Inicio La Pampa En 25 de Mayo siembran vicia con un avión

En 25 de Mayo siembran vicia con un avión

ZONA BAJO RIEGO

El agrónomo, Daniel Barruti, le explicó ayer a LA ARENA que la empresa que gerencia, AB Agro SA, está llevando del proyecto al hecho para optimizar el negocio agroganadero que desarrollan. Crían en Winifreda, recrían en un feedlot en la zona de riego de 25 de Mayo. Sus carnes están en las góndolas de Argentina y otros países. Quieren triplicar la producción en dos años de la mano de una propia planta generadora de energía alimentada por biogás y la utilización al máximo la tecnología, como la siembra aérea.
La firma productora es de Rosario y está en la zona de 25 de Mayo desde el 2007. El profesional le reveló a este diario que el emprendimiento se inició en la zona de riego de 25 de Mayo. Allí comenzaron con cultivos forrajeros con el tradicional método por manto. Con el correr de los años ampliaron el área de producción pero incorporando el sistema por aspersión. También alquilaron un predio rural en Winifreda donde hacen cría que luego terminan en 25.

Planta de biogás.
La expansión productiva es casi una obsesión para AB Agro. Una de las alternativas innovadoras que manejan es abaratar los costos de energía utilizando biogás para alimentar generadores.
«Estará instalada en el campo ‘San Bernardo’ y el proyecto ya está en plena obra y el año que viene estará funcionando. Están en construcción cuatro digestores para producir biogás mediante la utilización de bosta bovina ó elementos de forraje como pueden ser maíz, sorgo, vicia u otro similar. Para que entiendan estos son instrumentos como si fuera el estómago de una vaca donde por fermentación se transforma en biogás, y eso es el combustible que alimenta a los generadores», explicó Barruti.
«Lo que produzcamos será inyectado al sistema eléctrico interconectado nacional que maneja Cammesa. Para acceder a esta posibilidad hemos asumido un compromiso de entregar 2 MW hora durante 20 años a partir de marzo 2020. Es decir con eso compensamos en parte la electricidad que recibimos a través de las líneas que alimentan el sistema actual de riego», explicó.
Pero Barruti reveló que ambicionan extender el volumen de generación. «Nuestra idea es ampliar esta producción energética a través de otro proyecto que significa poder desarrollar plantaciones de álamos. Es una especie de rápido crecimiento para lo cual ya estamos llevando adelante nuestro propio vivero con el cual forestaremos varios espacios donde el maíz no es factible. El plan es una vez desarrollada la planta chipearla y producir la biomasa para alimentar los digestores», reveló.
Asimismo el ingeniero lanzó casi un desafío. «Hemos hablado con las autoridades provinciales sobre la posibilidad de ampliar este proyecto energéticos a través del desarrollo de plantaciones en chacras vecinas que no permiten producir forraje. Avizoramos la alternativa de un emprendimiento cooperativo para forestar con el fin de destinarlo a biomasa para transformar en energía», propuso.

Expansión ganadera.
Al final todos los esfuerzos y propuestas de uso de tecnología tienen como objetivo final ampliar el área de producción de forraje para elevar de 3 mil a 12 mil novillos tipo exportación para faena. Para poder desarrollar esa ambición deberán ampliar la zona de producción bajo riego, y en eso están.
De acuerdo a la charla con el profesional, la empresa ya tiene en funcionamiento 11 equipos de aspersión en el predio conocido como «La Soleada» y otros 5 en «San Bernardo». Y dijo que están incorporando otros 8 en el curso de este año y 8 más el año que viene. Es decir de 400 hectáreas pasarán a cultivar unas 1.200.
En esta gesta productiva, la empresa que gerencia Barruti utiliza toda la tecnología a la que puede acceder. Una de ellas tiene que ver con una prueba piloto realizada días atrás: la siembra aérea.
Días atrás algunos vecinos de 25 de Mayo se sorprendieron cuando se enteraron que un avión llegó desde General Pico para realizar esta tarea. «Tenemos la necesidad de mejorar la cobertura de las tierras, lo hacemos con vicia que incorpora nitrógeno, y que también ofrece un buen pastoreo con muy buena proteína. El año pasado lo hicimos terrestre, en este estamos probando la alternativa de siembra aérea», explicó.
Barruti dijo que en el caso de esta gramínea las semillas tienen un gran poder residual, y que, aunque no germinen enseguida, permanecen latentes. Luego de ser lanzadas desde el avión las semillas quedan en superficie, y son incorporadas a la tierra mediante el paso de las picadoras, luego, cuando incorporan hacienda al rastrojo, éstos entierran otra parte con el pisoteo. «Estamos viendo esta alternativa», dijo.

Mano de obra.
Otras de las aristas notables del emprendimiento agroganadero son el aporte a la demanda de puestos laborales en la zona. «Nuestra tarea en el feedlot demanda bastante mano de obra. Actualmente hay 32 personas en relación directa, pero genera otras fuentes laborales satélites porque hay muchas tareas como laboreo o transporte, que se tercerizan», confirmó Barruti.
«Por ejemplo en estos momentos hay unos 40 trabajadores afectados a la obra civil de la planta de biogás, y se incorporarán otros 30 para construir las estructuras de la ampliación del feed lot. Pero cuando todo esté en marcha los puestos fijos de trabajo en el emprendimiento se duplicará», concluyó.