FIA investiga mil licencias de estatales

SOSPECHAN QUE SE FALSEARON PARA VACACIONAR

A principios del mes de julio se hizo público el caso de un profesor de educación física de la localidad de Victorica que había pedido una licencia psiquiátrica por “trastornos mentales y de comportamiento” durante los primeros días del mes de mayo. Sin embargo el hombre no se quedó haciendo reposo, sino que viajó al Mundial de Fútbol de Rusia con un grupo de amigos. Sergio Sánchez, que de él se trata, fue delatado por sus propias fotos y las publicaciones realizadas en las redes sociales lograron que otros docentes -compañeros de trabajo- se indignaran al ver esos posteos en Facebook. La indignación de ellos llevó primero a que el posteo se hiciera viral. Luego alguien realizó una denuncia anónima que derivó en la apertura de un sumario en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA). El certificado médico había sido presentado por el docente a las autoridades educativas y la licencia se extendía desde el 13 de junio hasta el 5 de julio.
Ahora, a raíz de esta denuncia, la FIA, a cargo del fiscal general Juan Carlos Carola, inició una investigación “de oficio” para conocer si hubieron casos similares al del profesor de educación física. En este sentido se dio a conocer ayer que “pidió una lista de las licencias solicitadas durante el tiempo que duró el Mundial, mitad del mes de junio y mitad de julio”, confió una fuente a LA ARENA y aseguró que “la lista está compuesta por mil trabajadores estatales”.

Investigación.
“Teníamos miedo de que las cosas se nos vayan de las manos, por eso nos pusimos en colaboración con la Dirección General de Personal y la Dirección General de Personal Docente -no solamente por los docentes, sino también por el resto del personal de la Administración Pública- y se pidieron algunos criterios básicos que hacen sospechar siempre que hay algo raro. No significa que sea irregular, sino que uno los revisa, entonces se pidió una lista con las licencias”, informó una fuente consultada.
En este sentido dijo que “nos mandaron un listado de unas mil licencias, sólo durante ese mes, y que cumplen con requisitos que pueden llegar a ser sospechosos; por ejemplo, licencias psiquiátricas o psicológicas, de diagnóstico de difícil comprobación y por muchísimos días; son criterios que la FIA deja que sean evaluadas por Personal, para después cotejar si esas licencias estuvieron bien dadas o efectivamente mintieron”, continuó la fuente.
En el listado figuran aproximadamente mil personas -hay nombres que se repiten- y está integrado por personal de salud, personal docente y personal de otras áreas de Gobierno; y hay casos denominados “de difícil comprobación”, “de mucho tiempo”, “licencias de enfermedad pegadas con licencias de atención a familiar”… “Todos los criterios que sumados dan para sospechar, fueron los que se pidió desde la FIA”, aseguraron a este diario.
A partir de esa cifra, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas comenzó a armar “pequeñas muestras” y a “pedir información, tanto a Migración, como a la CNRT” para saber si hay alguna relación entre las licencias y viajes. Las licencias informadas llegaron a la FIA identificadas con número de documento, no con nombre y apellido; “la privacidad de las personas está respetada hasta tanto se encuentre una irregularidad y ahí sí se pide todo”, sostuvieron. En este sentido indicaron que, teniendo en cuenta la cantidad de personas que integran la lista “la investigación va a llevar cierto tiempo. Es mucha información como para que nos vayan respondiendo con celeridad, sin embargo la investigación está en movimiento”.

Médicos.
Por otra parte, una vez que se compruebe si existió alguna irregularidad en cualquiera de los mil casos, la FIA podrá acceder a la identidad del o los médicos que extendieron las licencias. Por el momento, ni Personal, ni Personal Docente, informó las identidades de los médicos certificantes (para resguardar la identidad del médico, puesto que no hay todavía una presunción irregular). “No decimos que hay mil irregularidades, sino que hay mil casos que ameritan ser vistos. Una vez que tengamos resultados, sabremos quién fue el médico que emitió el certificado, si el certificado estaba bien hecho, si el médico estaba en conocimiento o no de que la persona estaba en el país”, concluyó la fuente consultada.