Frente del PJ rechaza el presupuesto

“El pueblo argentino enfrenta una nueva crisis generada por las políticas económicas del gobierno nacional. Otra vez estamos a un paso de la desintegración social. Empezaron los saqueos y habrá represión. Tendremos más muertos, es una realidad ineludible, porque los aparatos represivos del Estado han sido direccionados para resguardar los intereses del poder dominante”, sostuvo el Frente Peronista Barrial, en un documento en el que rechazó “un presupuesto 2019 de ajuste”.
“Ante este cuadro de situación, en este estado de emergencia, los gobernadores de las provincias deben decidir si acompañan genuflexos el presupuesto 2019 con un brutal ajuste que afectará al pueblo argentino, o asumen su responsabilidad representativa y se oponen reponiendo la plataforma de gobierno por el que fueron votados en 2015”, agregaron.
“Advierte el gobierno de Macri que la inflación de este año será del 42%, las proyecciones señalan que habrá el año que viene una pobreza del 48%, por lo tanto, los senadores y diputados que refrenden el pacto de la cogobernabilidad con el FMI serán cómplices del hambre, la desocupación y las muertes”, destacaron también.
Para el FPB, “la historia se repite, primero como una tragedia, y luego como una farsa. Venimos de varias tragedias, los bombardeos de la Plaza de Mayo, los fusilamientos de José León Suárez y Trelew, la desaparición de Felipe Vallese, la Revolución Libertadora, el Proceso de Reorganización Nacional, los 30.000 desaparecidos, los nietos que aún no recuperaron su identidad, los muertos del 2001, Santiago Maldonado. Lamentablemente, una parte del país no ha aprendido la lección y ha vuelto a cometer los mismos errores, creer en la ‘farsa’ de los aduladores del poder hegemónico que vinieron a saquear el país, junto al capital financiero transnacional”.
“Macri es presidente, con el mejor equipo de los últimos 50 años, porque le mintió a la sociedad, amparado por los medios infocomunicacionales, hubo un fraude electoral con un proyecto de gobierno ficcional”, añadieron desde el FPB, para considerar seguidamente que “es el mismo programa económico impuesto en el ’76, en el ’90 y en el 2000. Ya la Nación lo padeció y lo está sufriendo en carne propia otra vez. La metodología es la misma, sólo modifican el discurso, las palabras (ahora los errores económicos se llaman tormentas). La riqueza que producen los trabajadores la administran los que nos gobiernan, los CEOS y empresarios, que la fugan a los paraísos fiscales. Por primera vez en nuestra historia los dueños del país (los dueño de todo, diría Rodolfo Walsh) están instalados en la Casa Rosada”.