Inicio La Pampa En la lista de la Federal está el cura de la U4

En la lista de la Federal está el cura de la U4

"RASTRERA OPERACION"

El revuelo que generó la filtración de un oficio judicial de una investigación por drogas y lavado de dinero en la provincia de La Pampa y en la que están apuntadas 25 personas, entre ellos el diputado provincial por el Partido Justicialista Espartaco Marín y los comisarios de la Policía pampeana Luis Blanco y Marcelo Calderón, sumó ayer una nueva novedad: la investigación tiene también a un sacerdote como uno de los apuntados.
Se trata de Hugo Edgardo Pernini, un reconocido cura de Santa Rosa, quien -según pudo confirmar LA ARENA- se presentará esta mañana ante el Juzgado y a la Fiscalía Federal.
El sacerdote Hugo Pernini es otro de los 25 integrantes del la lista de la que se requirió información desde la Superintendencia de Drogas Peligrosas y la División de Lavado de Activos del Narcotráfico. La noticia tomó por sorpresa a la comunidad eclesiástica y generó conmoción dentro de las filas de la Iglesia Católica en la provincia.
A horas de trascender su nombre, Pernini, quien además de prestar servicios dentro de la Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal se desempeña como presbítero en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y en la capilla María Auxiliadora de la localidad de Ataliva Roca, aseguró que se presentará espontáneamente ante el Juzgado Federal para ponerse a disposición de la Justicia. Así lo confirmó una fuente allegada al sacerdote a este diario, quien adelantó que lo haría en horas de la mañana.
De esta manera, la investigación por la supuesta red de comercialización de estupefacientes que se encaró desde la Justicia Federal sumó otro curioso capítulo: además de las figuras de la política, la policía y del empresariado, también habría una persona involucrada del ceno de la Iglesia local.

«Cosas que pasan en Comodoro Py», dijo Marín.
El diputado provincial Espartaco Marín brindó una conferencia de prensa en su casa particular y realizó un descargo por la aparición de su nombre en un oficio judicial que trascendió desde la Municipalidad de Santa Rosa por una causa de drogas y lavado de activos. Vinculó la situación, que se conoció por los medios, a una operación política, pidió que se lo investigue «de pies a cabeza» y advirtió que «estas son cosas que pasan en Comodoro Py». En horas de la mañana se presentó en el Juzgado Federal y en la fiscalía.
«Fui al juzgado a ponerme a disposición no al 100 por ciento sino al 200 por ciento con la justicia federal, prestando mi consentimiento, mi información, mi buena voluntad y mi decisión personal para que esto se aclare, porque soy el primer interesado en eso», explicó Marín, que puso a «disposición» de la Justicia su teléfono que «tengo hace 10 años, mi historia, mi domicilio».
«Les di mi consentimiento para que de ser necesario allanen lo que consideren y crean necesario. Es un hecho absolutamente falso en lo que tiene que ver con mi persona. Como funcionario público, legislador, me debo a la sociedad pampeana, y no tengo nada que esconder ni que ocultar, por eso fui sin abogado defensor ni estrategia judicial, sin militancia que me acompañe, solito al juzgado y a la fiscalía a ponerme a disposición de la Justicia para que esto se resuelva», agregó.
Con respecto a la charla que mantuvo con el juez Juan José Baric y el fiscal Leonel Gómez Barbella, aclaró que no está imputado «absolutamente en ninguna causa», porque «dentro de lo que se dice en los medios, algunos de manera irresponsable, dijeron más de lo que la causa supuestamente contiene. No tengo ninguna imputación de ninguna naturaleza y lo dejo en claro. No tengo ni tuve nada que ver en algo relacionado a las drogas, narcotráfico y mucho menos al lavado de activos».

«Una bolsa de mierda».
El oficio judicial en cuestión tiene un listado de 25 personas, entre los que figura Marín, requiriendo información sobre si alguna de ellas autorización para el funcionamiento de un local comercial. «Es una situación que me sorprendió. Dentro de los comentarios históricos entre los que me tocó vivir al ser en mi adolescencia hijo de un gobernador, soy consciente de todos esos comentarios y lo tomé siempre a modo de broma o chicana. Nunca pensé que la justicia federal pudiera llevar adelante una investigación de un tema tan complejo de una causa por narcotráfico o lavado de dinero y que aparezca mi nombre», explicó el diputado.
Y amplió: «Esto no es La Matanza ni el Gran Rosario, esto es Santa Rosa y nos conocemos todos. No hace falta pericias para determinar en temas tan complejos y de tanta relevancia cómo se plantea mediáticamente una información tan sutil. Me sorprendió que haya una investigación judicial, pero para mí es una gran oportunidad porque desde muy pibe dentro de un plano personal o íntimo, siempre comentarios en tal sentido. Y espero que se investigue a fondo y de la resolución que no tengo dudas será el sobreseimiento liso y llano, me saquen esta bolsa de mierda de encima».

Sin privilegios.
Por otro lado, el diputado aclaró que «no fui a pedir a la Justicia ninguna información particular de la causa, no tengo ningún privilegio, si los medios o alguno en particular divulgaron información que tenía secreto de sumario, tendrán su responsabilidad, yo solo me puse a disposición de la Justicia de pies a cabeza, que me den vuelta como una media desde que nací hasta los 39 años. Dicen que la causa es de 2016, si quieren revisar antes, que busquen lo que quieran».
Sobre la filtración del oficio judicial, indicó que «desde lo político, no le debo plata a nadie, no tengo enemistades manifiestas con nadie, no tengo vinculación ni con boliches, bares, negocios, nunca tuve ni siquiera un kiosco, una farmacia, una verdulería, un comercio. Entonces no encuentro otra relación que tenga que ver esto con la política y me molesta porque soy político, y porque no se puede caer tan bajo. Hay cosas con las que no se puede joder. Son temas que trascienden la política». Sin embargo, reflexionó: «No quiero pensar que la política está tan hecha mierda, porque estas son cosas que se viven en Buenos Aires, en Comodoro Py. La Pampa no está acostumbrada a esto».

Apoyo.
Marín comentó que tampoco conoce a los policías pampeanos mencionados en el oficio y que solamente conoce al jefe de la fuerza Roberto Ayala por la actividad legislativa. «Dicen que hay un sacerdote involucrado, tengo 39 años y hace 38 que no voy a una Iglesia. No resiste el menor análisis esta vinculación hacia mí, entonces no hay otra fundamentación que no tenga que ver con una maliciosa y rastrera operación política, que sin perjuicio de eso, incluso siendo una operación política, pido que se me investigue desde que nací para dar tranquilidad a mi familia que es lo que más importa, a mis compañeros de militancia que se ponen mi remera y a la sociedad pampeana que deposita un voto de confianza en cada elección», señaló.
Sobre su padre, dijo que le dio consejos «personales» y recordó que el ex gobernador «sufrió mucho tiempo cuestiones relativas, recuerdo que era el hijo del dueño de Potrillo Oscuro también y que yo fui propietario de locales comerciales, lavaderos, todos esos fueron comentarios que los viví pero nunca pensé que podrían llegar a una investigación judicial. Sin embargo, bienvenido sea esto para desbaratar todos y cada uno de los argumentos que se han mencionado».

De Verna.
Además, dijo que recibió la solidaridad del gobernador Carlos Verna, de sus pares de Diputados y de «todos los que me conocen y los que no me conocen y entienden que esto tiene una vinculación relacionada a una operación política que a una causa de delito transnacional y que no se sostiene por sí sola, no solo por la impericia de quienes investigan y mandan un oficio a una municipalidad con nombre y apellido de los que pretenden conocer si son propietarios de tal o cual cosa, es insólito. Yo nunca vi algo así en La Pampa. Hablan de una causa de 2016, estuvieron tres años…».

-¿Cree que hay un enseñamiento a su persona?
-No, yo no me victimizo. Yo milito en política, sino me hubiese puesto un comercio o me hubiese dedicado a viajar por el mundo o hubiese estudiado arquitectura. Yo milito en política y me banco los costos que vengan, los costos político, yo discuto política y estoy acostumbrado a defender mi apellido, no mi nombre y a defender la política y no las cuestiones personales que no tienen nada que ver.