“Es una lucha de David contra Goliat”

VECINOS CONTRA LAS ANTENAS

“Somos ignorados, no hemos sido escuchados por el Ejecutivo Municipal”, fueron las palabras que eligió el presidente de la Comisión Vecinal el barrio San Cayetano, Juan Lima, para referirse a la polémica ordenanza de las antenas, que ya fue promulgada por el intendente Leandro Altolaguirre, la cual según los vecinos del barrio atenta contra los espacios públicos de la ciudad.
El escándalo de las antenas parece ser un cuento de nunca acabar y ayer se sumó un nuevo capítulo cuando distintas organizaciones sociales y políticas, acompañados por los vecinos del barrio, se congregaron en el espacio verde que se encuentra en la intersección de calle Junco y Antártida Argentina para rechazar instalación de una antena 4G de telefonía de la empresa Telecom, y defender los espacios públicos, sitios donde el Municipio de Santa Rosa pretende instalar estas estructuras para recaudar impuestos.
En conferencia de prensa, el presidente de la Comisión Vecinal del Barrio San Cayetano, Juan Lima, sostuvo que “somos ignorados y no hemos sido escuchados por el Ejecutivo Municipal” y, a modo de metáfora, resaltó que la pelea entre los vecinos y la empresa se trata de “una lucha de David contra Goliat” ya que implica “una avanzada sobre un espacio verde, público” y que la instalación de una antena del Grupo Clarín “no reporta un beneficio” para el barrio.
“Nosotros hemos pedido mejoramiento y ayuda para el barrio al municipio y jamás, de los diez meses que llevamos en la Comisión Vecinal, hemos sido escuchados y no se han acercado a respondernos los pedidos que les hemos hecho. Es momento que hagamos público el desinterés por este barrio”, denunció Lima.

“Nos oponemos”.
El titular de la Comisión Vecinal remarcó el “rotundo rechazo” a la instalación de la antena en dicho espacio verde y acusó al intendente de fijar posición “a favor de los poderosos”. Además criticó el fundamento de que la instalaciones de estas estructuras está basada en fines recaudatorios: “Miente porque los montos que pretenden cobrar a estas multinacionales que amasan fortunas son irrisorios”, y aseguró que “no hay estudios” sobre las posibles perjuicios a la salud que pueden ocasionar las antenas. Finalmente, llamó a los vecinos a mantenerse movilizados y que “que luchen para impedir que se nos privaticen los espacios verdes de los barrios”.

Estudio.
Por su parte, Ezequiel Benvenuto, integrante de la Comisión Vecinal, aludió a la posibilidad de presentar un amparo judicial y recordó que “antes de instalar la antena se tiene que realizar un estudio de impacto ambiental”. En ese sentido, recordó que el barrio ya cuenta con otros problemas de este índole.
“Somos un barrio bastante olvidado en lo que tiene que ver con el aspecto ambiental. Sufrimos la quema del relleno sanitario, tenemos los piletones a dos pasos, y un canal en la Maldonado y nadie nos ampara”, se lamentó Benvenuto, quien afirmó que no fueron convocados a discutir sobre la instalación de esta antena y que se enteraron por los medios locales.
“Tenemos cinco espacios verdes, presentamos proyectos y no nos oyen. Viene Telecom y nos dan la espalda. También los concejales, todos votaron y algunos ahora se quieren lavar las manos”, sentenció finalmente.