Inicio La Pampa En dos semanas la APE y la CPE repondrán la línea que...

En dos semanas la APE y la CPE repondrán la línea que sacó Marcos

ANILLO DE TOAY

Luego de una reunión entre técnicos de la Administración Provincial de Energía y de la Cooperativa Popular de Santa Rosa, se logró acordar la restitución de la línea eléctrica alternativa de 33 kV que alimenta a de Toay. «Estamos encaminados a encontrar vías de consenso para retrotraer la situación operativa que teníamos antes del 6 de septiembre», destacó por su parte el gerente de Servicio Eléctrico de la CPE, Luis Usero.
La reunión entre ambas entidades se llevó a cabo el pasado viernes y, según informó el Gobierno provincial, se acordó «con la Cooperativa mejorar previamente las condiciones actuales de seguridad de esa línea diseñada para zona rural, antes de su energización. Se utilizará solo en casos de emergencia y se propone una línea urbana con aislación tipo Line Post, de montaje vertical».
En ese sentido, desde Provincia precisaron que «las tareas, como la instalación de postes intermedios, retiro de crucetas y ménsulas, instalación de un reconector y tendido de cables, se realizará con personal de las partes intervinientes y tiene un tiempo de ejecución de dos semanas a partir de la fecha».
«También se está elaborando un acuerdo operativo que tiene por objeto definir los procedimientos y lineamientos técnicos que establecen las condiciones que regirán para realizar la operación de la línea de 33 kV en la ciudad de Santa Rosa sobre la calle Felice, entre Bertón y Juana Azurduy, que permite la alimentación de la SET 33/13,2 kV Toay, en casos de emergencia», agregaron.

Manejo operativo.
Por su parte, Usero destacó «la predisposición que se tiene en convocarnos» y resaltó que «las autoridades actuales de APE han sido receptivos respecto de nuestra posición».
A su vez, indicó que en la reunión que se llevó a cabo el viernes pasado participaron tanto el administrador actual, Martín Fontanillo, y el gerente Técnico, Luciano González. Por la CPE, participó Usero y el subgerente de Operaciones.
«Básicamente nosotros planteamos la necesidad de volver a instalar el conductor para tener la línea disponible, como la teníamos antes. Ofrecimos lo que ya habíamos propuesto en el mes de mayo, en el sentido de dejar sin energía la línea, sin tensión, y cuando sea necesario ponerla en servicio, previo acuerdo con APE», explicó Usero.
De esta manera, se volvería a instalar el conductor que fue retirado por la anterior gestión de APE, a cargo de Gonzalo Marcos, y la CPE volvería a tener el manejo operativo de la línea.
Según sostuvo Usero, en principio las autoridades provinciales «lo vieron razonable» y «nos pidieron que la CPE elabore algunas propuestas operativas para poder usar la línea, resolviendo las interferencias y los conflictos que podría haber entre la línea y las propiedades privadas».
Ante esto, Usero afirmó que aceptaron y que «no teníamos problemas en hacer una evaluación y elevarla a APE». Incluso, señaló que consideran oportuna la ocasión para «hacer un estudio y georeferenciar la línea eléctrica, las líneas municipales y las construcciones. Es decir, que uno tenga certeza de las posiciones relativas entre las columnas y las construcciones existentes en todo el tramo».
«A los fines de poder hacer un estudio para ver diferentes alternativas, sería bueno contar con un estudio de ese tipo. Nosotros ya lo teníamos, también lo propusimos en el mes de mayo», recordó, pero en aquel entonces no obtuvieron una respuesta favorable.
«Le hicimos el comentario a las autoridades de APE de este estudio, y ellos incluso nos anticiparon que podría ser una variante constructiva que la Provincia contrate a la CPE en forma directa o mediante un subsidio, para que la Cooperativa pueda hacer no solo estos estudios de alternativas, sino también la construcción», agregó.

Propuestas.
Usero anticipó que ayer por la mañana se decidió cuál «era la propuesta para reinstalar los conductores, que son tres», y señaló que APE «estaría en principio de acuerdo».
En ese sentido, explicó que «no vamos a volver a instalar los cables en los mismo lugares donde estaban. Hemos propuesto una pequeña modificación constructiva a la línea, de manera tal que podamos retirar los conductores que están más cerca de las viviendas».
Estas tareas podrían extenderse durante las próximas dos semanas, según la evaluación que hacen desde la entidad. «Queda por resolver quién va a hacer la tarea. Estamos encaminados a encontrar vías de consenso para retrotraer la situación operativa que teníamos antes del 6 de septiembre», remarcó.
Con respecto a los procedimientos operativos, Usero también adelantó que ayer recibieron «una propuesta de APE para operar esa línea. Una vez que le hagamos los aportes, lo vamos a devolver». Con estos avances en los acuerdos, Toay volverá a contar con el sistema anillado en las próximas semanas.