Exigen devolución de tierras

COMUNIDAD RANQUEL TOMO EL MANANTIAL Y CERRO COLON

(Puelén) – Ayer a la mañana un grupo que representa a la comunidad Ranculche Colipí Morales, que viven en Santa Rosa y Catriel, tomó en forma pacífica el sector del manantial de Puelén y el cerro Colon, sitios que reclaman como suyos al igual que otras tierras lindantes. El intendente Carlos Llanos los recibió en su despacho y pidió tiempo para buscar alguna solución. “Fue en forma simbólica, el intendente tiene plazo hasta el lunes para darnos respuestas”, le dijo a LA ARENA Marta Isabel Colipí Morales.
En su estadía los integrantes de la comunidad tomaron posesión simbólica del Cerro Colón. En lo más alto del lugar, en el acceso a la propiedad, dejaron un enorme pasacalle que reclama la “restitución inmediata”.
Posteriormente hicieron lo mismo con el camping municipal que tiene como eje el ojo de agua en cuestión. Allí, con la gente disfrutando de los natatorios, también plantaron un cartel del mismo tenor.

Intendente.
La lonko de esa comunidad de origen ranquel, Marta Colipí, habló ayer con este diario desde el camping municipal donde están acampando. “Llegamos a las 8.30 a la municipalidad, el intendente -Carlos Llanos- no nos quería atender, pero insistimos y finalmente pudimos hablar con él. Le informamos porque estábamos ahí, dijo que no sabía nada del tema y nos pidió tiempo para poder averiguar, le dijimos que ya hace mucho que reclamamos y que necesitamos respuestas”, reveló.
Según afirmó, a Llanos le entregaron fotocopias de la documentación como boletos de marca del padre y de la madre, de una escritura, rubricada por la entonces escribana de Gobierno, Libertad Mena de Cavalli, donde la Provincia les reconoce derechos sobre varias propiedades a Inocencia Morales, su madre, y también del relevamiento de tierras que se hizo hace tres meses.
Colipí volvió a denunciar que “en usurpaciones de las tierras participaron políticos, abogados y autoridades que se aprovecharon de la ignorancia y necesidades de los pueblos originarios. Estamos reclamando nuestros derechos ancestrales sobre el Lote 24, Cerro Colon, La Copelina, Cueva de la Tigra y la zona lindante al Ojo de Agua de Puelén. Ahora exigimos en forma urgente la posesión del Cerro Colon y el manantial”, dijo.

Engaños y estafa.
La dirigente que lidera la Lof Ranculche Colipí Morales, explicó que su padre, Martín Colipí y su madre Inocencia Morales, tenían su residencia en el lugar del manantial y en la zona se agrupaban familias relacionadas desde ese lugar hasta el Cerro Colon. “Mi padre murió en 1963 y hasta entonces nuestra familia vivió ahí donde está el criadero de truchas. Después a mi madre la engañaron y le dejaron solo una pequeña parcela en la zona de las bardas. La municipalidad se quedó con el manantial y otra gente se apropió de la zona de Cerro Colon”, señaló.
“En todo este tiempo hemos tratado de conseguir documentación que pruebe esto y de ponernos a derecho para poder reclamar por nuestros derechos. Ahora hemos logrado el reconocimiento de nuestra comunidad y también hemos conseguido rescatar del Registro Provincial de Marcas las pruebas de que mi padre tenía su señal y marca desde hace muchísimos años, y que en 1963, cuando falleció, fue mi madre la que inscribió su señal y marca continuando con lo de mi padre. También encontramos una escritura de 1981 donde la Provincia le reconoce la propiedad de estas tierras a mi madre, y hace tres meses logramos que se haga el relevamiento que prevé la ley”, dijo Colipí.

Derechos y regalías.
Marta Colipí asegura que hay personas que cobran usufructos que no les corresponde. “Estos son territorios que pertenecen a nuestra familia y comunidad. No sabemos cómo hay gente y hasta la Municipalidad de Puelén, que se han quedado con lo que nos pertenece por preexistencia, y hemos demostrado que nuestros ancestros vivieron ahí ocupando lo que nos han usurpado, por eso queremos que nos reconozcan regalías por la apropiación y uso del manantial natural, y nos devuelvan las tierras del Cerro Colon ya”, concluyó la lonko.