miércoles, 20 noviembre 2019
Inicio La Pampa Fernández, con gobernadores en Tucumán

Fernández, con gobernadores en Tucumán

El presidente electo de la Argentina, Alberto Fernández, estuvo ayer en Tucumán en su primer acto formal luego de ser elegido para sustituir a Mauricio Macri en la Casa Rosa y allí se sacó una foto con un grupo de gobernadores peronistas que asistieron a la asunción de Juan Manzur en esa provincia del norte del país. No estuvieron Carlos Verna ni Sergio Ziliotto.
En el acto en la capital tucumana estuvieron los gobernadores Sergio Uñac (San Juan), Sergio Casas (La Rioja), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Gildo Isfrán (Formosa), además de Sergio Massa, Daniel Scioli y varios intendentes del conurbano bonaerense.
De acuerdo al sitio lapoliticaonline.com, la foto que Fernández se sacó con los gobernadores «fue un gesto a los gobernadores que sintieron un desplante el domingo, cuando no los dejaron compartir escenario con el presidente electo en los festejos del búnker de Chacarita».
«El domingo, Manzur, Uñac, Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Omar Perotti (Santa Fe) miraron desde abajo el discurso de Alberto, que estuvo rodeado por Sergio Massa, Cristina Kirchner y varios dirigentes del entorno de la ex presidenta Cristina Fernández. Este martes, Alberto les regaló la foto que esperaban: posó rodeado por gobernadores, intendentes del conurbano bonaerense y dirigentes de la CGT. Les prometió que el 10 de diciembre ‘empieza una Argentina gobernada por un presidente y 24 gobernadores'», describió LPO.
En Tucumán no hubo presencia pampeana, al menos Verna y Ziliotto no viajaron. El actual gobernador de nuestra provincia ya había adelantado el domingo que estaba entre los invitados pero que no iba a poder viajar. Manzur estuvo en Santa Rosa el 17 de octubre en el multitudinario acto que el Frente de Todos realizó en la laguna Don Tomás, donde Verna fue el anfitrión de la fórmula presidencial Fernández-Fernández.
«Según fuentes del Frente de Todos a LPO, el fastidio de los gobernadores fue en el búnker cuando no pudieron subir al escenario. Incluso los invitados estaban diferenciados con pulseras de distintos colores según el acceso que tenían a cada lugar. Alguno de ellos se quejó de que no tuvo la violeta que permitía el ingreso al VIP».