Inicio La Pampa Entregan seis casas de plan provincial

Entregan seis casas de plan provincial

EDUARDO CASTEX: BENEFICIAN A MAS DE 30 VECINOS CON EL PROGRAMA SOLUCIONES HABITACIONALES

El intendente local, Darío Balsa y el presidente del Instituto Provincial Autárquico de Vivienda (IPAV), Jorge Tébes, presidieron ayer el acto de entrega de seis viviendas del Plan provincial «Mi Casa» y más de treinta beneficios del Programa Soluciones Habitacionales por una suma superior a los 600 mil pesos, en Eduardo Castex.
Los funcionarios, en sus discursos, criticaron al gobierno nacional por la falta de asignación de fondos económicos para construir viviendas sociales en La Pampa, y admitieron las consecuencias de la «fuerte retracción económica» por las políticas implementadas por la gestión macrista.
El acto se desarrolló ayer en el pasaje Maestros Puntanos, en la zona sur, donde se construyeron dos viviendas del programa habitacional pampeano. Las cuatro restantes se distribuyen en otros dos terrenos de la zona urbana. En el acto además estuvieron presentes el gerente de Adjudicaciones del IPAV, Rogelio Schanton; el gerente Técnico Administrativo, Héctor Corredera; funcionarios municipales, beneficiarios y vecinos castenses.
El momento más emotivo del acto se vivió cuando la adjudicataria Ivonne Arias pronunció palabras al público presente. Destacó que sentía «alegría, emoción y agradecimiento».
«No podría nombrar a cada uno de lo que hicieron posible el sueño de la casa propia, por eso quiero agradecer a esta gestión y junto a mi hijo estaremos agradecidos para toda la vida», expresó con la voz quebrada y los ojos humedecidos. «Es la casa para mi hijo», resaltó. «Estoy muchas agradecida», cerró casi monosilábica por la alegría de acceder a la vivienda propia.

Reactivación económica.
Balsa criticó los «inexistentes recursos de Nación para construir viviendas en La Pampa», y resaltó que en contraposición «el gobierno provincial encabezado por Carlos Verna puso recursos económicos, administrativos y técnicos para la construcción de viviendas en localidades de menos de 10 mil habitantes».
«Ante la escasez de actividad y trabajo afectado por las fuertes políticas de retracción económica del gobierno nacional, nosotros pusimos todo el dinero que nos transfirieron para la construcción en comercio y mano de obra en esta localidad», destacó Balsa.
El funcionario castense explicó cómo se determinaron los adjudicatarios de la media docena de viviendas, cuando existen más de doscientos anotados en los registros para acceder a una vivienda social en esta localidad. «Agarramos el listado y tomamos los inscriptos más antiguos y fundamentalmente que tuvieran hijos, y hoy estamos entregando seis viviendas a familias que estaban inscriptos en los listados del IPAV desde 2009», expresó.
«Es un orgullo para el equipo de trabajo solucionar el problema del techo propio para algunas familias, en momentos donde atravesamos un difícil momento económico y social en el país y acá no somos ajenos», concluyó Balsa.

«Justicia social».
El presidente del IPAV, Jorge Tébes, aseguró ayer que para los funcionarios «no hay nada más lindo y emocionante que entregar viviendas». Destacó que la gestión del gobernador Carlos Verna promueve «la justicia social», e indicó que la vivienda «es una prioridad junto con la educación, la salud y el trabajo, para que las familias se puedan desarrollar y el pueblo pueda vivir como corresponde».
«Cuando Nación dejó de enviar dinero para viviendas sociales, el gobernador Carlos Verna creó que este programa de viviendas para demostrar que dentro de las cosas malas pasan cosas buenas, porque pudimos firmar 63 convenios para construir 442 casas», recordó. Y destacó que este programa permitió generar «mano de obra y como los materiales se compran en los pueblos, así se moviliza la economía del pueblo».
«Dentro de esta crisis que atravesamos, esto traer soluciones que permiten mitigar para seguir adelante», añadió.
«Hay una decisión del gobierno provincial de continuar construyendo casas, no solo en esta gestión, sino en la próxima gestión de Sergio Ziliotto que también implementará nuevos planes de llegar a otros sectores de la sociedad», cerró Tébes.

«Mejoró el índice de cobro»
Jorge Tebes reveló ayer que pese a la crisis económica, mejoró el índice de cobros de las cuotas de viviendas sociales en La Pampa. «Actualmente ronda en el 50 por ciento», indicó.
Si bien se aplicaron nuevas estrategias de cobro, la realidad indica que la mejora de la cobrabilidad también se acentuó después que el IPAV desadjudicó casas por falta de pagos en varias localidades pampeanas.
El funcionario provincial explicó que en esta gestión «mejoró el índice de cobranza porque se hace un seguimiento del sistema y se implementaron distintas estrategias como el Pampa Pagos o por medio de la página web se pueden inscribir y les enviamos la boleta de pago por correo electrónico. Facilitamos a la gente que cuente con las facturas de pagos», señaló.
El entrevistado reconoció que el antiguo sistema no resultaba beneficioso para el gobierno provincial, y tampoco para los adjudicatarios. «Teníamos un convenio con el Banco Hipotecario que después de la tercera cuota impaga dejaban de enviar las boletas de pago (a los adjudicatarios de viviendas sociales), y generaba un inconveniente porque la gente no recibía la boleta de pago y no pagaba», admitió.
«Hoy la boleta le llega a todos los adjudicatarios de viviendas, hemos realizado acciones de concientización y también hemos actuado en viviendas cuyos adjudicatarios no pagaban las cuotas, y esto mejoró el índice de cobrabilidad», concluyó Tebes.