Estafaron a una mujer con un falso premio de la Lotería Nacional

DESDE CORDOBA

“Cuando me dijeron que había ganado imaginé terminar de pagar mi casita”. La frase corresponde a Norma Beatriz Olivera, una mujer de la localidad de Uriburu que el pasado 31 de diciembre fue cruelmente estafada a través de un llamado telefónico. En principio, una voz amable -era un muchacho joven- le aseguraba que la llamaba desde la Lotería Nacional y que, por los tres últimos números de su línea telefónica celular, había sido beneficiada con la suma de 250.000 pesos. Sin embargo la mujer nunca se imaginó que momentos más tarde iba a ser víctima de una estafa, ya que tras seguir una serie de pasos en un cajero automático, le sustrajeron la suma de 13.400 pesos. El dinero fue transferido a una cuenta del banco de Córdoba. La mujer, madre de ocho hijos, entre ellos tres niñas menores, una de 10 años (Camila) que padece síndrome de down, pidió colaboración a través de las redes. También contó que ayer estuvo en esta capital en el Ministerio de Desarrollo Social, donde le aseguraron que iban a ayudarla.

Relato.
Olivera, de 52 años, relató ayer a LA ARENA que todo ocurrió apenas después de las 16 horas del pasado lunes 31. En ese entonces el teléfono celular sonó, uno de los menores atendió pero le dio el aparato a su mamá: “me llamaron de Lotería Nacional, que me había ganado 250 mil pesos, era alguien muy amable y todo era como un sueño”, contó la señora y agregó que “dijeron que tenía que ir a un cajero, que me iban a llamar y que me iban a indicar los pasos para que me entregaran el dinero”. Los pasos fueron sencillos, y con la alegría que Olivera cargaba por la noticia recibida, no se detuvo a pensar que podía tratarse de una estafa.
Lamentablemente, a las pocas horas la mujer regresó a ver si le habían depositado el dinero del supuesto premio, pero se llevó la desagradable noticia de que su cuenta bancaria había sido completamente vaciada. “Me quitaron lo que recibo por la discapacidad de mi hija que son 8.900 pesos, más $4.500 míos”, aseguró Olivera.

Denuncia.
La víctima hizo la denuncia en la comisaría de su localidad, y también fue asistida por una funcionaria del Banco. “Me dijeron que el depósito se había hecho a una cuenta de Córdoba… y desde el Banco me dijeron también los momentos en que fue transferido el dinero, y claramente no había sido yo”. “Una vez me pasa, dos no; pero preferí hacer público esto para que no le pase a otra persona”, concluyó.