Inicio La Pampa En Miami, la empleada del año es de 25 de Mayo

En Miami, la empleada del año es de 25 de Mayo

AEROPUERTO INTERNACIONAL

Una joven pampeana fue reconocida como la «mejor empleada del 2018» en el Aeropuerto Internacional de Miami. La noticia se viralizó en 25 de Mayo y la zona. Ella dijo que salvar una vida «reconforta el alma y te hace mejor persona».
La joven Anabella Zapata, oriunda de 25 de Mayo, fue reconocida hace unos días por las autoridades del Aeropuerto Internacional de Miami, como la «empleada del año».
La novedad, conocida a través de la página de Radio Génesis de esa ciudad pampeana, se viralizó en la localidad a través de las redes sociales, donde una infinidad de veinticinqueños le expresó el orgullo que sentían por tamaña acción. «Hacer el bien reconforta el alma y nos hace mejores seres humanos», fue la contestación a la catarata de mensajes de admiración y felicitaciones que postearon los vecinos veinticinqueños.

La acción vital.
La situación que motivó el gran reconocimiento de las autoridades del Aeropuerto Internacional de Miami, tuvo lugar el miércoles 30 de mayo pasado. Fue en el área de la terminal J3, cuando Luis Arroyo Ramos, otro trabajador del puerto aéreo norteamericano, uno de los mas grandes del mundo, se ingresó a un ascensor para hacer una entrega a las salas de pasajeros, momento en que sufrió un infarto.
La joven, Supervisora de Limpieza de Aeronaves de la empresa Swissport, quien había recibido instrucción en RCP, activó el protocolo y lo practicó durante varios minutos hasta que llegaron los equipos de emergencia médica. Aseguran que su intervención fue decisiva para que el hombre siga con vida.

La mejor de junio.
Las autoridades del aeropuerto, en aquel momento, la declararon la «Empleada del Mes de junio», por su acción. «Aunque había más gente dentro del ascensor, fue la señorita Anabella Zapata, de Swissport Aircraft Services, quien tomó la iniciativa de proporcionar CRP al señor Ramos, cuando vio al hombre en el piso. Ella actuó durante unos once minutos (una experiencia muy agotadora), hasta que apareció Fire Rescue. Le salvó la vida al señor Ramos al actuar de manera decisiva y rápida», señalaron al decidir su reconocimiento a la veinticinqueña.
Un día Anabella ingresó al MIA y encontró su nombre en los carteles luminosos de la entrada. Allí la citaban como empleada del mes de junio. «¡Que honor estoy muy agradecida! Siempre hay que hacer el bien sin mirar a quien, eso reconforta el alma y nos hace mejores seres humanos», dijo a través de su cuenta de Facebook.
En esa red social se produjo una catarata de felicitaciones e intercambios con familiares y amigos de 25 de Mayo, también hubo tiempo para el humor.» Muchas gracias a todos por sus lindos comentarios, fue una sorpresa muy linda, no sabía nada de nada, lo malo fue que justo ese día fui sin maquillaje y toda fea, había un fotógrafo así que rompí la cámara», se rió.

Empleada del año.
Pero para Anabella faltaba el broche de oro a su acto de solidaridad y amor por la vida, porque días atrás le valió ser elegida como la «Empleada del Año» del MIA. «El empleado del año de MIA es Anabella Zapata, un supervisor de limpieza de aviones de Swissport. En Mayo, Anabella se encontró con una persona que se derrumbó en un ascensor que sufría de un paro cardíaco. Rápidamente se puso a usar las habilidades que aprendió hace cuatro años», señalaron las autoridades durante el acto de entrega del reconocimiento.
«Ella realizó RCP durante unos 16 minutos, nunca dejando de lado la esperanza de que podría ayudar a salvar la vida de esta persona. Para cuando llegaron los paramédicos, la persona estaba respirando y tenía pulso. Hoy, Luis Arroyo Ramos finalmente fue capaz de reunirse con Anabella y darle las gracias por darle una segunda oportunidad en la vida», agregaron.

Orgullo pampeano.
El nombre de Anabella Zapata, reinó en el ingreso al aeropuerto de Miami durante todo el mes de junio y durante todas las fiestas navideñas, mediante carteles luminosos, y también en distintos espacios dentro de ésa terminal aérea, una de las más grandes del mundo.
El acontecimiento causa orgullo a 25 de Mayo, su terruño, a La Pampa y a todo el país, y significa un regalo de fin de año que consiste en un gran ejemplo de solidaridad y bonhomía, un sello que nos distingue a los pampeanos que andan por el mundo.