Inicio La Pampa "Estamos frente a un proceso de cambio", dijo de la Iglesia

«Estamos frente a un proceso de cambio», dijo de la Iglesia

INTERNA DEL PARTIDO JUSTICIALISTA EN LONQUIMAY

El precandidato a intendente de Lonquimay por el Frente Justicialista Pampeano (Frejupa), Leonardo «Chaca» de la Iglesia, aseguró que están «frente a un verdadero proceso de cambio» y que han «conformado un gran grupo de trabajo» de cara a las elecciones internas del 17 de febrero, cuando se medirá con la lista que encabeza Manuel Feito.
Sobre su prepostulación, señaló: «Tiene que ver un poco con mi deseo de ver a Lonquimay mucho mejor. Desde que volví a mi pueblo, hace diez años, me integré a un grupo de compañeros y vecinos con los que compartimos la necesidad de trabajar para mejorar la vida de nuestra gente. Pero a su vez, no hubiera sido posible si no hubiera contado con el respaldo y el visto bueno de la gente de mi pueblo. Fueron ellos los que también me propusieron y me animaron a ser candidato».
De la Iglesia dijo que el propósito de la lista «Avancemos Juntos por Lonquimay», la cual encabeza, «es dejar atrás esas prácticas que la sociedad ya no quiere y adoptar una mirada más abarcativa e integral, que nos convenga a todos. Queremos transformar esta realidad que nos toca, mejorarla, y confiamos plenamente que con (Sergio) Ziliotto, que es nuestro candidato a gobernador, será posible».
Indicó que quiere ser intendente «porque me he preparado durante años para poder llegar este momento. Estamos frente a un verdadero proceso de cambio y hemos conformado un gran grupo de trabajo, representativo de todos los sectores de nuestro pueblo. Compartimos ideas, proyectos y objetivos y eso es fundamental a la hora de pensar qué Lonquimay queremos».

Se despegó de Rogers.
Además, se despegó de la actual gestión de Luis Rogers (PJ). «No estamos de acuerdo con la mayoría de las acciones de la gestión actual», dijo y «tal vez fue por eso que no ha habido un acercamiento» con la lista competidora en el pueblo. «Por lo que sabemos, el intendente actual nunca tuvo la intención de acercar las partes ya que fue él quien impulsó la candidatura del político que representa hoy al aparato oficial (en alusión a Manu Feito). Además, estamos absolutamente de acuerdo con esta interna, porque lo nuestro es un proyecto distinto», disparó.
Sobre el armado de la lista, de la Iglesia sostuvo: «Desde un principio estuve acompañado por varias personas que propusieron incluir a otras. Mi interés fue siempre que todos los sectores estuvieran representados. Tenía uno o dos nombres en mente, y los demás fueron surgiendo del consenso de quienes se fueron sumando con el correr de los días».
«Me gustó que absolutamente todos tuvieran ideas para aportar y muchas ganas de trabajar en necesidades reales del pueblo y en el progreso de todos sus habitantes. Estoy orgulloso no solo de la lista, conformada por una cantidad reducida de gente, sino que también y principalmente, del equipo de trabajo, que incluye un número más amplio de personas que trabajan desinteresadamente y con gran compromiso», agregó.

Lo bueno y qué falta.
En cuanto a lo que ve bien en la localidad, sostuvo: «Fue una muy buena decisión fue recuperar el viejo cine Monumental y convertirlo en la actual Casa de la Cultura. Era una lástima que un patrimonio del pueblo se estuviera deteriorando de tal manera. También estoy de acuerdo con los talleres que se ofrecen allí, como el de canto, que contienen a muchas personas». También destacó «la entrega de algunos créditos del Ministerio Territorial, porque son emprendimientos que hoy se ven y dan sustento para algunas familias locales. Y también debo destacar el trabajo que se realiza en el hospital, dada la altísima demanda de todos los sectores, que nunca ha quedado descubierta».
En contraposición, el entrevistado dijo que al pueblo hoy «le hacen falta varias cuestiones, por caso fuentes de trabajo genuino, y viviendas. Tampoco hay acompañamiento a los emprendedores locales; el pueblo está muy deteriorado respecto de su infraestructura; falta un programa integral de forestación y cuidado de los espacios verdes»
Señaló que «no existe un programa que interconecte a las principales instituciones de contención para niños y adultos mayores; falta calidad de vida, porque independientemente de la situación económica del país, en una localidad como la nuestra, se puede gestionar a nivel municipal para que ningún habitante pase necesidades; tampoco existe coordinación alguna entre los sectores que integran la economía local; falta un verdadero plan de trabajo para el mantenimiento de los caminos rurales, consensuado con los productores y los transportistas».
Indicó que también «es necesario repensar la localidad en función de su ubicación estratégica sobre la ruta 5 para fomentar el despliegue comercial sobre ella. Otra gran necesidad es un transporte local que sirva de apoyo a instituciones y particulares. Pero, la carencia más importante es el diálogo».

Prioridades.
Consultado por las medidas prioritarias que tomaría si fuese electo intendente, señaló: «No podría nombrar tres medidas porque sería ponernos un techo. Hay tanto por hacer que no quisiera limitarme a algunos proyectos.
«Con mi equipo hemos pensado en abordar rápidamente los problemas más serios del pueblo. Para ello ya estamos trabajando en crear alternativas financieras para el desarrollo de la primera vivienda; también trabajaremos en acompañar y fortalecer la relación con los emprendedores locales para promover empleo genuino. Crearemos el centro de atención de día para todos los adultos mayores que actualmente tienen muchísimas necesidades y desde el primer día nos ocuparemos en tareas de contención de niños y jóvenes», agregó.
«También concretaremos con más tiempo la construcción del desagüe local y los cordones cunetas, para los que buscaremos financiamiento desde el primer día de nuestra gestión», concluyó.

«Los vecinos me acompañan».
De la Iglesia dijo que confía «mucho» en la comunidad de Lonquimay, que nos va a acompañar porque creen en este proyecto». «Seré intendente de todos los vecinos, los representaré con la misma convicción», aventuró. Indicó que pertenecen «al Frejupa y la honestidad y las buenas prácticas rigen nuestra conducta política, y eso es lo que venimos demostrando en esta campaña. Ganaremos el domingo 17. Será el primer paso para llegar a la intendencia de Lonquimay y poner en marcha nuestra propuesta. El esfuerzo y los logros serán de todos y los beneficios, para todos también».