Inicio La Pampa Extienden el paro en la Universidad

Extienden el paro en la Universidad

OTRA SEMANA CON MEDIDAS DE FUERZA DE LOS DOCENTES Y CON APOYO DE ESTUDIANTES

Durante la asamblea que se desarrolló ayer en la calle Gil, frente a la Universidad, los profesores y alumnos definieron extender la medida de fuerza a toda la semana que viene. Sería la tercera semana consecutiva de paro, y esperan que la suspensión de las clases siga por lo menos hasta septiembre, cuando el gobierno gire el presupuesto nacional 2019.
Según concuerdan los docentes, los próximos días van a ser los más intensos en cuanto a las manifestaciones y las marchas en las calles. Incluso, los estudiantes propusieron tomar la Universidad.
En medio de la corrida cambiaria, los recortes presupuestarios (3.000 millones de pesos para funcionamiento, becas, comedor, investigación, etcétera), el incremento de la inflación y el ofrecimiento del 15% de aumento salarial en las paritarias para los docentes, la comunidad universitaria está planteando nuevas intervenciones, clases públicas y marchas en las calles.
Asimismo, están contemplando tomar otro tipo de medidas, como por ejemplo la posibilidad de cortar rutas. Sin embargo, y aunque no lo descartan, para muchos esta opción por el momento sería prematura, ya que utilizar todas las formas de reclamo de una sola vez no les convendría estratégicamente.
A raíz de todo esto, el lunes pasado los gremios fueron citados por el gobierno nacional, pero les ofrecieron nuevamente un 15%, mientras ellos solicitaban el 30%. No obstante, según el secretario general de ADU, los funcionarios hicieron algo incomprensible: «Como los gremios no aceptamos la propuesta, se fueron y volvieron en la misma reunión a decir que obligatoriamente íbamos a recibir el 5,8% ahora, y entonces nuestra paritaria estaría en el 10,8%», detalló el dirigente a este diario.

«Nos dieron una lección».
Sobre la adhesión de los alumnos a todas las medidas de fuerza, Audisio expresó que «es realmente muy alta. A veces los docentes tememos que los estudiantes no estén tan enterados de la situación, pero hoy en día hay muchísimos estudiantes que están realizando su propia asamblea, y yo creo que nos dieron una lección de que acá la universidad la defendemos entre todos en la calle», opinó.
Siguiendo este razonamiento, advirtió que «estamos dispuestos a perder lo que haya que perder, porque peor es perder la universidad».
En tanto, confesó que hasta septiembre tienen tiempo para pelear el presupuesto, porque durante ese mes el gobierno nacional giraría el presupuesto 2019. «Las medidas las vamos evaluando todos los días, por lo menos hasta septiembre tenemos tiempo de pelear el presupuesto en la calle», dijo.

La palabra de estudiantes.
Una gran concurrencia de estudiantes se observó ayer en la reunión universitaria. Uno de ellos adelantó que «en asamblea hemos definido tomar la universidad», porque «acá o se está del lado de la lucha o se está del lado del opresor. No vamos a dejar que deterioren la universidad».
Otra estudiante expresó que «también apoyamos a los alumnos de Córdoba que tomaron la universidad de Artes. No nos importa perder un cuatrimestre. Vamos a cortar las calles, no nos importa nada», concluyó.

Marcha en silencio.
En otro orden de cosas, se aprovechó el momento para invitar a todos los presentes a la manifestación que se llevará adelante el próximo viernes a las 17 horas, desde la plaza San Martín hasta el playón del Poder Ejecutivo, en repudio de la decisión del Senado de rechazar el proyecto de ley por el que se despenaliza y legaliza la interrupción voluntaria del embarazo.
Adelantaron que se realizará una caminata en silencio, con ropa y paraguas negros, el simbólico pañuelo verde y velas blancas. Luego, en la sede del gobierno provincial, se harán intervenciones artísticas y se escucharán discursos.

Apoyo en Humanas
La Facultad de Ciencias Humanas expresó su apoyo a las medidas de protesta tomadas por los docentes de las universidades nacionales que se desarrollan en el marco de la actual situación socioeconómica nacional que repercute en la caída salarial de los trabajadores en general y de los docentes en particular.
La Unidad Académica se expidió en ese sentido a través de la Declaración Nº 001/18 firmada ayer por la decana Beatriz Cossio, ad referéndum del Consejo Directivo. Asimismo, dispuso la elevación de la Declaración al Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Pampa para ponerlo en su conocimiento.
«Como cientistas sociales, las y los docentes están atentas/os y no se desentienden de la crítica situación socioeconómica del país, inmerso en la aplicación de un modelo político que ha subsumido a la mayoría de la población en altos niveles de exclusión y pobreza», expresa la declaración en los fundamentos.
Menciona que a pesar de los numerosos intentos de las asociaciones y gremios docentes por encontrar una solución a la problemática, a raíz del retraso salarial que repercute negativamente sobre las actividades docentes, no se han realizado avances significativos.
«La situación de las y los docentes universitarios, que han solicitado una recomposición salarial de un 30 %, habiéndose otorgado solamente un 5 % en el mes de mayo, influye en la situación de los trabajadores y también entre los graduados y estudiantes, muchos de los cuales se adhieren a los reclamos», añade.

«No es un momento de los mejores»
Ayer por la mañana comenzó a desarrollarse la séptima edición de la Reunión Pampeana de Educación Matemática (Repem). El acto inaugural fue encabezado por el rector Oscar Alpa, la decana de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, María Eva Ascheri, y el director del Departamento de Matemática de esa unidad académica, Rubén Pizarro.
Este encuentro científico cuenta con la presencia de 180 participantes, entre docentes y estudiantes comprometidos con la Educación Matemática. Durante los tres días de deliberación se desarrollarán más de cincuenta actividades académicas que incluyen conferencias, charlas, talleres y comunicaciones orales.
En el acto inaugural de ayer también estuvieron presentes la decana de la Facultad de Ciencias Humanas, Beatríz Cossio, las secretaria Académica y de Secretaria de Investigación y Posgrado de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Nora Ferreyra y Fabiola Pagliero, respectivamente; la secretaria Académica de la Facultad de Ciencias Humanas, Laura Sánchez; el vicerrector del Colegio de la UNLPam, Cristian Glusko, y otros funcionarios de las Facultades de Exactas y Naturales y de Ciencias Humanas.
Junto a docentes investigadores y estudiantes locales también en el auditorio se contó con representantes de distintas universidades del sistema nacional.

«Que pronto cambie».
Por su parte, el rector Alpa felicitó al Departamento de Matemática y a la Facultad por el esfuerzo puesto para la realización del encuentro. Saludó la presencia de la decana de la Facultad de Ciencias Humanas y a los docentes y estudiantes locales presentes así como a los que efectuaron el esfuerzo económico y viajaron desde otras universidades para participar de las deliberaciones.
«Este no es un momento de los mejores y esperemos que esto pronto cambie» indicó sobre la realidad del sistema universitario. En ese marco destacó las medidas de fuerza de los docentes universitarios en torno a sus reclamos salariales.
Compartió con los presentes que se encuentra «en momentos en que todos los rectores de las universidades nacionales pensamos y planteamos la necesidad de un presupuesto acorde a nuestra realidad». Agregó que «no sólo pensamos en el 10 por ciento que es fundamental para gastos de funcionamiento e inversiones necesarias, sino todo lo que corresponde al reclamo de acompañamiento, que tiene que ver con los salarios, que tiene que ver con la desactualización» de los mismos.