sábado, 21 septiembre 2019
Inicio La Pampa Frenan obra que pone en riesgo el suministro eléctrico

Frenan obra que pone en riesgo el suministro eléctrico

NACION DEMORA EL CAMBIO DE TRANSFORMADOR DE MACACHIN QUE ABASTECE A LA PAMPA

El cambio de los equipos para duplicar su potencia quedó en stand by como parte del ajuste que el gobierno nacional acordó con el Fondo Monetario Internacional. Primero los trabajos iban a finalizar en marzo, luego en noviembre, ahora dicen que recién estarán para el año que viene.
JUAN JOSE REYES
Por el ajuste ordenado por el FMI se han frenado varias obras de tendido eléctrico en varios puntos del país. La orden impartida por el nuevo titular de la Secretaría de Energía, Gustavo Lopetegui, apunta a que una de ellas sería la de la repotenciación de la Estación Transformadora de Macachín.
Aquella espera desde hace tres años para pasar de 150 a 300 MVA de potencia, es decir duplicar la actual en la subestación. Todo ello para asegurar la soberanía energética pampeana.
La obra empezó en 2016 y se la prometió para el mes de marzo de 2018, después pasó a noviembre. Más tarde, le dijeron a la Administración Provincial de Energía (APE) que finalmente se inauguraría en abril de 2019, pero al parecer será recién será, con suerte, en 2020.
Las temperaturas benignas de esta temporada estival han contribuido a evitar cortes, pues dicha estación de rebaje se encuentra al límite de su capacidad operativa.
En abril de 2016 el entonces ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, abrió la licitación 27834/15 del Fideicomiso de Administración de Obras de Transformación para el Abastecimiento Eléctrico de la Estación Transformadora de Macachín, a cargo de Cammesa. La obra pública nacional estuvo a cargo de Transener que la adjudicó (Circular 115/16) a la UTE Lubrisider-Kioshi.

Obra interrumpida.
La orden impartida por el nuevo secretario de energía Gustavo Lopetegui (recientemente reemplazó a Javier Iguacel) a la Compañía de Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión (Transener y Transba), líderes del servicio público de transporte de energía eléctrica del país, de retrasar la obra no ha sido comunicada a la APE.
En cambio sí se ha hecho la suspensión de la obra hidroeléctrica Chihuido en la provincia de Neuquén y dos represas en la provincia de Santa Cruz.
Si bien la obra civil en La Pampa se encuentra casi finalizada, la electromecánica no se inició como tampoco así la cisterna y depresión de la napa. La base del transformador y la batea están al 85%; los muros para llamas al 98. Por otro lado las cámaras y cañeros en la playa de 132kV al 90% y en 500kV al 40. Los canales de cables de 38 metros en playa de 500 Kv al 75%, la base de campo de 500 Kv y la Malla de Puesta a Tierra al 60.
Sólo se finalizó la base de campo de 132 kV. Lo paradójico es que ya se habrían pagado, en 2017, las protecciones (provistas por ABB) y varios interruptores, seccionadores y transformadores de medida (provistos por Grid Solutions).
De haber fallas eléctricas simultáneas en Macachín y la línea de alta tensión de Trenque Lauquen-General Pico, que maneja la provincia de Buenos Aires, las consecuencias se agravarán, cosa que no ha ocurrido en 2019 gracias a que las temperaturas no han superado la cota máxima.

Retardo injustificado.
En definitiva, la obra consiste en el recambio del transformador de potencia instalado allí, con una potencia de 150 MVA para llevarlo a 300. Sucede que por Macachín, pasa buena parte del consumo energético pampeano. Pero desde hace un lustro es insuficiente para abastecer los picos de potencia en la temporada estival por altos consumos domiciliarios y comerciales.
La ejecución de la obra civil, montaje electromecánico, provisión de material complementario y puesta servicio de la ampliación de la Estación Transformador 500/132/32kV era costosa. A valores de 2016 se la adjudicó en $25 millones (hoy 59 millones) más U$S 1,8 millones (otros $70 millones). Fue adjudicada a la UTE Lubridiser-Kioshi entre ocho participantes.
La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), empresa privada con mayoría de participación del Estado Nacional, informó en 2017 a la APE que la obra estaría en funciones en marzo 2018, pero el paso del tiempo confirma que a pesar de haberse cumplimentado todos los pasos, el ajuste en la obra pública va más allá de las promesas.
Si bien se indica que no se han paralizado los trabajos, la falta de fondos agrava la situación. Luego de tres años de aumento desmesurado del costo de la energía eléctrica (en La Pampa 1.450% más otro 28% a partir de abril) las obras de infraestructura de Nación, al menos aquí y en otras provincias patagónicas, siguen brillando por su ausencia y desmejorando la seguridad energética del suministro eléctrico, ya que desde la Estación Transformadora de Macachín proviene el principal ingreso de energía eléctrica a la provincia de La Pampa.