Escapó de un control y chocó

(General Pico) – Una joven motociclista fue hospitalizada en la noche del jueves luego que chocara contra un automóvil que estaba estacionado en el barrio El Molino de esta ciudad. La conductora escapaba de un control vehicular y manejaba una moto robada que tenía un pedido de secuestro de 2017.
El hecho ocurrió el jueves después de las 23.30, en el momento en el que una joven de 20 años de edad al mando de una moto Mondial Dax (043 DDS), escapó de un control vehicular que se llevaba a cabo por las calles piquenses. Pese a que los inspectores de tránsito y la policía le dieron la orden de detenerse, la joven siguió su marcha y escapó por la calle 21. Según informaron fuentes oficiales, perdió la butaca al cruzar un pronunciado badén en la calle 10, y dos cuadras después, dobló en la calle 6 en dirección al sur. Pocos metros más adelante, sobre la 6 entre 21 y 23, se cruzó al carril contrario y chocó contra un Volkswagen Gol de color gris (LDZ 291), que estaba estacionado de forma correcta y que pertenecía a un vecino.

Documentación adulterada.
De manera inmediata llegó al lugar personal del área de Tránsito de la Municipalidad de General Pico, y un importante número de motoristas del Comando Radioeléctrico.
También se hizo presente una unidad del Servicio de Emergencias Médicas, que trasladó a la motociclista al Hospital Gobernador Centeno. Las fuentes consultadas informaron que la joven se quejaba de un golpe en la zona de la rodilla y que tendría lesiones de carácter leve.
En el lugar también trabajó personal de la Comisaría Segunda, del área de Accidentología de la Unidad Regional II y de la Agencia de Investigación Científica, del Ministerio Público Fiscal, que realizó distintas mediciones y pericias para determinar la mecánica del hecho.
Por el fuerte impacto la moto quedó incrustada en la parte delantera del VW Gol, que sólo sufrió la rotura de algunos plásticos.
Desde el área de Tránsito de la comuna local, Daniel Soler indicó que la moto siniestrada es robada y que tenía pedido de secuestro del año anterior. Esto fue certificado tras corroborar la numeración del chasis, dado que tenía colocada una patente que pertenecía a otra motocicleta.