Inicio La Pampa Formalizan en General Pico a una docente y a su médico

Formalizan en General Pico a una docente y a su médico

OTRA LICENCIA TRUCHA

La Justicia piquense investiga a una docente oriunda de Caleufú que viajó al exterior mientras tenía licencia por enfermedad, y a un profesional de la salud de la misma localidad, quien le extendió el certificado médico. La causa se inició a partir de la denuncia que hizo la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) de la provincia.
La jueza de control Jimena Cardoso ayer le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria a la docente Marinelva Radimak por la presunta comisión de los delitos de Fraude contra la Administración Pública, y Uso de documento falso; y al médico Roberto Rubiano por los cargos de Fraude a la Administración Pública, en calidad de partícipe necesario, y por la figura de Extensión de certificado médico falso.
De la audiencia participó el fiscal general de esta ciudad, Armando Agüero; y los defensores privados, Guillermo Galcerán y Pablo Rodríguez Salto, quienes representaron a Radimak y Rubiano, respectivamente.
Según la Fiscalía, la docente compró con suficiente antelación (junio de 2016) los pasajes aéreos para vacacionar en Brasil. Un día antes de partir solicitó un certificado médico que la obligaba a tomar reposo, por padecer un presunto cuadro de una infección renal. Sin embargo, la licencia médica coincidió con el período durante el cual la mujer estuvo fuera del país (del 9 al 18 de septiembre, según el informe de Migraciones), dado que el certificado fue emitido el 8 de septiembre y el médico recomendó reposo por siete días.
La jueza hizo lugar al pedido de formalización, luego que Galcerán, defensor de la docente, pidiera que se declarara la incompetencia del Tribunal y del Ministerio Público Fiscal, tras entender que correspondía a la Primera Circunscripción Judicial, con sede en Santa Rosa, llevar a cabo la investigación. La jueza indicó que se tomará cinco días para resolver este pedido.
Por su parte, Rodríguez Salto solicitó de manera formal que su defendido acceda a una suspensión de proceso a prueba (probation). Esto implicaría la imposición de reglas de conducta por dos años y en forma reparatoria haría atenciones médicas gratuitas en la localidad.

Viaje al exterior.
“Esta es una de las tantas denuncias que nos remitió la FIA, y en este caso tiene que con una docente que un año antes compró los pasajes para viajar a Brasil y para que no le descontaran el uso de la licencia en términos salariales, presenta un certificado por enfermedad pretendiendo justificar una infección renal. Todo tiene justificación a partir que quieren viajar al exterior y que no le descuenten los sueldos”, dijo Agüero.
“Hubo un planteo de la defensa, que entendió que deben intervenir los Tribunales de Santa Rosa y no los Tribunales en General Pico, con independencia que el delito se hubiera cometido en Caleufú, por una cuestión que el dinero con el cual se paga es dinero de la Provincia y tiene sede en Santa Rosa”.
Agüero indicó que las figuras que se le achacan a la docente prevén una escala penal que parte de dos años de prisión en suspenso, y que la carencia de antecedentes llevarían a una condena condicional.
“Las consecuencias que tienen estos delitos no es que terminás preso. La docente no tiene antecedentes penales y podría tener una pena en suspenso. La consecuencia más grave es que pierden la labor que vienen realizando en la Administración Pública, porque estos delitos llevan como consecuencia la inhabilitación para los cargos públicos”, sostuvo.