“Ahí toman mucho mate”

QUEJAS DE PROTECCIONISTAS POR INACCION DE REPARTICION MUNICIPAL

“En Zoonosis toman mucho mate”, afirmaron dos defensoras de los animales en directo cuestionamiento al accionar del departamento municipal de Zoonosis, área que debe encargarse del control de los perros en situación de calle y que a juicio de estas personas, no cumple debidamente su función. “No es un problema de presupuesto, es una cuestión de organización”, aseguraron, sumando otro cuestionamiento. La solución concreta es hacer más castraciones de perros callejeros.
Yésica Alarcón y Sol Reynoso son dos proteccionistas que se acercaron a LA ARENA a raíz de los artículos publicados en el último tiempo sobre los perros en situación de calle y señalar que una parte importante de responsabilidad la tiene el departamento Zoonosis, que no cumple acabadamente su función -según su opinión- ni informa a la comunidad cómo proceder ante casos de perros agresivos y mordeduras.
“Es sumamente importante que la gente sepa la función que cumple Zoonosis, porque vemos en los medios de comunicación y en una charla que tuvimos en el municipio con los concejales, que no sabemos qué función cumple esa repartición”, sostuvo Yésica Alarcón, impulsora de la organización “Proteccionistas”, que está en vías de formación.
“Con los animales en situación de calle, principalmente los perros, se ha generado un problema social, para todos, tanto para el que le gustan los animales, como para el que no le gustan. Nosotros hace años que venimos reclamando y pidiendo por favor que se aumenten las castraciones, porque es la única manera que tenemos de parar con la superpoblación, y legalmente es la única manera que está permitido controlar”.
“El municipio debe agregar más esterilizaciones masivas”, reiteró Alarcón, señalando la solución al problema de la superpoblación de perros sin dueño.
“Los concejales nos dijeron que el número de castraciones es alto, pero los proteccionistas independientes vemos que no conseguimos turnos. Nosotros levantamos los perros en situación de calle, los llevamos a esterilizar y nos cuesta horrores conseguir turno”, aseguró.
La joven relató que en este momento tiene unos 40 perros esperando que desde la repartición le den un turno para hacer la intervención.
“El municipio debe trabajar como corresponde, y nosotros los proteccionistas independientes y las ONGs acompañar al municipio. Hoy estamos haciendo las cosas al revés”.

Falta una política.
En la reunión con los concejales, los proteccionistas plantearon que sean ellos, los ediles, los que pidan a las autoridades de este sector “que le den prioridad a los perros en situación de calle porque es la única manera de parar” con la superpoblación y con los problemas que ello genera. También deberían bregar los ediles por mayor educación y conocimiento, otra gran deuda de la municipalidad. “No hay una página (en Internet) que nos informe el número de teléfono, la dirección de Zoonosis, o qué tenés que hacer en caso que un perro te muerda”, aseguró Alarcón.
En estos casos, indicó, hay un protocolo de actuación que debe seguirse y que actualmente, afirmó, no se está respetando. En la gestión anterior sí se cumplía con hacer un seguimiento de cada caso de mordedura, tanto de la persona mordida como de ubicar al perro que la atacó y determinar si tenía alguna enfermedad contagiosa.
“Necesitamos una política de Estado, porque de esta manera están jugando con nuestra salud”, resumió Alarcón. “Zoonosis debe cuidar nuestra salud de las enfermedades zoonóticas. Yo estuve voluntariamente trabajando, y vi que se toma mucho mate ahí. Vi cómo se manejan y eso me generó más impotencia todavía. Me sentí traicionada, porque ahí tenemos la solución y nosotras desesperadas corriendo para todos lados, haciendo el trabajo que deben realizar ellos. No solo que falta organización, sino que llamás por teléfono y te tratan mal y ni siquiera saben informar”.