Funcionarios, en un colegio de H. Lagos

PROGRAMA "LA JUSTICIA VA A LA ESCUELA"

En el marco del programa nacional “La Justicia va a la escuela”, que el Superior Tribunal de Justicia (STJ) implementó en 2018 por séptima vez consecutiva, tres colegios -de las localidades de General Pico, Dorila y Coronel Hilario Lagos- participarán del programa durante el segundo semestre del ciclo lectivo.
El viernes, tres funcionarios concurrieron al colegio secundario Aguas Buenas de Hilario Lagos para dar comienzo al programa y quedar a disposición de los estudiantes como tutores en la preparación del simulacro. Asistieron el juez de control Diego Ambrogetti, el fiscal Damián Campos y el defensor oficial Walter Vaccaro.
Los funcionarios judiciales conversaron y explicaron los roles de cada una de las partes en el proceso penal a los alumnos de quinto y sexto año de dicho establecimiento. También realizaron junto a los estudiantes un simulacro de audiencia de formalización y luego los estudiantes evacuaron sus dudas y preguntaron sobre diferentes temáticas y sobre el rol de jueces que llevarán adelante en el simulacro de juicio. Asimismo vieron un video editado de un juicio oral.

Dorila y General Pico.
El pasado miércoles, el juez de control Alejandro Gilardenghi, el fiscal Luciano Rebechi y el defensor oficial Alejandro Caram concurrieron al colegio secundario rural de Dorila, cuyos alumnos realizarán el rol de defensores.
En tanto la semana pasada asistieron el juez de audiencia de Juicio Federico Pellegrino, la fiscal Ivana Hernández y la defensora oficial María José Gianinetto al colegio Normal de General Pico para capacitar a los alumnos en su rol de fiscales.
Cada colegio llevará a cabo un rol diferente, y el día del simulacro pondrán en juego los conocimientos adquiridos durante el período de trabajo, basados en un caso real ocurrido hace ya un tiempo en la primera circunscripción judicial de la provincia.

Plan para alumnos.
El programa está destinado a estudiantes secundarios, para que ejerciendo los papeles de jueces, fiscales, defensores, querellantes, testigos, peritos, protagonicen un simulacro de juicio oral.
La iniciativa es promovida por el Superior Tribunal de Justicia y tiene como objetivos, que los jóvenes conozcan su rol activo en la construcción social del valor justicia, se formen una imagen real de la Justicia, sepan los mecanismos de la toma de decisiones de magistrados y funcionarios y apunta a que exista un acercamiento real de la Justicia a la ciudadanía.