Inicio La Pampa En Coirco, Mendoza aceptó las audiencias

En Coirco, Mendoza aceptó las audiencias

PORTEZUELO DEL VIENTO

La mayoría de los actores de la cuenca del río Colorado volvieron a pedir que sea el Coirco el que maneje la futura represa de Portezuelo del Viento, y no la propia provincia de Mendoza. Lo hicieron durante la reunión del Coirco que tuvo lugar ayer en la ciudad de Río Colorado, provincia de Río Negro, oportunidad en que los regantes y pobladores expresaron su preocupación por el futuro del río y por los riesgos que conlleva la construcción de la represa. Mendoza fue al encuentro y dijo que está de acuerdo con realizar una audiencia nacional y un nuevo estudio de impacto ambiental.
Con la presencia de todas las provincias de la cuenca menos Neuquén, ayer se reunió en la ciudad de Río Colorado (provincia de Río Negro) el comité ejecutivo del Comité Interjusridiccional del Río Colorado. La reunión de la mesa ejecutiva del Coirco tuvo lugar en el Centro Cultural de la ciudad rionegrina y contó con la presencia de intendentes de la zona, vecinos de la comarca y productores de La Pampa, Río Negro y Buenos Aires.
En el caso de La Pampa lo hizo a través del delegado titular, Javier Schlegel, y del alterno, Juan Greco. Nuestra provincia también dijo presente a través del intendente de La Adela, Juan Barrionuevo, el presidente del Ente Provincial del Río Colorado, Enrique Schmidt, y representantes de Casa de Piedra, 25 de Mayo y Gobernador Duval.

Menos agua.
La reunión comenzó, según informó a Radio Noticias el delegado alterno de La Pampa en el Coirco, Juan Greco, con un informe técnico sobre las estimaciones de disponibilidad de agua, que anticipan que en esta temporada habrá «un 42 por ciento menos del caudal», hecho que obligará «a distribuir el agua de la mejor manera posible de Casa de Piedra aguas abajo».
Aunque el objeto principal del encuentro era analizar la bajante del río y los pronósticos de escurrimientos, el tema Portezuelo del Viento surgió en forma natural. «Fundamentalmente para evaluar algunas dudas, y todos sabemos las posiciones distintas que tenemos La Pampa con respecto a las otras provincias», recordó Greco.
«La misma gente fue la que empezó a indagar en el porqué de todas las resoluciones que han tomado y es la misma gente la que está dudando de la credibilidad de Mendoza», relató el delegado alterno. Una de las personas que tomó la palabra, un regante de Río Negro, fue a su entender el que hizo la mejor caracterización de la posición mendocina. «Dijo que haciendo un parangón con violencia de género, convengamos que ustedes los mendocinos están en una perimetral. Creo que fue casi la palabra exacta, ¿por qué? Porque no le creen», comentó el delegado.
«Los pampeanos no le creemos, pero ya no les cree la gente de Río Negro, la gente de Río Colorado, que tiene el río al lado. Y se lo dijeron de frente. Les pidieron explicaciones a Mendoza y nosotros volvimos a reiterar nuestra postura».
«Bienvenido que hay una audiencia pública a la cual Mendoza dice que se va a allanar, obviamente falta que diga que a la presa la vamos a manejar entre todos -ironizó-; por eso a la gente de Buenos Aires y Río Negro les costó explicar el porqué de su voto. No estaban cómodos».

Audiencias.
En la audiencia, la delegación pampeana solicitó que este tipo de reuniones se continúen realizando en todas las poblaciones ribereñas del Colorado, lo que representará una posibilidad única para que los representantes provinciales confronten su postura con la de sus representados, que en la mayoría de los casos son antagónicas.
«La postura de La Pampa tiene lógica y se vio en las preguntas que se hicieron. Buenos Aires se ha negado a que nosotros vayamos a explicar nuestra postura. Acá fue la gente de Río Negro la que dijo acérquense y expliquen».
Según comentó Greco, tanto los representantes de Río Negro como los de Buenos Aires «se sintieron muy incómodos en su propio terreno» y no por la presencia de vecinos o funcionarios pampeanos, sino por los planteos de su propia gente.

Rechazan financiamiento
Merced a una flexibilización en el texto original, la comisión legislativa de Ríos emitió ayer un dictamen de mayoría que expresa su rechazo a la decisión del gobierno nacional de financiar la obra hidroeléctrica Portezuelo del Viento. El sector más cercano al macrismo no se sumó al dictamen de mayoría y dará a conocer su posición en el recinto.
Para que los diputados radicales accedieran a firmar el proyecto de resolución que presentó el diputado peronista Espartaco Marín, desde el bloque del Partido Justicialista accedieron a trocar la palabra «repudio» por la frase «la más profunda preocupación», a la decisión de Nación de financiar con bono por 1.023 millones de dólares la construcción de la obra.
«Casi repudio», agregó jocosamente el presidente de la comisión de Ríos Interprovinciales, Jorge Lezcano, luego que algunos legisladores radicales dieran el visto bueno al cambio y firmaran el texto. Estos legisladores también coincidieron con la posición que cuestiona la falta de estudio de impacto ambiental y de un plan de llenado y otro de manejo en conjunto por las provincias integrantes del Coirco, el comité de cuenca del río Colorado.
Los que se mantuvieron en sus posiciones de rechazar el proyecto fueron los diputados Héctor Fazzini y Maximiliano Aliaga, que entendieron que «se trata de una cuestión política en tiempos preelectorales con el único fin de pegarle al gobierno nacional». Los representantes anunciaron que fijarán posición en el recinto.
En la misma temática, por unanimidad los diputados de la comisión de Ríos sacaron sendos despachos, aconsejando aprobación, para los proyectos de resolución, uno expresando beneplácito por el fallo que emitió la Corte Suprema de Justicia, respaldando la Ley de Glaciares y ratificando las Leyes Generales de Ambiente y Régimen de Aguas; y otro, adhiriendo a la conmemoración del «Día de la Lucha por el Río Atuel», en jurisdicción de La Pampa.

Mendoza redujo el caudal
La provincia de Mendoza nuevamente dejó en evidencia el manejo unilateral e inconsulto de las aguas del río Atuel por las que reclama La Pampa, al anunciarse una reducción a la mitad del caudal del río interprovincial, pasando de erogar 21 metros cúbicos por segundo cuando lo normal es 42.
Hasta los primeros días de diciembre, la cuenca tendrá turnos de riego seleccionados con la idea de reservar agua para enero -según dicen en la vecina provincia-, considerando que nevó un 20% menos que el año pasado y los embalses están en una situación crítica.
El subdelegado del Atuel, Mario Barbieri, explicó que «atravesamos un año complejo, las precipitaciones níveas no han sido alentadoras, estamos un 20% por debajo de la temporada pasada».
«Se arrancó -recordó- con un 70% de nivel de acumulación de agua en embalses, hoy estamos en un 55% de acumulación de agua. Esto obliga a una planificación minuciosa y estamos tratando de organizarnos con las inspecciones para que cada una prevea cuándo les es más útil el agua de acuerdo a los cultivos que tienen, hoy erogamos 21 metros cúbicos por segundo y se mantendrán de no haber una lluvia contundente, que según los pronósticos no hay muchas posibilidades».

Inspecciones.
Barbieri dijo que «la idea es llegar con el seccionado a los primeros días de diciembre y de ahí arrancar con todas las inspecciones, regando a pleno para cubrir enero de manera continua con 42 metros cúbicos por segundo. Va a depender de cómo se recuperen los embalses con los deshielos, cómo y cuándo arrancamos el seccionado en febrero, de los últimos 20 años este es el peor». Desde el diario San Rafael se destacó que la generación de energía requiere también un caudal mínimo y se anticipó que en marzo y abril habrá que hacer una «planificación muy rigurosa de la erogación».
Para mejorar la eficiencia en el riesgo en su territorio, el gobierno mendocino inauguró recientemente trabajos en el canal matriz Perrone, un importante cauce ubicado de Las Malvinas. Se trata de la segunda etapa de entubado y del revestimiento de 1.300 metros de un tramo de ese cauce de la cuenca del Atuel, que demandaron $45 millones y beneficiará 5.247 hectáreas.