se llegó a la instancia de juicio y sostuvo: “queremos justicia. Nosotros hasta el 25 de octubre tuvimos sueños, y desde el 5 de noviembre en adelante tenemos pesadillas por la absurda muerte de ‘Lula’. Absurda porque se pudo haber evitado”.
“Quiero que haya una condena justa y la Justicia necesita actualizarse, porque un tipo que mató a una persona sigue haciendo su vida normal y además burlándose de todo el mundo, sigue manejando, lo sigue haciendo en contramano”, resaltó Mario y agregó que al momento del siniestro el acusado “iba sin casco, sin luz, sin carné, la moto no era de él… Yo quiero que vaya preso”. En este sentido contó que va a pedir que se revisen antecedentes de una causa similar en Córdoba en donde al acusado le dieron diez años. “Quiero que vaya preso para que en las noches pueda reflexionar sobre lo que hizo, no pretendo otra cosa”, sostuvo el periodista.
“Yo no quiero venganza, nosotros hemos sido muy pacientes, hemos tenido fe en la Justicia”, expresó y dio un dato poco conocido: “La primera conferencia de prensa de Estrellas Amarillas se hizo en la cocina de nuestra casa, porque ‘Lula’ colaboraba permanentemente con la institución y por eso hemos recibido tanto apoyo”.

Veedora de la Justicia.
“La venganza nuestra va a ser un buen castigo”, dijo Silvia Irigaray; integrantes de la Fundación Madres del Dolor, que llegó a Santa Rosa para acompañar a la familia de la víctima y participará además como veedora, con el fin de elevar luego un informe al Ministerio de Justicia de la Nación. “Llegó (por Litardo), se sentó con cara fría, sin sentimientos. En esa mirada no hay arrepentimientos”, manifestó. Irigaray expresó que “hay que ponerse siempre en el lugar del dolor. Un asesino debe sentir lo que hizo y lo mejor puede ser que pase un tiempo en prisión”.