G. Pico: en juicios abreviados condenan a dos estafadores

UNO DE LOS IMPUTADOS SE DEDICABA A LA VENTA DE VIAJES TURISTICOS

La Justicia piquense condenó a un año de prisión en suspenso y a cumplir tareas comunitarias, a un hombre que estafó a distintas personas de la zona norte de la provincia, mediante la venta de paquetes turísticos. Sobre el acusado, Ariel Barrera, pesaban seis denuncias por estafa.
En julio de este año, un grupo de turistas piquenses que viajó de vacaciones a Bombinhas (Brasil), de regreso a la ciudad radicó una denuncia policial contra el acusado, por “extorsión” e incumplimiento de lo pactado.
A poco de iniciado el viaje Barrera se quejó que los números “no le habían cerrado” y que debían pagar una suma aparte de lo que ya abonado. Los mayores inconvenientes los tuvieron en el regreso, dado que el acusado les pedía dinero de modo insistente, para cargarle gasoil a la unidad. Incluso al llegar a la frontera, un turista tuvo que pagar de su bolsillo 1.810 pesos para ingresar a la Argentina.
En una audiencia que coordinó la jueza de control Jimena Cardoso, el fiscal general Armando Agüero expuso los seis hechos por los que fue acusado. Barrera vendía paquetes turísticos para viajar a Salta, Corrientes, Brasil y a las Cataratas, cobraba el importe pero luego los viajes no se hacían y no reintegraba el dinero. Mediante estas maniobras perjudicó a vecinos de General Pico, Eduardo Castex y Trenel.
En el marco de la misma audiencia, el fiscal y el defensor oficial Guillermo Constantino, presentaron un acuerdo de juicio abreviado. Las partes solicitaron que se condenara al acusado a un año de prisión en suspenso y que tuviera que realizar 63 horas de trabajos a favor de la comunidad. Estas tareas las debe realizar al menos durante tres veces a la semana y por un mínimo de tres horas diarias.
Luego que la jueza determinara que se cumplía con los principios de admisibilidad, hizo lugar al acuerdo de juicio abreviado convenido por las partes y condenó a Barrera.

Condenan a otro estafador.
La jueza Cardoso condenó también por intermedio de un juicio abreviado, a Hipólito Baldomé, conocido como el “estafador de Puelches”. El hombre, que fue declarado reincidente, ya contaba con antecedentes condenatorios por delitos similares al que cometió durante los últimos meses en Intendente Alvear.
El imputado fue detenido en agosto por la policía alvearense, pocos días después que recuperara la libertad. En esta última ocasión fue detenido luego de una estadía en la localidad alvearense, en la que se alojó en el Hotel Don Juan con un nombre falso y dejó una deuda de 1.740 pesos.
Además visitó una inmobiliaria del medio y se mostró interesado en la compra de una propiedad. Luego el comerciante lo llevó hasta un cajero donde simuló tener un inconveniente con la tarjeta de débito y de esta manera, tras conseguir la confianza del titular de la inmobiliaria y aparentar solvencia económica, logró que le compraran prendas de vestir y otros objetos necesarios para su estadía en Alvear, por un monto cercano a los 5.000 pesos.
Baldomé ya había tenido tiempo atrás una causa por una estafa a un hotel piquense, al que no le pagó la estadía de casi una semana en esta ciudad. En otras localidades pampeanas como Winifreda y General Acha cometió episodios similares.
Por el hecho se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria y se le impuso la prisión preventiva por 30 días, la cual estaba próxima a vencer esta semana. El fiscal Agüero solicitó extender medida restrictiva y junto con el defensor oficial Walter Vaccaro, presentó un acuerdo de juicio abreviado. Tras analizar los términos de lo convenido, la magistrada condenó al trabajador rural a la pena de siete meses de prisión de efectivo cumplimiento, por el delito de Estafa. Además lo declaró reincidente.