Inicio La Pampa "Es un peligro para la democracia"

«Es un peligro para la democracia»

HUGO YASKY SOBRE LA RED DE ESPIONAJE PARAESTATAL QUE INVESTIGA EL JUEZ RAMOS PADILLA

Tras destaparse el escándalo de la red de extorsión y espionaje paraestatal que tiene en el centro de la escena al fiscal de la causa de la fotocopia de los cuadernos Carlos Stornelli, Hugo Yasky, diputado nacional y actual secretario general de la CTA, denunció que «estamos ante un hecho gravísimo». «Estamos frente a un verdadero a aparato de inteligencia que maneja logística, que habla de extraer personas», apuntó el gremialista.
En diálogo con Radio Noticias, el legislador nacional se refirió a la causa que lleva adelante el juez federal Alejo Ramos Padilla, en donde se investiga una supuesta red de inteligencia paraestatal que involucra tanto funcionarios nacionales, judiciales y periodistas y que, días atrás, el propio magistrado presentó ante un grupo de diputados opositores en el Congreso de la Nación.
«Se está dando un hecho gravísimo que en cualquier otro país habría un escándalo y se estaría pidiendo renuncias», cuestionó Yasky, quien no dudó en afirmar que esta «suerte de aparato de inteligencia paraestatal», que la definió como una especie de «aparato inquisidor», representa un «peligro para la democracia argentina».
Por otro lado, sospechó por el «silencio atronador» que existe dentro de los medios de comunicación hegemónicos, quien no abordaron la investigación, y apuntó contra los integrantes del Gobierno de Cambiemos que estarían involucrados en el escándalo: «Deberían debatir esto dentro de su propio espacio y no hacer una defensa corporativa».

«Gravísimo».
«Realmente estamos ante un hecho gravísimo». Esas fueron las palabras que utilizó el gremialista al ser consultado sobre el entramado de extorsión y espionaje que dirigía el fiscal Stornelli y era ejecutado por el falso abogado Marcelo D’Alessio.
«Se constata que existe una suerte de aparato de inteligencia paraestatal que acciona en una especie de engranaje en el que, como lo describió el juez, el papel del D’Alessio es el de detectar a las víctimas de los aprietes, generar el estado de pánico, para que a través del accionar de algunos multimedios, sobre todos los del Grupo Clarín, con textos del periodista Santoro y con el aporte de Elisa Carrió, que se encarga de demonizar a determinadas figuras», aseguró.
«Que todo eso funcione como un engranaje que es una suerte de nueva inquisición en Argentina, cuya finalidad no es simplemente la extorsión, sino algo mucho más grave sino la existencia de un verdadero a aparato de inteligencia que maneja logística, que habla de extraer personas», graficó el diputado, luego de escuchar la presentación de Ramos Padilla, donde se escuchó un audio en que D’Alessio cuenta que tiene capacidad para extraer personas del país.
Por otro lado, también cuestionó la falta de interés de los integrantes de Cambiemos en esta investigación, que no mandó una representación para escuchar de qué se trataba. Es más, el viernes se conoció una nueva ofensiva del Gobierno para callar la voz de Ramos Padilla.

– El silencio atronador en los grandes medios de comunicación habla ya no de ocultamiento sino de complicidad.
– Absolutamente. ¿Cómo se puede silenciar un hecho como este? Había periodistas de medios extranjeros cubriendo esto. Como puede ser que en países hermanos esto sea noticia y para los grandes medios de comunicación de acá esto no existió. Es increíble lo que estamos viviendo.

Lawfare.
Yasky se mostró preocupado por el «libre accionar» que tenía D’Alessio: «Lo que informa Ramos Padilla es aun más grave. Este señor D’Alessio, que ahora la ministra de Seguridad (Patricia Bullrich) dice que es un loquito, cuando hay fotos que lo muestran en una reunión con organismos de seguridad antes del G-20, se presenta como Agente de la DEA. Tenía chalecos, remeras con insignias y armas sofisticadas, que no existen en el país».
En ese sentido, el diputado expresó que esta red de espionaje y extorsión tenía el objetivo de «garantizar la continuidad de un gobierno que represente cabalmente los intereses de los sectores más reaccionarios del país, y los más alejados de la idea de un país inclusivo, lo que quieren que Argentina sea simplemente un enclave de exportación de materias primas, los que piensan que sobre mucha gente».
«Padilla dijo que en principio encaró la investigación pensando que estaba ante un caso de extorsión, pero que se dio cuenta que está ante algo mucho más grave», señaló, al mismo tiempo que caracterizó el hecho como «un peligro para la democracia».

Responsabilidades.
«Creo que en la medida que se pueda avanzar con la investigación, en la medida que no logren paralizar la causa, vamos a estar frente a una investigación que, no tengo dudas, va a ir comprometiendo a distintos sectores del Gobierno», precisó Yasky ya que, según planteó, «es difícil explicar la presencia de D’Alessio en reuniones en Comodoro Py, cuando ni siquiera es abogado, es difícil explicar sus reuniones en el Ministerio de Seguridad».
«Vamos a intentar nuevamente, en una sesión dentro del Congreso, plantear este tema, para intentar en primer lugar, en llegar a una cuerdo institucional dentro de la Cámara, con los sectores de la oposición, pero creo que este caso debería ser tomado por la Bicameral, que es el órgano que debería tomar este tipo de denuncias», adelantó.

Diputadas CC.
Por último, el gremialista vaticinó que se va a tratar de solicitar que las diputadas Palula Oliveto y Elisa Carrió, quienes habrían tenido contacto con el falso abogado, puedan expresarse. «Esperamos que se tome esto con la premura y con la trascendencia que tiene. Ayer leí un tuit de la señora Carrió y realmente, si no es un apócrifo, está en situación de inestabilidad emocional», cuestionó.
«Cambiemos debería debatir esto dentro de su propio espacio y no hacer una defensa corporativa. Me cuesta creer que algunos diputados que los creo comprometidos con la democracia, me cuesta creer que san capaces de cerrar los ojos ante esta realidad», cerró Yasky.