“Está descuidada Zoonosis”

LEPTOSPIROSIS: CRITICAS AL MUNICIPIO POR INACCION

Luego de que autoridades sanitarias confirmaran la existencia de dos pacientes en grave estado por contraer leptospirosis en la ciudad, la Municipalidad de Santa Rosa informó públicamente que realizó tareas en el marco de un plan de desratización en espacios públicos y bocas de registro en la capital.
Sin embargo, a pesar de estas acciones, hay quienes responsabilizan al área de Zoonosis municipal por no tomar medidas de prevención.
Yésica Alarcón, una proteccionista independiente, afirmó que el municipio ignoró un pedido realizado años atrás de vacunas para tratar esta enfermedad.
En diálogo con LA ARENA, explicó que “hace dos años, cuando fue la primera inundación y hubo varios barrios afectados, enviamos una nota a Zoonosis junto con un grupo de proteccionistas independientes para que nos dieran las vacunas. Yo estaba recorriendo toda la zona y, en ese momento, vi que algunos estaban con los síntomas aparentemente de la leptospirosis y no los pude evacuar por el hecho de que íbamos a transportar la enfermedad a otros sitios”.
Ante esta situación, y al no saber cómo proceder, Alarcón se contactó con el “director de Zoonosis de Berazategui y me informaron cómo nos teníamos que manejar. En principio, era conseguir las vacunas para prevenir, que Zoonosis tiene la obligación de que cuando hay una inundación prevenir esto. Ignoraron nuestro pedido, nadie nos respondió absolutamente nada”, denunció.
Por ello, para la proteccionista no sorprende que hayan surgido estos casos: “era de esperarse, porque justamente se aplican (las vacunas) cuando la zona está inundada porque el virus sale en verano… Hace tanto tiempo que hay cloacas rotas, contaminación, aguas estancadas que era obvio que iba a aparecer”.
“En el Molas me habían dicho que había casos positivos, es la primera vez que sale en un medio de comunicación. Encima estas personas están en grave estado”, agregó.

Transmisión.
Por otra parte, a pesar de las tareas de desratización, la enfermedad se transmite por el contacto con otros animales como perros, gatos y hasta caballos. En ese sentido, Alarcón manifestó que “el que más transporta la enfermedad es el perro, que toma el agua contaminada y después lo transmite a humanos. Ahora, cuando llueve un poco sale el agua de las cloacas…” y comentó que ella posee “un terreno donde tengo los perros, el otro día se inundó todo y salía la materia fecal. Por más que cuides, laves bien las verduras, eso se previene aplicando una vacuna”.
A su vez, expresó que es necesario “informarle a los vecinos, los que están en zonas que se llenan de agua, que tranquilamente pueden ponerle la vacuna quíntuple, así se quedan más tranquilos”.

Sin vacunas.
Ante la necesidad de que la comuna local, y particularmente desde el área de Zoonosis, entreguen las vacunas, Alarcón advirtió que “el municipio no las tiene porque nosotros las pedimos y nunca tuvimos respuestas. Tienen la obligación de hacerlo, por eso yo tomé la decisión de denunciarlo. Está muy descuidada Zoonosis y es un área muy importante para nosotros”.
“No es como una protectora que los protege para que no los lastimen, sino que cuidan de las enfermedades zoonóticas. La gente no entiende, piensan que es un servicio gratuito de castraciones. Justamente, las castraciones se hacen para que no haya superpoblación y cuando surjan estos problemas no estar expuestos y termine pasando lo que sucedió con estas dos personas que están internadas”, añadió.

“Es muy grave”.
Para la proteccionista, “es muy grave lo que pasó en Zoonosis” e incluso destacó que ella se involucró en el tema “porque quería terminar con la superpoblación. Cuando conocí otra gente que trabaja bien en el tema y les contaba cómo se manejaban acá no lo podían creer. Yo trabajé voluntariamente en Zoonosis para tratar de aportar, pero bueno, es muy difícil sin herramientas”.
De todas maneras, afirmó que en el área hay que agregar “urgentemente veterinarios y horas de trabajo porque están cuatro horas a la mañana y después nada. No hay gente especializada y no tienen las herramientas necesarias para manejarse. No se sabe la gravedad y no se conoce la importancia del área”.
Finalmente, cuestionó a la actual gestión y señaló que “el municipio delega el trabajo que le corresponde a las protectoras y no es así. Ellos deben estar trabajando y deben aumentar los veterinarios. Hace años que tienen dos nomás. La tienen que reformar, pero como es un área que nadie le presta atención y tenemos asociaciones protectoras, la gente cree que ellos se ocupan… pero la que tiene la obligación es esta área”.
“Dios quiera que no se cobre ninguna vida, pero yo esto lo vengo advirtiendo y lo empecé a exigir desde el lado humano porque, si no lo hacés porque los perros no te dan lástima, hacélo para cuidar a los vecinos, que para eso los votamos”, concluyó.