“Estrujan a los empleados públicos”

VERNA CUESTIONO INTENTO DE NACION PARA CAMBIAR IMPUESTO A LAS GANANCIAS

Durante su discurso en los actos por los 109 años de La Adela, el gobernador Carlos Verna denunció que merced a los cambios en el impuesto a las Ganancias, los empleados públicos pampeanos van a perder 600 millones de pesos y el conjunto de los estatales del país, 20 mil millones. “Estrujan a los empleados públicos”, advirtió Verna, contrastando esa decisión en la negativa a aumentar los tributos a los capitales blanqueados.
“En la última reunión -expresó el goberrnador- nos quisieron imponer, y de hecho lo van a escribir en una modificación del Pacto Fiscal que van a elevar a consideración del Congreso Nacional, que se va a modificar el cálculo del impuesto a las Ganancias para todos los empleados públicos nacionales, provinciales y municipales que hayan adherido. Es decir, nosotros sacamos un decreto adhiriendo a una acordada de la Corte Suprema de Justicia por el cual los empleados públicos de La Pampa no pagan impuesto a las Ganancias sobre viáticos, movilidad, desarraigo, asignaciones específicas, responsabilidad jerárquica, actividades críticas. Todo eso quieren que sea eliminado”.
Esto significa que “la provincia de La Pampa va a perder más de $600.000.000 que iban al consumo y que ahora van a ir a la recaudación nacional. Significa que los empleados públicos de La Pampa van a estar afectados en sus recursos, en sus sueldos, pero no es solo La Pampa, es también Río Negro, Chubut, Santa Cruz, es el Estado Nacional, y lo hacen para generar un ahorro de 20.000.000.000 de pesos. Ess decir, estrujan a los empleados públicos para sacarles ese dinero”.
Ante este panorama, el gobernador reiteró que la contrapropuesta que hizo al gobierno nacional fue aumentar el impuesto a los bienes de capital para los capitales blanqueados y que se encuentran fuera del país. “Estaba previsto bajarlo del 0,5 al 0,25 por ciento. Lo van a llevar al 1, nosotros proponíamos llevarlo al 1.5, porque ese 0,5 por ciento de diferencia son 500.000.000 de dólares, es decir, los $20.000.000.000, lo mismo que se ahorran estrujando a los empleados públicos”.
Sin embargo la decisión del gobierno nacional es mantener el descuento de Ganancias a los empleados, porque para ellos es mucho más fácil estrujar al empleado público y sacarle plata, que cobrarle impuesto a los que tienen la plata afuera, como (el ministro de Economía, Nicolás) Dujovne, que no la trajo y dormía en un baldío; como el ex ministro (de Energía, Juan José) Aranguren, que no trajo la plata a la Argentina porque dijo que era un país poco creíble”.
“Por eso me peleo, porque defiendo a los empleados públicos de la provincia de La Pampa, porque esto va a afectar a los docentes, a los empleados de salud, a la policía, porque van a cobrar impuesto sobre los adicionales de la Policía, sobre las guardias de los médicos y personal de salud y sobre el sueldo de los docentes”.
El gobernador demostró que no todo es pelea y que cuando se puede se trabaja junto al Gobierno nacional. “Esto es un ejemplo de trabajo conjunto entre los gobiernos nacional, provincial y municipal. El Gobierno nacional, a través del secretario de Deportes, hizo un aporte para que el Cecla pudiese ser refaccionado, el Gobierno provincial hizo un aporte para que el albergue, que estaba construido en madera, se hiciese un lugar para que los visitantes puedan comer, dormir y estar cuando vienen a participar de encuentros con los chicos y adultos de La Adela. Juntos lo hicimos, por eso creo que hay que defender los intereses de la provincia, hay que tratar de acordar en los temas comunes con la Nación, y hay que atender las prioridades de los intendentes”.
A modo de cierre, agradeció a Mac Allister por estar acompañando en el acto, “porque demuestra que podemos pensar distinto pero coincidimos en algo, los dos queremos a La Pampa”.

Críticas a Frigerio.
En la conferencia de prensa que brindó a posteriori del acto oficial, el gobernador señaló que su intención siempre fue la de trabajar en conjunto con el gobierno nacional y valoró que “hay áreas en las que lo hemos logrado, por ejemplo con Producción (Dante Sica), con el ministro nuevo, donde se está planteando la posibilidad de dar algunos créditos con subsidio de tasa complementando el esfuerzo de la Provincia, el Banco de La Pampa y el Ministerio”. En contraste, hay otros sectores “en los que no hemos podido avanzar, tal es el caso de Vialidad Nacional, donde pedimos reiteradas veces la reparación de la Ruta 152, la Ruta 151, y no hemos tenido respuesta”, y la provincia tuvo que hacerse cargo de las obras en el Bajo Giuliani “porque sino el sur de la provincia quedaba aislado”.
“Lo más grave es el incumplimiento de algunos funcionarios, el caso de (ministro del Interior, Rogelio) Frigerio, que se comprometió cuando discutimos el Presupuesto 2017, el Presupuesto 2018 y el Pacto Fiscal, que ahí iban a cubrir el saldo de la Caja Previsional y nunca lo hicieron”, se quejó. “Es más, iban a mandar la auditoría, porque nosotros no pedíamos que mandaran la plata, pedíamos que auditaran para llegar a un número al que conciliáramos cuál era la suma que la Nación le debe a la provincia y después veríamos de qué manera se podían compensar entre los créditos y los débitos del Estado nacional y el provincial”.
“Seguimos reclamando lo que es nuestro, que es el déficit de la Caja Previsional, que la Ley de Presupuesto lo contempla. Tiene 120 días para reglamentarlo y deberían pagarlo; no lo pagaron, nos mandaron solamente un anticipo y además sacaron un decreto, el 730, que obliga a las provincias a estar adheridas al Pacto Fiscal, esto tiene nombre y apellido, porque hay dos provincias que no adherimos, San Luis y La Pampa. San Luis tiene la caja transferida. Como yo le dije a Frigerio, en vez de poner las provincias no adheridas hubieras puesto La Pampa y el Decreto era más cortito”.