Inicio La Pampa Espectacular rescate a un hombre que quiso suicidarse

Espectacular rescate a un hombre que quiso suicidarse

QUEDO INTERNADO EN PSIQUIATRIA DEL HOSPITAL MOLAS

Un inusual episodio ocurrió durante la madrugada de este lunes en Santa Rosa cuando un hombre de 30 años (identificado como M.G.) intentó quitarse la vida. El hecho fue captado por las cámaras de seguridad y el Cecom avisó a la Policía para que asistieran al sitio donde esta persona se encontraba.
Al arribo de los efectivos, el muchacho emprendió una fuga a pie a través de varias cuadras. Fue tan extenso el recorrido que el individuo fue perseguido prudentemente por móviles de tres Comisarías hasta la ruta nacional 35 sur, donde fue retenido y posteriormente derivado al hospital Evita a bordo de una ambulancia. Tenía cortes en sus brazos y se había autolesionado en el cuello, pero las heridas no presentaban gravedad. Luego de ser asistido en el nosocomio fue derivado a Psiquiatría del hospital Lucio Molas, adonde se encontraba internado hasta ayer. Después de que fuera interceptado, además de quitarle el objeto cortante, los uniformados le secuestraron una carta que fue entregada a la Fiscalía de Delitos Contra las Personas, junto con el cuchillo.

Persecución.
El comisario Danilo Giménez (encargado de la Delegación Sur, en el Plan 5.000) dialogó ayer con LA ARENA y relató los pormenores del hecho: «a las 4 horas avisaron del Cecom a la Seccional Tercera que en la intersección de la calle Varela y avenida Circunvalación Santiago Marzo, había un individuo con intenciones de quitarse la vida». Efectivos de dicha dependencia arribaron al lugar, pero cuando éste los vio venir huyó corriendo. Ese fue el momento en el cual dio inicio la persecución.
«El muchacho comenzó a correr en dirección al barrio Plan 5.000 y retomó hacia la ruta nacional 35. Corría por la colectora, y por detrás iban móviles de la Tercera y de las seccionales Sexta -con jurisdicción en ese sector- y de la Primera, que arribó para colaborar», continuó el comisario y agregó que cuando M.G se cansaba de correr «frenaba y amenazaba con quitarse la vida si alguien del personal se acercaba a él. Ahí mismo se provocaba lesiones en los brazos y se colocaba el cuchillo sobre el cuello. Luego, cuando recuperaba el aliento, continuaba corriendo».

Contención y traslado.
Fueron varios metros los que el muchacho corrió con el cuchillo (tipo serrucho, de mango blanco) en sus manos, mientras era perseguido desde atrás por los patrulleros. Sin embargo, cuando llegó a inmediaciones del cementerio Parque lograron reducirlo: «fue una tarea difícil, porque cada vez que el personal se acercaba amenazaba con quitarse la vida. Pero se cansó de correr y ahí se logró retenerlo y quitarle el cuchillo», continuó el comisario.
Una vez que pudieron contenerlo «fue asistido por una ambulancia que acompañó gran parte del seguimiento. Lo llevaron al Evita y ahí le curaron las heridas que, por suerte para él, no presentaban gravedad. En el hospital se decidió después que fuera derivado a Psiquiatría, en el Molas», confió.
Finalmente indicó que «el trabajo fue complicado y bastante espectacular, por cierto. Se requirió de 12 efectivos (entre las dependencias actuantes) y mucha cautela porque no se sabía cómo podía terminar. El muchacho en principio no tiene antecedentes, pero sí llamó la atención que llevaba consigo una carta que fue secuestrada y se la remitió a la Fiscalía. También se secuestró el elemento cortante», concluyó el uniformado.