miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa La película del mágico paisaje pampeano

La película del mágico paisaje pampeano

La película «Infierno grande», escrita y dirigida por Alberto Romero, se estrenará hoy en seis salas de Capital Federal y provincia de Buenos Aires. La función central será a las 19.30 horas en el Espacio Incaa del Cine Gaumont -avenida Rivadavia 1635-.
El film fue grabado en la localidad de Naicó, a 45 kilómetros de Santa Rosa, no sólo en el pueblo, sino en campos de los alrededores y en la Reserva Provincial Parque Luro.
Romero dialogó con LA ARENA y anticipó que el estreno en La Pampa podría concretarse a principios de junio, tanto en Santa Rosa como en General Pico, aunque todavía no está confirmada la fecha.
El largometraje contó con la actuación de Manuel Matzkin, un pequeño pampeano que se presentó al casting realizado por la producción de «Infierno grande» en el año 2016. Además, Leticia Hernando trabajó como asistente de producción, creando el lazo necesario entre La Pampa y Buenos Aires.

Pampa mística.
«Infierno grande» es la historia de María, una maestra de pueblo de La Pampa, y su camino hacia la emancipación. Es una fábula poética sobre la naturaleza, la maternidad y la violencia de género, situada en los extensos paisajes pampeanos.
«La peli la empecé a armar en el 2013 y en ese momento no estaba tan vigente el tema de la violencia de género y todo el movimiento feminista como ahora, pero me parecía que había pocas historias con mujeres como protagonistas y con problemas de mujeres», rememoró. «La idea de darle un tratamiento distinto fue porque en realidad el cine que más me gusta es un cine que no está muy ligado al realismo; a mí me gusta más la fantasía, el cine de género, el western, entonces esta fue mi forma de representar ese tema que tenía ganas de contar, alejándome un poco del realismo y metiéndole un poco de fantasía y de magia. Además yo creo que todos los paisajes de La Pampa tienen algo místico y mágico para mí, desde mi infancia».

Lazo con La Pampa.
Alberto Romero nació en Buenos Aires pero su padre y toda su familia son de La Pampa, de la zona de Alvear y de Larroudé. «Siempre anduvimos por la zona de Santa Rosa y de Toay. Mi mujer tiene familia en Toay también, así que estoy bastante ligado a La Pampa y voy seguido», contó el director. «Eso tuvo que ver con la elección de la locación de la película. De chiquito mis compañeros iban de vacaciones a la playa y yo me iba a La Pampa. Notaba que no muchas películas habían sido filmadas ahí, con todo el paisaje de los caldenes y toda esa flora y fauna que es tan linda».
En el 2016, Romero editó el documental «Carne propia», que también fue filmado en La Pampa, pero esa vez en la zona de Bernardo Larroudé.
En el caso de «Infierno grande», el trabajo de escritura del guión comenzó en el año 2013. «Pudimos presentarla al Incaa y después de un tiempo largo recibimos el interés para darnos un subsidio y ahí empezamos a hacer la película», recordó Alberto. «El proceso de producción y rodaje fue breve. En este momento el Incaa está atravesando un momento de ajuste, como todos los sectores, y la película que nosotros habíamos pensado para hacer en seis semanas de rodaje la tuvimos que reducir a cuatro. Pero pudimos sortear las dificultades y quedó bastante cercano a lo que queríamos, estamos contentos», expresó.

Pampeanos.
En el 2016 el equipo de producción de «Infierno grande» realizó un casting a actores pampeanos en el Centro Municipal de Cultura. «En un principio yo quería tener más actores pampeanos, de hecho en el casting encontramos un montón de actores buenísimos y me quedaron ganas de trabajar con ellos», aseguró el director. «Al final el actor pampeano que quedó fue Manuel Matzkin, que es un niño -ahora ya no tanto-. El hace un trabajo increíble, tiene un personaje muy especial que es una especie de niño cazador que recorre el monte».
Por otra parte, la pampeana Leticia Hernando trabajó en la película como asistente de producción. «Ella fue nuestra ‘embajadora’ en La Pampa, porque trabajando desde acá (Buenos Aires) hay muchas cosas que se complican y Leticia estuvo siempre representándonos en Santa Rosa. Fue muy lindo trabajar con ella porque es una persona muy agradable, como todos los pampeanos. Yo siento que son gente muy cariñosa y muy cálida siempre».
El resto de los actores del film son muy conocidos, algunos más del ámbito del cine, como Guadalupe Docampo y Alberto Ajaka, Chucho Fernández, Héctor Bordoni y Mario Alarcón. «También hay algunos actores muy grosos de teatro como Javier Pedersoli. Ellos son muy profesionales, de mucho oficio, así que estuvo re bueno», aseguró.