Inicio La Pampa Familia de Lula Magariños no recurrirá la sentencia

Familia de Lula Magariños no recurrirá la sentencia

"SIN VIOLENCIA, VOY A ESCRACHAR A JUECES", DICE EL ESPOSO

La familia de María Elena «Lula» Magariños tiene casi decidido que no recurrirá la decisión del Tribunal de Impugnación Penal, que confirmó en un todo el fallo del juez de Audiencia Aníbal Andrés Olié, condenando a 3 años de prisión en suspenso a Litardo, quien el 25 de octubre de 2017 atropelló con su moto, ocasionándole la muerte a la mujer.
No obstante, Oscar Alfredo «Quique» Mario, su esposo, dijo que él y sus hijos tienen una «profunda tristeza» y «una gran decepción» por la decisión del TIP que convalidó la decisión del tribunal de Audiencia, y que determina que Brian Litardo, el conductor de la moto no irá a la cárcel.

Moto sin luces y a contramano.
Como se sabe el joven de 19 años se conducía en una motocicleta sin luces y a contramano, y además sin tener registro, cuando embistió a «Lula» que recién se había bajado de un micro de línea en el Barrio Río Atuel.
Aquella tarde casi noche Brian Litardo, que entonces tenía 19 años, arrolló a la mujer, que ese mismo día fue internada en el Hospital Lucio Molas, y posteriormente trasladada a General Pico, donde falleció. Litardo quedó acusado de «homicidio culposo doblemente agravado por la conducción negligente, imprudente y antirreglamentaria de un vehículo motor».

No fue a prisión.
Después el juicio oral, la decisión del Tribunal de Audiencia de condenarlo a tres años de prisión en suspenso y a 10 de inhabilitación para conducir cualquier tipo de vehículos. Más tarde, en absoluta disconformidad, la familia de Lula recurrió el fallo que -como se informó- fue ratificado por el Tribunal de Impugnación Penal.
Ahora «Quique» Mario (periodista), acaba de recordar que «Lula» hubiera cumplido 60 años, y que habrían cumplido 40 años de casados. Que tuvieron cuatro hijos y siete nietos, y que la familia siente «mucha impotencia. Ella era una mujer que estaba siempre sonriente, que colaboraba con cuanta actividad solidaria pudiera, con la Iglesia, y hay que señalar que en nuestra casa nació Estrellas Amarillas…», Lula tendría hoy 60 años, cuatro hijos y siete nietos.

Justicia laxa.
No hay alivio para los Mario. «Yo intentaba consolar a mis hijos que están con tratamiento psicológico: esperemos a la Justicia, confiemos, tengamos fe, les decía… Pero está visto. Los tribunales aquí están relajados, sus funcionarios también, salvo algunas honrosas excepciones. No salen a caminar la calle, no andan entre la gente y no se dan un baño de realidad», razonó. «El 80% de los jueces no merecen estar donde están», agregó.
«¿Qué les digo a mis hijos que hoy no creen absolutamente en nada? Lo cierto es que hay una Justicia laxa y relajada y tenemos una profunda tristeza… Le creyeron todo a Litardo, si hasta lo caracterizaron para el juicio poniéndole unos anteojitos para que apareciera como más serio y hasta cierto aire intelectual… cuando en su vida de todos los días no los usa», sostuvo Mario.

¿Violación a pena para no conducir?
Enseguida dijo que el hombre que mató a su esposa no estaría cumpliendo con la obligación de no manejar: «El 17 de febrero, el día de las elecciones, lo vi a Litardo subirse y manejar un auto blanco. Estaba con dos personas más, pero cuando di la vuelta para verlos cara a cara ya se habían ido», aseguró.
Finalmente sobre la posibilidad de recurrir a una instancia superior -después de la reciente resolución del TIP- se mostró desanimado: «Nuestro representante ahora es Juan De La Vega, pero difícilmente vayamos a apelar… hay que pagar sellados, costos de abogados y hoy no creemos en la Justicia. Estamos muy desencantados», concluyó.

«Les diré en la cara lo que pienso»
«¿Si escracho a los jueces me van a meter preso? Si una persona mató a mi mujer y está libre… ¡Qué me van a hacer!», dice no sin cierta lógica «Quique» Mario, aún indignado con la resolución judicial que determinó que Brian Litardo sólo tiene prisión condicional.
«Los que me conocen saben que no soy violento, ni entraría jamás en una agresión física… ni de andar a los gritos, pero si salgo a caminar, o los veo en un cine, o en un restorán los voy a increpar. Salgo a caminar y en algún momento los voy a encontrar y les voy a decir lo que pienso en la cara; y les voy a contar a los presentes que entre nosotros hay jueces que no cumplen con su deber. ¡Qué! Me van a meter preso, si el que mató a mi mujer no lo metieron en la cárcel, y es bastante más grave. ¿O no?», insiste.
Mario señaló que después del fallo del TIP quiso hablar con los jueces Tomás Balaguer y Filinto Rebechi. «Pero no me atendieron, así que les dejé un mensaje con su secretaria diciéndoles lo disconforme que estaba. Quería mirarlos a los ojos como a (Andrés) Olié cuando falló, que no me pudo sostener la mirada», completó.
No dejó de recordar que el propio Olié fue denunciado en su momento presuntamente por violencia de género, «pero entre bueyes no hay cornadas… y no pasó nada. Pero me parece que no debiera ser juez», sentenció.
«Quique» Mario indicó que ya tiene listo «un sitio web para juntar todos los puntos oscuros de la Justicia, que son muchos, y se sorprenderían de la cantidad de cosas que ya me llegaron».
«Va a ser un sitio que tendrá como cabecera el caso de Lula, porque no voy a permitir que se convierta en un expediente lleno de polvo y se olvide fácilmente», cerró.