Inicio La Pampa En tres años los remedios subieron un 235%

En tres años los remedios subieron un 235%

GRAVE SITUACION DE LOS JUBILADOS

En nuestro país, la desaparición del Estado, el desfinanciamiento de la educación y la salud, los tarifazos y el aumento desmedido de la canasta básica de alimentos son producto de una serie políticas económicas que impulsó el gobierno de Mauricio Macri y que afectaron a un amplio sector de la sociedad. Sin embargo, la población de adultos mayores fue el sector más golpeado por estas medidas, que a su vez incluyeron una Reforma Previsional, que fue fuertemente repudiada.
Esto fue confirmado por Federico De Marziani, director del Centro de Estudios Políticos para Personas Mayores, a raíz de trabajo en conjunto que realizaron con el CEPA sobre la situación de las personas mayores.
En diálogo con Radio Noticias, De Marziani comentó que «mensualmente hacemos un informe en el cual medimos la inflación de los medicamentos más consumidos por las personas mayores y además algunos productos de la canasta básica que consumen».
En ese sentido, afirmó que para cerrar el año realizaron un informe más extenso. Tomando los números desde 2015 a 2018 «nos dio una inflación total que se proyectó en 235% de aumento de los medicamentos, lo cual es una situación bastante complicada para las personas mayores. Y solo en 2018, esos medicamentos aumentaron 53,24%, estuvieron por encima de la inflación promedio anual.
En esos medicamentos algunos, que son esenciales, aumentaron el 534%».
De Marziani destacó que «todos los medicamentos que medimos nosotros son los que más se consumen y los que se necesitan». A su vez, agregó que a estos incrementos hay que agregar que la obra social no los cubre. «El PAMI tomo algunas definiciones con resoluciones. Las resoluciones 234 y 250, lo que hacían es establecer una cobertura máxima, le ponía un tope. Después, el 30 de marzo de 2016 la 439 y 440, que excluían de la cobertura a un grupo de 160 medicamentos. Los podían seguir comprando, pero no se cubrían al 100%», recordó De Marziani.
«Después, sacaron la 05, que lo que hizo en 2017 es limitar y agregarle condiciones al subsidio social que sacaban las personas para tener el 100% de gratuidad. Si una pareja de jubilados tenía un auto de menos de 10 años de antigüedad o si tenían más de un inmueble ya no podía tener los medicamentos gratuitos», indicó.
Por otra parte, el director del Centro de Estudios Políticos para Personas Mayores señaló que en nuestro país son más de 6.500.000 las personas jubiladas. Del total, el 43% son varones y el 57% son mujeres. «El 64%, cobran la mínima y viven con 9.300 pesos. Es muy grave la situación de las personas mayores», advirtió De Marziani.

Canasta básica.
Uno de los aspectos medidos por el estudio está relacionado al aumento de la canasta básica de lo que consume cada jubilado. En ese sentido, De Marziani afirmó que «eso también tuvo un aumento importante» y explicó que «lo medimos en lo que podía comprar con la jubilación en el 2015 y lo que puede comprar ahora en productos».
«En noviembre de 2015 un jubilado cobraba la mínima de 4.400 pesos, con eso podía comprar en botellas de aceite, 252. Hoy cobrando 9.300 pesos, puede comprar 96. Tuvo un aumento el aceite de 464%. Y así lo medimos en galletitas podía comprar 269 kilos, hoy puede comprar 190 kilos, en carne picada también, podía comprar 118 kilos y hoy puede comprar 59 kilos. Es una situación difícil», expresó.
En relación a la forma de medición, De Marziani manifestó que «nosotros medimos en un comparativo de lo que es la evolución de los productos de la canasta, ocho particulares para medir una bolsa. Antes se medía un changuito, nosotros creemos que hoy un changuito no los llena ni un trabajador».
La bolsa de productos, que posee carne, aceite, frutas y verduras, entre otros productos, tuvo un aumento descomunal «esa bolsa en 2015 salía $162 y hoy sale $710, tuvo un aumento de 337%».

Tarifazos.
A la crisis que viven los jubilados y jubiladas argentinas, se le suman los aumentos provocados por el tarifazo. De Marziani explicó que «por más que tenga la tarifa social, te cubre hasta cierta parte. Después te cobran todo, como si fuera un consumo de cualquier otra persona. Además, los gastos de traslado y envío se lo cobran a todo el mundo. Se le hace imposible a un jubilado no llegar a fin de mes, sino llegar a la primera quincena».
«Los jubilados están viviendo una crisis muy fuerte, comparable a la crisis de los ’90 con Norma Plá. El valor real de la capacidad de compra cayó muchísimo. Yo creo que son los más desprotegidos de la sociedad», agregó.

Reforma jubilatoria.
Según De Marziani, otro punto a tener en cuenta es «la reforma jubilatoria. Durante el 2018 el aumento que se les dio fue de 28,5% y la inflación fue de 47,5%. Perdieron 19 puntos en todo el año y ni siquiera le dieron un bono de fin de año».
Por otra parte, mencionó que «las recomendaciones del FMI para la Argentina empezaron en 2016, a través del reporte 346 nos recomienda cambiar la edad jubilatoria, que con la reparación histórica se cambió y ahora las mujeres se jubilan a los 65 años y además con el 80% de la jubilación mínima».
A su vez, señaló que «las mujeres que se jubilen con la Reparación Histórica, lo harán con la Pensión Universal del Adulto Mayor (PUAM)». Ante esto, apuntó al gobierno nacional por sacar las moratorias, «que fueron la inclusión previsional más grande de la historia. Fue el reconocimiento cultural al trabajo de nuestras madres y abuelas que habían trabajado toda su vida».
De Marziani manifestó que las recomendaciones del FMI no solo apuntaron a modificar la edad jubilatoria, sino que también hacían hincapié en «reducir el haber inicial». Esto posee el nombre de Tasa de Reemplazo y es «la diferencia entre lo que vas a ganar cuando te jubilás a lo que ganabas cuando estabas trabajando. Hacia eso van, a bajar esa tasa. Además, a volver a instalar las AFJP, quizás con otro nombre».

Proyecto.
El director del Centro de Estudios Políticos para Personas Mayores recordó los dichos de la titular del FMI, Christine Lagarde, cuando afirmó que «las personas viven demasiado y eso es un problema».
«No comparto en ningún punto lo que están diciendo», agregó De Marziani y remarcó que, en relación a la reforma jubilatoria, «es importante recordar que se juntó un millón de firmas y se presentó un proyecto de ley para derogarla y la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados nunca se reunió para tratarlo. Ni una sola vez el gobierno de Cambiemos convocó para discutir nuevamente la Reforma Previsional, con la que habían dicho que los jubilados no iban a perder un peso contra la inflación».
«Es interesante porque en esa reforma jubilatoria, a los trabajadores hombres le proponen trabajar hasta los 70 años y el promedio de esperanza de vida de los varones es de 73», advirtió.
Finalmente, denunció que «es muy grave la situación. Hay que sentarse a discutir la política para nuestras personas mayores de acá a 30 años, pero no con la visión que tiene el Fondo Monetario. Para el FMI ellos son un número y nosotros creemos que son sujetos de derechos», concluyó.