Inicio La Pampa Final anunciado: este año el Fonid solo crecerá un 3,3 %

Final anunciado: este año el Fonid solo crecerá un 3,3 %

EL FONDO DEL INCENTIVO DOCENTE APENAS LLEGA A $267 MILLONES

Para este año, el crecimiento nominal será licuado por la inflación al igual que el año pasado y será de tan solo un 3,3% más (la mitad de la inflación de enero y febrero), pasando de los 259 a $267,6 millones en este ejercicio en nuestra provincia.
JUAN JOSE REYES
Desde el año pasado preocupa a gremios docentes la versión de la desaparición del aporte nacional que complementa salarios docentes, y que representa el 10% de los ingresos en relación al salario ($1.210 desde 2016). El Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid, Ley 25053) -puede apreciarse en el cuadro anexo para La Pampa- no pudo ser dado de baja este año por oposición de los gobernadores, pero su fin parece cerca.
En 2019 el crecimiento nominal será licuado por la inflación al igual que el año pasado y será de tan solo un 3,3% más (la mitad de la inflación de enero y febrero), pasando de los 259 a $267,6 millones en este ejercicio en nuestra provincia.
El Gobierno Nacional tiene como objetivo sacarse de encima el Fonid pues considera que el gasto en salarios de maestros y profesores corresponde que lo abonen las provincias y por ello quiere excluirlo de sus propias erogaciones. Ya tuvo un primer intento en negociaciones directas con provincias en discusión presupuestaria. Recibió la negativa de los gobernadores a hacerse cargo.
Para los docentes, Nación paga $1.210 por cargo en ese concepto. Para dos cargos, el monto se duplica y no hace mucho Utelpa explicó que el desfinanciamiento al Fonid y al Fondo de Compensaciones Salariales corre por atrás a la inflación. Afirman que está congelado desde 2016 en $1.210 por cargo, pero en poder adquisitivo es de apenas 598 pesos. Siguiendo la misma línea, para marzo 2019 (6,5% de inflación en el primer bimestre) el valor del Fondo Nacional de Incentivo Docente debiera pasar de $2.720 (si recuperara lo de 2018) a 3.004 pesos con la inflación de enero y febrero, totalizando desde 2015 un acumulado del 140,4%.

En la licuadora.
El Presupuesto Nacional de este año destinó para La Pampa $267,6 millones para el Fonid. Eso expresa un incremento del 3,3% respecto de 2018. Como el Gobierno proyecta una inflación del 34,8% a diciembre del 2019, la pérdida entre un año y otro será de poco más de 30 puntos. Cada maestro recibe como complemento de sus remuneraciones unos $1.210 del Estado Nacional.
La idea es que la caída del poder adquisitivo de los docentes en el cobro de aquel fondo lo vayan compensando los gobernadores con sus propios recursos. Argumentan que las provincias actualmente están en mejores condiciones financieras que Nación, luego de la devolución de 15% de coparticipación que retenían por efecto de las transferencias de las cajas jubilatorias provinciales. En el caso pampeano la CSJ fijó en noviembre plazo de 120 días al Ejecutivo para que cumpla el fallo ($2.132 millones más intereses) además de ya estar cobrando aquella detracción.
El Fonid se creó en 1998 bajo la presidencia de Carlos Menem y fue modificado en 2005 por Ley 26075. En la primera versión, se financiaba con un gravamen a los autos, motos, aeronaves y embarcaciones. Luego, bajo el gobierno de Néstor Kirchner, se solventó desde rentas generales, al sancionarse una ley que preveía llegar a un gasto consolidado en Educación equivalente a 6 puntos del PBI. Muy lejos hemos quedado.

Una lucha sin cuartel.
Esa ley, a su vez, fue fuente de problemas políticos para el gobierno de Cambiemos que enfrenta el reclamo de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) de la paritaria docente nacional. Pero lo concreto es que Nación no quiere sostener este aporte a menos que sea con fondos provinciales. No sería el primer ataque a la educación luego del decreto Nº 52/2018 por el cual derogó la Paritaria Nacional Docente, sin embargo la futura derogación del Fonid pone los pelos de punta a los sindicalistas. No es un tema menor, dado que si ya se está implementando ese ajuste vía pérdida del poder adquisitivo, en la educación se deberán prever para los próximos ejercicios los recursos para compensarlo y de esa manera amortiguar tal impacto con las exiguas finanzas provinciales, lo cual de no poder hacerse significará un nuevo recorte de los salarios de todos los trabajadores de la Educación, aquí y en todo el país.