Inicio La Pampa Exigen seriedad al periodismo nacional

Exigen seriedad al periodismo nacional

FEDERACION DE MAGISTRADOS

La Junta de Gobierno de la Federación Argentina de la Magistratura reclamó una menor injerencia de los sistemas políticos en las selecciones de magistrados, y reiteró que la mejor forma para garantizar la independencia judicial es otorgar un presupuesto acorde. Al periodismo le exigió seriedad en la información que difunde, principalmente atendiendo al hecho de que el 90 por ciento de las causas se dilucidan en los fueros provinciales.
Aunque no hay una referencia directa, la declaración de la Federación remite directamente al accionar del conjunto judicial que se conoce como «Comodoro Py», por la sede de los juzgados federales, y a la red de espionaje judicial y extorsión que ha develado el juez Alejo Ramos Padilla.
En primer lugar, la FAM aclaró que «el servicio de justicia es principalmente desarrollado por los poderes judiciales de las provincias y CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires)», en respuesta a los «medios de comunicación llamados nacionales» se refieren a la justicia federal «como la Justicia y es casi el único fuero que consideran para efectuar sus análisis y apreciaciones acerca del estado del sistema de justicia en nuestro país».
«Es la actividad diaria de los servicios de justicia provinciales la que sostiene principalmente la convivencia social democrática», remarcó la FAM, que reclamó a diarios, canales de televisión, radios y portales informativos «corregir esa mirada, metropolitana y sesgada», que desconoce que «el 90 por ciento de las causas iniciadas en el país son resueltas por las justicias provinciales, y que eso queda opacado por el 10 por ciento del orden federal».
La independencia judicial «es un valor que corresponde resguardar prioritariamente con acciones institucionales desde los tres poderes del Estado» a fin de preservar «la no interferencia en los procesos judiciales, de los otros poderes, de sectores políticos o demás agentes económicos y sociales», sostuvo la Federación. Esos resguardos institucionales «se tornan imperiosos en causas que tienen como contenido la dilucidación de responsabilidades penales por hechos de inseguridad» y aquellas referidas a causas de corrupción o de contenido institucional, «que generan alta sensibilidad social».
«Es necesario profundizar la división de poderes y evitar la injerencia del poder político sobre el poder judicial», definió la entidad, que reiteró que la autarquía presupuestaria y la autonomía financiera «son condiciones ineludibles para garantizar la independencia judicial».
Otra exigencia del momento es «profundizar la institucionalidad en los sistemas de selección de jueces y funcionarios» otorgando prevalencia a la especialidad, experiencia en la función, capacitación y formación, y en simultáneo «eliminando los factores de incidencia política partidaria».
Trabajar y profundizar de modo sostenido en la construcción de un diálogo público de calidad respecto del sistema de justicia, es una demanda de carácter prioritaria y por ello la FAM anticipó que trabajará con los demás agentes estatales «en la construcción de canales más amplios de comunicación con la sociedad, y en particular con el periodismo, por el que circulen mensajes claros y precisos respecto de lo que es legítimo esperar como resultados de la actividad judicial».