miércoles, 18 septiembre 2019
Inicio La Pampa "Estoy mal, no lo puedo entender"

«Estoy mal, no lo puedo entender»

DAÑOS EN LA ESCUELA 45 DE ATALIVA ROCA

El acto de vandalismo que damnificó a las comunidades educativas de la Escuela 45 y el colegio secundario Polimodal de esta localidad impactó en la sociedad de Ataliva Roca. Ayer la intendenta Nelli Otamendi, quien fue directora de esa entidad educativa, dijo estar «amargada y muy preocupada», y adelantó: «Debemos hacer un análisis y ver qué podemos hacer, porque algo está pasando».
Aunque no hay información oficial, todo indicaría que se trata de una acción derivada de cuestiones ocurridas hace unos días en el seno del colegio «Doctor René Favaloro», una sanción colectiva por ocultar un acto de indisciplina. En el pueblo no lo dicen públicamente pero es vox pópuli que apuntan a algunos alumnos, porque sostienen que «para hacer todo el desastre que hicieron debieron ser varios, y ser personas que conocían detalles del funcionamiento del lugar y de la precisa ubicación de los elementos que fueron objeto de la vandalización».
Este diario ayer contactó a la jefa comunal para una entrevista sobre su gestión, que estaba pactada, pero fue inevitable priorizar este tema. «Estoy amargada porque la Escuela 45 sigue siendo mi segunda casa. Me casé y me fui a vivir a Ataliva Roca y a dar clases ahí, donde llegué a ser directora. Estoy muy mal, no lo puedo entender», señaló.
«Me cuesta asumir esta realidad. Vemos con espanto en los noticieros nacionales las cosas que pasan en las grandes ciudades como Buenos Aires, y hoy no puedo creer que la estemos viviendo en Ataliva Roca», agregó.

Contención.
Ella también, sin decirlo explícitamente, sospecha de los estudiantes secundarios. «Realmente estoy muy preocupada. Desde el municipio y desde la escuela, a través del CAE, trabajamos en la contención de niños y adolescentes. Planteamos acciones deportivas, recreativas u otros espacios para ellos. Hoy más que nunca pensamos en seguir en ese tipo de orientación, tenemos que hacer un análisis y ver qué podemos hacer para revertir esto», expresó.
Otamendi habló del tema con autoridades provinciales. «Esa mañana, cuando me enteré, de inmediato fui a la escuela, me puse a disposición de la directora. Atiné a hablar con la policía y con el ministro de Seguridad (Julio González). No pude entrar al edificio porque se estaban haciendo las pericias, pero los daños materiales son muy importantes», reveló.
«Pero más grave aún es el daño que causaron a nuestra sociedad. No puedo creer que hagan esto chicos de nuestro pueblo. Todos han pasado por esa escuela, y con ellos hemos compartido aulas. Acá nos conocemos todos, y la escuela es de todos. Sinceramente espero que se dilucide éste caso, no por cuestiones punitorias, sino para poder entender y trabajar sobre el tema, porque sin dudas algo está pasando», concluyó la intendenta.