miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa "En La Pampa están muy avanzados"

«En La Pampa están muy avanzados»

ESPECIALISTA AFIRMO QUE MACRI HIZO "BASTANTE POCO" EN SALUD MENTAL

«El gobierno de Mauricio Macri ha hecho bastante poco en la aplicación de la Ley de Salud Mental», afirmó ayer el doctor Alberto Trimboli, presidente de la Federación Mundial de Salud Mental, quien destacó el servicio que brinda Salud Pública en La Pampa para las personas afectadas por estas diversos problemáticas.
El profesional brindó a la mañana una capacitación a profesionales de la Salud de La Pampa en el hospital Lucio Molas y por la tarde, en la UNLPam encabezó una jornada denominada «Hacia un modelo de inclusión socio sanitaria de salud mental: Avances y retrocesos en la implementación de la Ley Nacional de Salud Mental».
«Me quedé sorprendido por todo lo que están haciendo en La Pampa sobre consumos problemáticos y la Ley de Salud Mental, están muy avanzados. Tienen recursos profesionales, por ejemplo en el hospital (Molas) una serie de dispositivos sorprendentes porque aborda muy bien la Salud Mental y amplían siempre un poco más» en la cobertura del sistema de salud, dijo.
Siguiendo en esa línea, destacó que «a nivel nacional tenemos un director de Salud Mental que tiene un perspectiva de derechos e ideas que van acordes a la ley», aunque «muchas veces nos encontramos con recursos económicos que no alcanzan».
Se quejó porque la Sedronar, la Secretaría de Salud -antes Ministerio de Salud- y la Dirección de Salud Mental no trabajan en forma coordinada y los «recursos se derivan» a instituciones privadas para los tratamientos cuando deberían ir al sistema público para el abordaje. «Se sacan de encima la problemática», indicó Trimboli.

Disparidad.
Dijo que en las provincias argentinas hay «una especie de disparidad» en el avance de la ley mientras que puntualmente en La Pampa, advirtió, está pendiente la creación del órgano de revisión de la Ley 26.657 de Salud Mental que buscan garantizar el derecho a la protección de la salud mental de todas las personas, y el pleno goce de los derechos humanos de aquellas con padecimiento mental. «Así se controla si se cumplen estos derechos».
La normativa establece entre otros puntos que quienes padecen una problemática de este tipo «son personas como cualquier, y tienen derechos a ser internados en hospitales generales y a contar con un abogado», que debe garantizar el Estado, si el procedimiento se realiza en contra de su voluntad.
Sobre los tratamientos, Trimboli manifestó que «hay lugares que no tienen profesionales y se cree que con entreterlos o hacerles barrer o manualidades, con eso van a curar a una persona y no es así. Otros sectores creen que es un problema espiritual pero es un problema de salud que tiene implicancias sociales, de seguridad». Y agregó: «No vamos a curar a nadie metiéndolo preso, ni haciéndolo rezar ni haciéndole el mantenimiento de una institución».
– ¿Aumentó el consumo problemático en el país?
– Ha aumentado el consumo, no el consumo problemático. Nosotros tenemos la idea de que son los pobres quienes tienen consumos problemáticos. Y no es así. En realidad, pasa que cando una persona con recursos consume se esta divirtiendo en cambio el pobre lo hace para robar y delinquir. Por supuesto que va a tener efectos mas devastadores en una persona que no tiene casa ni familia, pero el consumo afecta a todos los niveles sociales. Se estigmatiza la pobreza y se genera más exclusión.