Inicio La Pampa General Acha: hacían pan pero vendían droga con "delivery"

General Acha: hacían pan pero vendían droga con «delivery»

"LA BANDA DEL PANADERO"

Tras varios meses de trabajo y luego de obtener la orden de allanamiento correspondiente, la Policía de La Pampa, a través de la División Toxicomanía de la Unidad Regional III, de General Acha, el Grupo Especial Policial y personal de Sección Canes de Santa Rosa, lograron desbaratar a una banda dedicada al tráfico de drogas. De acuerdo con la investigación, los sospechosos camuflaban la venta de estupefacientes con un comercio donde se hacían y vendían productos panificados. Hubo cuatro detenidos, una pareja, y otros dos hombres (todos mayores de edad) que serán indagados por el juez federal de Primera Instancia Juan José Baric, en Santa Rosa. Durante los procedimientos la Policía decomisó cocaína, marihuana, dinero en efectivo y un vehículo. Los detenidos fueron alojados en la alcaidía de la ciudad de General Acha, en tanto la mujer, fue traída a la Seccional Sexta de esta capital.
Conforme a la información brindada ayer por el Ministerio de Seguridad de la Provincia, la investigación demoró varios meses y finalmente el viernes la fuerza policial pampeana logró dar el golpe para desbaratar a la ahora conocida como «Banda del Panadero».

Allanamientos.
Tras recibir la orden del juez Baric, las distintas dependencias actuantes realizaron varios allanamientos en distintos puntos de la ciudad de General Acha. Los procedimientos fueron en un inmueble de la calle Mitre al 1200, donde además de la vivienda particular del investigado se encuentra anexa una fábrica de panificados. En ese lugar detuvieron a un hombre de 46 años, y también se procedió al secuestro -en distintos sitios de la casa y del comercio-, de cocaína y marihuana, dinero en efectivo y elementos útiles para probar la actividad ilícita. Toda la comercialización de drogas ilegales estaba enmascarada con un comercio de venta de panificados.

En una despensa.
Otro de los allanamientos se realizó en la calle Balcarce al 1200, en un comercio denominado «Despensa Mia», propiedad de otro de los investigados. El dueño y su pareja, jóvenes de entre 20 y 25 años, fueron sorprendidos por personal policial.
Al momento del arribo de los uniformados, el sospechoso arrojó un envoltorio bajo la heladera mostrador, que al ser constatado contenía 23 gramos de cocaína. En el local había otros jóvenes, los que fueron controlados y requisados, hallando estupefacientes en poder de dos de ellos.
En ese lugar se decomisó cocaína, marihuana, y floración de cannabis Sativa, dinero, elementos de prueba de importancia para la causa penal y un auto marca Chevrolet, que en su interior contenía algunos cigarrillos de marihuana («porros»).
La pareja quedó detenida a disposición del Juzgado Federal y los restantes poseedores de estupefacientes fueron notificados en libertad en la causa, ya que evidenciaban ser eventuales clientes y compradores de sustancia ilegal.
Por otro lado, se hizo un procedimiento en la vivienda de la pareja de comerciantes, ubicada en la calle España, y en su interior secuestraron más drogas (no se especificó cantidad ni tipo) y aparatos tecnológicos que serán sometidos a pericia judicial.
El último allanamiento se hizo en la calle Conesa al 1100, donde el personal policial detuvo a un hombre de unos 25 años que residía en un departamento junto a su pareja y a un niño de corta edad. Ahí también se secuestraron estupefacientes, dinero y otros elementos probatorios.