miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa Estudiantes extranjeros, de intercambio cultural en Pico

Estudiantes extranjeros, de intercambio cultural en Pico

LOS JOVENES LLEGARON DESDE ASIA, EUROPA Y ESTADOS UNIDOS

Un total de siete jóvenes están de intercambio cultural y educativo en General Pico, procedentes de Estados Unidos, Bélgica, Alemania, Turquía, Tailandia e Italia. Seis de ellos residen en esta ciudad y la restante estudiante en la vecina localidad de Quemú Quemú, donde cursan sus estudios secundarios en colegios públicos y privados.
Se trata de Marie Vlaeminck (18 años) y Felix Strobbe (18), de Bélgica; Molly Ferguson (18), de Estados Unidos; Irem Aslan (17) de Turquía; Panfa Phueanmuenwai (17), de Tailandia; Kaja Fast (17), de Alemania; y de Susanna Trivisanello (17), de Italia.
La llegada de este grupo de adolescentes, algunos de los cuales están en la ciudad desde hace casi un año, se dio a través de AFS, una Organización No Gubernamental (ONG) que lleva adelante un programa de intercambios culturales, con estudiantes de distintas partes del mundo.
Leandra Cepeda, referente del programa en General Pico, contó que en 2014 hospedó en su casa familiar a un estudiante de Noruega y que a partir de ese momento comenzó a trabajar junto a un grupo de voluntarias, del que también forman parte las piquenses Lorena Gándara, Natalia Barisio y Bianca Peppino. También dio cuenta que las estadías varían de los tres a los once meses, y que si bien los adolescentes eligen el país en el cual hacer el intercambio, no escogen la ciudad.

Idioma, fútbol y paisajes.
Los adolescentes coincidieron en que optaron por Argentina por «el idioma y la cultura», como así también por «los diferentes lugares que hay para conocer». A ello, Felix aseguró que llegó aquí «porque me gusta el fútbol y Argentina es muy conocida por (Lionel) Messi y (Diego) Maradona».
Iren y Panfa, que provienen de Ankara y de Bangkok, capitales de Turquía y Tailandia respectivamente, remarcaron que la vida en Pico es mucho más «tranquila» y que se sienten cómodas y seguras en las calles.
«Yo vivo en la capital de Turquía, y es muy distinto de acá. Si hubiese ido a Buenos Aires o a Córdoba no podría salir sola, porque es más peligroso, pero acá me gusta que puedo salir y conocer casi toda la ciudad y caminar con tranquilidad», dijo la Iren a LA ARENA.
Durante su estadía continúan con sus estudios secundarios en diferentes colegios del medio: la Escuela Normal, República de El Salvador, Instituto Nuestra Señora y Los Caldenes, además del Instituto Amadeo Jaques, de Quemú Quemú.

Las horas en la escuela.
En la mayoría de los casos, no conocían demasiado el idioma, y a través del contacto diario y de un curso de conversación de tres meses que hicieron se desenvuelven muy bien, tanto en el colegio como con la familia que les da hospedaje.
De su vida estudiantil destacaron tienen menor carga horaria que en sus países de origen y que el trato con los docentes es más cercano.
Felix dio cuenta que en Bélgica asiste a clases de 8 a 18, e Iren contó sobre las exigencias del último año de la educación media, en el que debe aprobar exigentes exámenes que le darán el pase a la Universidad.
A diferencia de Alemania, según contó Kaja, en Argentina el trato con el docente «es mucho más personalizado», dado que «los profesores toman mucho más tiempo para ayudar a ese estudiante para que no se lleve la materia». Por ello consideró que «el ambiente es mucho más amigable». En Estados Unidos, Molly contó que almuerza en la escuela, y que no existe como acá, la posibilidad de «almorzar juntos en la casa y dormir la siesta».

Elecciones y feminismo.
Los jóvenes extranjeros que arribaron a La Pampa, a través de las redes sociales y de los medios electrónicos siguen la actualidad de sus países, algunos de los cuales también atraviesan procesos electorales a nivel gubernamental. Sin embargo, Molly es la única de los siete que ya acudió a las urnas, a poco de haber cumplido los 18 años. En el caso de Félix cumplió la mayoría de edad en septiembre pasado, pero para las elecciones de octubre en Bélgica ya se encontraba en La Pampa.
Kaja dijo para elecciones comunales en Alemania votan a partir de los 16 años, pero no así las nacionales. Pese a tener la edad no pudo votar, porque los comicios se hicieron luego que iniciara su intercambio.
Por último, los adolescentes que llegaron de intercambio cultural contaron sus impresiones las movilizaciones feministas en Pico, entre ellas, la marcha nacional “Ni una menos”, que se replicó la semana anterior.
“En Estados Unidos hay muchas movilizaciones sobre el aborto legal, porque ya es legal pero algunos Estados están tratando de cambiar eso. La semana pasada participé de la marcha acá, y es interesante que en dos países muy diferentes y muy alejados, estamos luchando por lo mismo”, contó Molly.