En 2019, VN casi no hará pavimento en La Pampa

RUTAS NACIONALES

El proyecto pone en peligro la ejecución del corredor vial de la autovía Santa Rosa-Anguil. La poda en los gastos para pavimentación en las 8 rutas nacionales llega al 1.700 por ciento. El presupuesto 2019 destina más fondos a seguridad que a pavimentación.
JUAN JOSE REYES
El proyecto de Presupuesto 2019 que Nación presentó en el Congreso Nacional recorta a La Pampa un 55 por ciento los recursos públicos a la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) en infraestructura vial y gastos operacionales. De 1.061 millones de pesos en 2018, se pasará a 681.748.564 pesos. En otras palabras, sin contabilizar una inflación que rondará el 45 por ciento, el ajuste de partidas nominales será de 379 millones de pesos. Hasta pone en peligro el corredor vial de la Autovía Santa Rosa-Anguil ya adjudicada por el programa Participación Público Privada, a menos que salga un fideicomiso. Lo más grave es la sensible caída en gastos de capital para la repavimentación de tramos de las ocho rutas nacionales que nos atraviesan (5, 22, 35, 143, 151, 152, 154 y 188). Allí, tal como se lee, la poda trepa al 1.700 por ciento, pasando de 230,4 millones a apenas 12,8 millones.
El ajuste de más de la mitad del presupuesto nacional para obra pública en La Pampa, frena y demora sectores claves para la generación de empleo privado gracias al mantenimiento de toda la red vial nacional que nos atraviesa. Además, traslada a la provincia la responsabilidad de asumir erogaciones que demanden obras de infraestructura estratégicas. Parte del ajuste pactado con el Fondo Monetario Internacional hace casi insostenible la situación de la Dirección Nacional de Vialidad. Primero porque las tareas operativas serán 30% menor que el año pasado y prevé congelamiento de salarios. También desaparece un inciso clave que apuntaba a hacer obras con La Pampa por la menor entrega del impuesto al gasoil. El achique en ese rubro específico por parte del gobierno de Mauricio Macri superará los 200 millones de pesos.

Tijera sensible.
La inversión real directa y las transferencias de capital (obra pública) del país se reducirán 0,5 puntos del Producto Bruto Interno, lo que para nuestra provincia significan unos 379 millones en valores nominales y 532 millones en valores reales por la inflación que dejara atrás el presente ejercicio fiscal (a nivel país 300 mil millones de pesos). El nuevo escenario da cuenta de que solo se preservarán gastos de urgencia (por ejemplo los destinados a los sectores de agua potable. Es más las esperanzas puestas en el inicio de proyectos de Participación Público Privada (PPP) se ralentizarán y la Autovía Santa Rosa-Anguil, ya adjudicada a la UTE China Construcción América (filial Panamá) y la argentina Green SA no tiene fecha de inicio y está a la espera de un fideicomiso para no caer.
En La Pampa la inversión en 2018 de la DNV llego a 1.061.051.825 pesos y para el año próximo será de 681.748.564 pesos; es decir una reducción de 379.303.261 pesos. Para obras y mantenimiento en el distrito provincial el montó llega a $332.530.049, de los cuales $92.292.048 irán a seguridad en rutas nacionales y la irrisoria suma de 12.801.553 a repavimentación. Según el presupuesto oficial para “Ejecución de obras de mantenimiento y rehabilitación en red por administración” se girarán $332.530.049. Solo para el “mantenimiento por administración y atención de emergencias” irán $130.564.014 y para “Ejecución obras de rehabilitación y mantenimiento en red por sistema de gestión integral” $209.803.496.
Parece insólito que a la seguridad de las rutas nacionales se destinen solo $ 92,3 millones cuando el año anterior fue de 100 millones, pero lo preocupante para las localidades cercanas a las rutas nacionales son los escasos fondos para repavimentación. Apenas $12.801.553 cuando en este ejercicio la suma invertida llega al los $230,4 millones, es decir una caída del 1.700%.