Inicio La Pampa Empleado despedido se encadenó a la puerta del ISS

Empleado despedido se encadenó a la puerta del ISS

En la madrugada de hoy, Jonathan Reinhartt se encadenó frente a la puerta de ingreso del Instituto de Seguridad Social de La Pampa (ISS) en protesta por su despido. El joven de 26 años fue cesanteado hace dos meses del organismo por «reiterados incumplimientos», pero él sostiene que la razón detrás de estas faltas es un cuadro de adicciones, por lo que pide una nueva oportunidad.

Según informó Reinhartt a los medios santarroseños, trabajaba en el ISS desde hace ocho años, primero en tareas administrativas y luego de mantenimiento y limpieza. Afirma que la causa de sus conflictos laborales es una adicción al alcohol y la marihuana. “Por no querer hablar, por no querer estar en boca de todos en su momento me callé, no dije nada. Me quedé con mi enfermedad. Y fue mi enfermedad la que me llevó a faltar al trabajo y muchos problemas más», declaró.

Durante la mañana, recibió el apoyo de ex compañeros de trabajo. A las 10 de la mañana realizaron una aplaudida en la puerta del Instituto para acompañar su reclamo.

La respuesta del ISS

Desde el Instituto emitieron un comunicado en el que afirman que el despido se debió a reiterados incumplimientos horarios, inasistencias injustificadas y abandono de tareas, entre otras causas.

También sostienen que ni Reinhartt ni su familia informaron al organismo sobre el cuadro de adicciones del joven, y que le han ofrecido ayuda con el fin de subsanar los incumplimientos laborales. Finalmente, declaran que la vía administrativa aún no ha sido agotada.

El comunicado emitido por el ISS dice textualmente:

En respuesta a los hechos trascendidos que involucran al Sr. Jonathan Alexis Reinhartt, el Instituto de Seguridad Social informa que la aplicación de la medida segregativa (cesantía), se debió a reiterados incumplimientos disciplinarios por parte del ex agente.
El señor Reinhartt comenzó a trabajar en el ISS el 23 de abril de 2012 y a partir de septiembre de ese mismo año sucesivamente hasta el momento en que se lo desvinculó laboralmente, ha incurrido en incumplimientos de horario, falta de compensación de permisos de salida, abandono de tareas sin autorización e inasistencias injustificadas, acumulando en su corta carrera administrativa un total de cinco llamados de atención, siete apercibimientos y ha estado suspendido durante treinta y siete días.
A todo esto, se le suman ocho días más de inasistencias injustificadas durante el 2018, por lo que se le inició un sumario que derivó en una recomendación de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas al ISS, de aplicar una cesantía al señor Reinhartt, la que fuera efectivizada por el Directorio del organismo.
Es válido aclarar que en ningún momento durante el uso de la Licencia por Enfermedad, reuniones personales sostenidas por las autoridades y el área de Recursos Humanos, ni durante el sumario administrativo, el señor Reinhartt manifestó problemas de adicciones, como tampoco lo hizo su familia. Asimismo, el Instituto puso a su disposición el Programa de Asistencia al Agente con que cuenta el organismo, lo que fue comunicado oportunamente a él y su familia, tratando de revertir los incumplimientos laborales, pero el ex agente decidió no utilizarlo.
De esta forma el ISS, además de aplicar las medidas disciplinarias pertinentes, activó las herramientas de asistencia con que cuenta, brindando todas las oportunidades que legalmente están a su alcance.
Por último y pese a la medida de coacción que ha adoptado el señor Reinhartt debido a su disconformidad con lo resuelto por el ISS, cabe señalar que aún no ha agotado la vía administrativa.