Inicio La Pampa En Pergamino determinan que el agua tiene 18 agrotóxicos

En Pergamino determinan que el agua tiene 18 agrotóxicos

El juez federal de San Nicolás, Carlos Villafuerte Ruzo, ordenó prohibir la fumigación en los alrededores de Pergamino hasta una distancia de 600 metros de los barrios periféricos. Lo hizo luego que un informe elaborado por peritos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación detectara la presencia de 18 agrotóxicos en el agua que consume la población a través de la red urbana. El intendente de Pergamino había negado la contaminación y autorizó a fumigar hasta 100 metros de las viviendas. La denuncia la impulsó una mujer cuyos dos hijos tienen glifosato en sangre.
Las versiones acerca de la contaminación del agua en Pergamino circulan hace ya un tiempo y esas dudas motivaron dos estudios, que tuvieron resultados disímiles. El municipio había negado esas versiones e incluso el intendente municipal Javier Martínez dijo que no había ningún riesgo y que en su casa tomaban “agua de la canilla”.
El caso empezó a tomar fuerza a raíz de las denuncias de un grupo de madres que viven en las afueras de la ciudad, muy cerca de los campos fumigados. El caso emblemático es el de Ciro y Fiama, dos niños que tienen glifosato en sangre. Viven en Villa Alicia, en el margen urbano de Pergamino, uno de los barrios que mencionó el juez Villafuerte Ruzo en su orden de prohibir fumigaciones cercanas a zonas urbanas. Sabrina Ortiz, su mamá, y su esposo Sergio vienen denunciando las fumigaciones desde 2011, primero desde la Asamblea para la Protección de la Vida, la Salud y el Medio Ambiente y luego desde la organización Madres de Barrios Fumigados de Pergamino.
Mientras los vecinos pedían alejar las fumigaciones a más de 1.000 metros de las viviendas, el Municipio desoyó los reclamos y, en sintonía con los empresarios del agro, fijó sólo 100 metros de protección.
Un primer estudio, realizado por el INTA Balcarce, determinó la presencia de agrotóxicos en el agua que consumen los vecinos a través de la red. El municipio ordenó otro estudio, en este caso realizado por la Autoridad del Agua de la provincia de Buenos Aires que, que determinó que aunque hay plaguicidas, su concentración es tan baja que no representa peligro para los consumidores.
Frente a estos dos informes, Villafuerzte Ruzo pidió un nuevo estudio, en este caso al equipo de Toxicología de la Corte Suprema de la Nación. Este trabajó concluyó que el agua de Pergamino está contaminada con 18 tipos de agroquímicos, un resultado similar detectado por el INTA Balcarce.
En el nuevo informe se aclara que el examen de los especialistas de la Corte se realizó en base a las pruebas líquidas y no sobre los informes ya elaborados que son parte de la causa penal. De esto se desprende entonces que no se efectuó una interpretación de los estudios sino que se evaluaron las muestras de manera integral y con las precisiones que corresponden para estos casos críticos. Los barrios en los que se denunció contaminación en el agua fueron: Villa Alicia, Luar Kayard y La Guarida.
Ahora, el juez federal deberá continuar con la denuncia pena que dio lugar a esta causa, en la que se investigan las responsabilidades penales de las autoridades municipales, de los fumigadores, y de los propietarios de los establecimientos rurales, en este caso de afectación de la salud colectiva.

Para Macri es “irresponsable”
La decisión judicial del juez federal, avalada en pericias oficiales, se da en el marco de un intenso debate sobre la fumigación y su impacto en la salud colectiva, debate fogoneado por recientes dichos del presidente Mauricio Macri en los que tildó de “irresponsable” a otro fallo judicial, en este caso en la provincia de Entre Ríos, que impuso una restricción similar para proteger a los niños de las escuelas rurales de esa provincia. En nuestra provincia existe un planteo similar en la localidad de Lonquimay, en este caso motivado por la presencia en pleno casco urbano de un depósito de bidones de agrotóxicos.