Inicio La Pampa Escuelas privadas perdieron 30 cargos

Escuelas privadas perdieron 30 cargos

EN LA PAMPA

La disminución en la cantidad de alumnos y docentes en los colegios privados pampeanos es un fenómeno que se empezó a sentir con fuerza a partir del año 2017 y con mayor prevalencia en el interior de la provincia. Así lo afirmó ayer la secretaria general del Sindicato Argentino de Docentes Privados, Marcela Urban, quien cuantificó en 30 los puestos de trabajo que se han perdido en este tiempo, de los cuales el gremio tiene conocimiento.
En declaraciones a Radio Noticias, Marcela Urban comentó que el fenómeno de pérdida de matrícula y disminución de docentes privados tomó visibilidad en nuestra provincia “cuando en el colegio de Catriló se tuvo que cerrar una división”.
En otras localidades ocurrió que ante la disminución de la población escolar en general, y habiendo en la localidad un colegio público y otro de gestión privada, la política fue priorizar el estatal, lo cual impactó en el privado. “Para nosotros y para todos los sindicatos la prioridad es que ningún docente se quede sin su puesto de trabajo, sean unas horas o sea un cargo”, sostuvo la secretaria general.
En el caso de la educación privada, el número de educadores que dejaron las aulas “ronda en 30 docentes, que sabemos efectivamente, porque puede ser que la entidad propietaria puede darle de baja al docente disiéndole que se presenta el titular o que a un profesor de mayor antigüedad le dan esas mismas horas, y no lo registramos porque no es comunicado al sindicato”, aclaró.
“Hay 30 docentes que perdieron su trabajo por distintos motivos, sea el caso de Catriló, que fue excepcional, o porque en otros colegios del interior ponen cupo por cantidad de alumnos, y ya no se necesita abrir otra división, se corta la posibilidad de darle trabajo a otros docentes”, precisó.
A ello hay que sumar que “hay instituciones que te empiezan a mirar mal cuando el docente hace uso de su derecho legítimo a hacer huelga, a hacer un paro”, y el docente empieza a recibir una presión y mayores exigencias, que “lo llevan al hartazgo” y al ver su salud en peligro “decide renunciar en lugar de lucharla desde adentro”.
Sobre un total de 2.000 a 2.800 docentes privados en nuestra provincia, “30 es un porcentaje chico pero significativo”, sentenció Urban. “Nosotros tenemos 56 colegios privados, de los cuales 6 se pasaron a la órbita estatal. Un docente que se quede sin su puesto de trabajo, es un porcentaje mínimo pero es alguien que no tiene más su posibilidad de trabajar y desempeñarse dentro de la institución”, reflexionó.

Traspasados.
En el caso de los 6 colegios privados que pasaron a la órbita estatal, los docentes ahora revisten como empleados estatales, indicó Urban. Esos docentes “fueron titularizados sin respetar al Tribunal de Clasificación, donde cada docente es designado mediante su puntaje”. Hubo casos en que a algunos profesores les dieron de baja porque hicieron presentar al titular del cargo, que estaba con licencia. “También hay otras cuestiones, así que también hubo una pequeña pérdida de compañeros de trabajo”, aseguró.
-¿Está bajando la matrícula de alumnos?
-En el interior de la provincia, sí. Se han hecho estudios demográficos y ya no hay tantos niños ni adolescentes en el interior de la provincia. No hay cantidad de alumnos en las localidades y esto afecta no solo a los colegios privados sino también a los estatales.
“Hay muchas familias que se vienen a Santa Rosa, a General Pico, a General Acha, porque hay mejores oportunidades laborales. Se ve una decreciente matrícula en los colegios, porque no hay una población de niños y adolescentes”, reiteró.