“Garantizar que terminen el secundario”

El precandidato a gobernador de la provincia en la interna de Cambiemos, Daniel Kroneberger, afirmó que desde el Estado se debe garantizar que los jóvenes finalicen el ciclo secundario. Además, planteó que desde la Provincia “hay que generar políticas públicas con una fuerte impronta en la descentralización”.
“Uno de los grandes desafíos que tenemos por delante es garantizar que los jóvenes terminen el secundario. El principal problema de los jóvenes es su pertenencia a un grupo poblacional, particularmente vulnerable a la problemática del desempleo. Hoy la realidad es diferente a la de hace unos años; en la actualidad la posibilidad de que un joven consiga trabajo es tres veces menor a la de un adulto. Los jóvenes para ser protagonistas necesitan creer, tener oportunidades, imaginar el futuro, y eso implica jóvenes que tengan al menos un nivel de estudios secundario”, afirmó Kroneberger.
“Cuando ese proyecto de educación media no prospera -añadió el actual diputado nacional por el radicalismo-, o aun en los casos de prosperar se interrumpe o no alcanza un nivel terciario y/o universitario, el desafío que tiene por delante el sistema educativo actual y que necesita ser subsanado es la falta de fomento en la formación de oficios y carreras con alta demanda en el mercado, como por ejemplo la formación en la utilización de nuevas tecnologías, es fundamental que se trabaje individualmente en cada joven para que ingresen en el mercado laboral y realicen sus objetivos, tanto profesionales como personales”.
En ese sentido, Kroneberger indicó que “en el marco de la descentralización que nuestra provincia debe profundizar en temas de salud, comunicaciones, tecnológicos, administrativos, las escuelas de oficios deben estar más presentes que nunca en las localidades pampeanas”.

Oficio.
Para quien competirá con el precandidato macrista Carlos Javier Mac Allister en las internas del 17 de febrero, “los especialistas sostienen que la importancia de brindar herramientas educacionales a los jóvenes radica en que además de darles la posibilidad de acceder a un buen trabajo y con ello ser recursos activos de un sistema en crecimiento, les inculca el valor de la cultura del trabajo. Una de las graves falencias que tiene que lidiar el sistema moderno”.
Para el legislador de la UCR “es vital que los jóvenes ejerzan un oficio, que los estimule a adoptar nuevos hábitos y actitudes en conexión con las necesidades del desarrollo local para que sean partícipes del crecimiento de su comunidad a través de su esfuerzo. Hay que saber generar espacios de diálogo entre todos los sectores, para que los jóvenes crezcan con el interés genuino de ser además de empresarios, emprendedores sociales.