Falleció en España Florencia Cazenave

COLABORADORA DE CALDENIA

A la edad de 43 años y tras padecer una larga enfermedad falleció ayer en Sevilla, España, María Florencia Cazenave. Había nacido en Santa Rosa en donde realizó sus estudios, recibiéndose de profesora de inglés en la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de La Pampa.
Hacía varios años que se encontraba, junto con su esposo Joaquín Solís Santos, radicada en aquella ciudad española en donde continuó con sus estudios superiores y se diplomó como abogada. Desde aquella ciudad fue una frecuente colaboradora de este diario con sus artículos que se publicaban en el suplemento cultural Caldenia.
Quienes tuvieron trato con ella y hoy se solidarizan con su familia en el dolor, la recuerdan a Florencia por su trato afable y respetuoso y, especialmente, por su fuerte interés en el campo intelectual y su aplicación en el estudio. En sus interesantes colaboraciones que enviaba para este diario se advertía rápidamente esa dedicación por profundizar en el conocimiento de los temas que abordaba. Cuando escribía sobre las tradiciones, costumbres, historias o fiestas populares de su patria de adopción no solo abordaba lo más visible a simple vista, lo que deslumbraba inmediatamente al espectador, sino que dedicaba igual o mayor esmero en aportar información de lo que se ocultaba detrás de los decorados, del sustrato cultural que por lo general pasaba desapercibido al observador inexperto.
Ese interés por abordar las particularidades y la idiosincracia de la sociedad que la recibió cuando decidió dejar nuestro país quedó muy bien documentado en la serie de artículos que hoy atesora la colección de Caldenia.
La sobreviven sus padres Walter Cazenave y Blanca Grialde y sus hermanos Marién y Germán.